Investigación de delitos de difusión de fotos privadas o sexting

| |

El sexting es una práctica sumamente utilizada y, al día de hoy ha sido presentada en diversos programas de televisión, radio y en redes sociales. Es una práctica que tiene lugar por parte de los adolescentes, en gran medida por la facilidad de compartir contenido delicado en las redes sociales o a través de sus dispositivos móviles.

Para las personas que realizan esta práctica, pueden no llegar a parecer ningún riesgo la exposición de su intimidad, pero lo cierto es que puede ser el origen de grandes problemas que pueden traer vulnerabilidad.

Pero, ¿Qué es el sexting?

El sexting consiste en el intercambio, difusión o compartir contenido de categoría sexual, tales como videos, fotografías, entre otros medios que sean grabados de manera digital. Aunque la palabra sexting tiene referencia con una práctica sexual, dentro de España se utilizan como una referencia para la difusión de fotografías y videos de contenido sexual.

La difusión de este contenido puede ser realizado a través de redes sociales, SMS, mail, WhatsApp, entre otros.

El código penal se da la tarea de sancionar dos tipos de conductas, las cuales son:

  • La del receptor o destinatario de la imagen o grabación
  • La de los terceros que hayan reenviado o rebotado dicho contenido.

El sexting es violencia digital

El sexting se categoriza como una práctica de tipo violencia digital que una persona comienza a ejercer sobre otra, es decir, cuando un contenido de este tipo cae en manos de terceras personas sin que lo consintamos, es posible que comience a ser difundido o publicado con la única tarea de humillarnos e incluso de chantajearnos.

Todas las personas que practican el sexting no son conscientes que, aunque un contenido íntimo sea grabado por nosotros mismos, fácilmente puede caer en manos de otras personas. De esta forma, puede darse a lugar un ensañamiento o humillación pública, la cual deriva a un daño psicológico, depresión y exclusión social.

¿Qué pruebas pueden ser utilizadas en estos casos?

Un detective privado puede obtener las pruebas que sean pertinentes para presentarlas en una sede judicial, de esta forma se crea un acta donde se dispone que nuestro contenido intimo fue difundido sin nuestro consentimiento. Por lo tanto, puede ser certificado esta forma por conversaciones en WhatsApp, publicaciones en redes sociales, entre otros.

Indicios detectives Madrid somos la agencia que necesita, en nuestro equipo tenemos investigadores especializados. Son expertos que tienen los conocimientos, los equipos y la tecnología profesional para hacer la mejor labor con el fin de resolver su caso