El servicio de investigación privada de búsqueda y localización de personas: cómo proceder

| |

Los detectives privados tienen numerosas funciones. Habrás oído las famosas, como descubrir si tu pareja es infiel o si un trabajador está fingiendo una baja laboral. Pero los servicios de investigación privada tienen otros objetivos, además de los  ya mencionados.

Por ejemplo, obtener información para garantizar el buen desarrollo de actividades en exposiciones, ferias, convenciones…, comprobar que los progenitores pueden hacerse cargo de sus hijos, comprobar que lo mencionado en el currículum es verídico, investigar robos, localizar morosos, y un largo etcétera. 

En este artículo, ponemos el foco en la búsqueda y localización de personas, puesto que es un tema delicado y del que no se suele hablar mucho. La pregunta más frecuente es: ¿cómo proceder en estos casos?

Si quieres saberlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

¿Por qué buscar a una persona?

Las razones por las que se puede querer buscar a alguien son diversas y, aunque pueden parecer obvias, lo cierto es que no lo son. Hay quien piensa que estos servicios solo se utilizan cuando una persona desaparece, pero hay más casos. 

Se puede querer localizar a una persona por los siguientes motivos:

  • Identificar herederos
  • Personas que han desaparecido
  • Buscar familiares
  • Localizar morosos
  • Buscar a antiguos amigos y conocidos
  • Determinar direcciones, por ejemplo, para interponer una demanda 
  • Determinar los lugares de trabajo
  • Rastrear a personas

Es decir, estos servicios se resumen en la búsqueda de personas que han desaparecido involuntariamente o en localizar a otras personas con un fin determinado. 

¿Por dónde empezar?

La búsqueda y localización de personas es algo tan serio que puede parecer muy complejo, casi imposible. Pero en realidad, con unos profesionales bien formados y experimentados, además de una serie de pautas, el trabajo se vuelve mucho más sencillo. 

En primer lugar, los detectives privados que van a llevar a cabo la investigación, se reúnen con los clientes. Es entonces cuando estos expresan su angustia y su inquietud, a quién buscan y por qué. 

Y es que no será el mismo procedimiento si se trata de una persona que ha desaparecido no por voluntad propia, que de un amigo al que hace décadas que no ves. Por ello, hay que ser claro y conciso al explicar nuestros deseos y preocupaciones. 

En segundo lugar, se emplean los métodos más eficaces, a la par que los más modernos. No solo hablamos de técnicas y herramientas humanas, sino también tecnológicas. 

Por supuesto, en todo momento se lleva a cabo un procedimiento acorde a la ley. De lo contrario, las posibles pruebas encontradas pueden no ser válidas. 

Las mejores técnicas

Como hemos comentado, para buscar y localizar a personas que han desaparecido, ya sea voluntaria o involuntariamente, lo mejor es hacer uso de las mejores técnicas. Pero, ¿cuáles son?

Por ejemplo, investigar en registros públicos, así como en directorios, buscar por el DNI o expedientes administrativos, pero también por geolocalización mediante Internet en general y redes sociales en particular

Aunque, por supuesto, las técnicas son diferentes en función del caso: si la persona que se intenta localizar tiene problemas físicos o psíquicos, se usarán unas técnicas u otras; si es un menor, se llevará a cabo un procedimiento ligeramente distinto, etc. 

En IRIS, Agencia de detectives en Madrid, ofrecemos servicios para los tres ámbitos más relevantes: ámbito personal, familiar y empresarial. Llevamos a cabo investigaciones sobre conductas dudosas y menores. Además somos especialistas en la investigación de infidelidades, separaciones y divorcios. También trabajamos el ámbito profesional investigando bajas laborales fingidas y el absentismo laboral.