¿Por qué es imprescindible la investigación laboral en las organizaciones?

| |

La investigación laboral surge como respuesta a una demanda de los empleadores. Se trata de un servicio que aporta seguridad sobre la información que nos dan los trabajadores o candidatos, así como veracidad. 

Este tipo de investigación es muy importante en algunos aspectos de las organizaciones. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre la investigación laboral. 

¿En qué se beneficia una organización de una investigación laboral?

Como ya hemos comentado brevemente, la investigación laboral aporta una serie de beneficios a las empresas. Por ejemplo, se protegen los intereses de la misma, así como la seguridad del resto de empleados. 

Es una forma de evitar mentiras y fraudes, robos de información, fraudes, violencia de género, e incluso consumo de drogas y alcohol. Siendo estos una serie de actos y comportamientos recogidos por la ley como delitos laborales. 

En muchas ocasiones, la investigación laboral se hace para conocer mejor a los potenciales trabajadores. Y es que elegir al candidato perfecto conlleva una gran responsabilidad. 

Por muchas reuniones que se hagan, entrevistas por teléfono o cara a cara… Nunca se puede estar 100% seguro de que la persona es quien dice ser, es como parece y se comporta como asegura hacerlo. 

Sobre todo genera más inseguridad si el puesto para el que aplica el candidato es una vacante de alta responsabilidad o de un puesto ejecutivo. 

¿Por qué es importante una investigación laboral?

Las organizaciones son como son gracias, principalmente, al capital humano del que se componen. Es gracias a estas personas que obtienen la evolución, los éxitos y logros de objetivos… Al fin y al cabo, las personas en su día a día, en su trabajo, influyen enormemente en la cultura corporativa de las organizaciones. 

Es por esto que la selección de personal se vuelve un arma de doble filo: puede salir tan bien como puede ser un completo caos. Y, ¿cómo evitamos que la elección de un candidato se vuelva en nuestra contra? Muy sencillo, a través de una investigación laboral. 

Pero, ¿cómo se hace una investigación laboral?

Antes de nada, hay que identificar cuáles son los factores de riesgo a la hora de contratar a una persona. Para ello, se hace un análisis de la situación pasada y actual del candidato, buscando la información necesaria que asegure una disminución de los factores de riesgo. 

Pero también hay que fijarse en aquello que puede mejorar la eficacia y la eficiencia del desempeño del candidato. 

Es útil ponerse en contacto con personas que puedan dar referencias sobre el potencial trabajador. Pero, para ello, es imprescindible que el individuo firme una autorización donde explique y conceda al reclutador el permiso para comunicarse con esas personas. 

El candidato ofrece a la empresa datos primarios: información de su persona, trabajos previos, referencias laborales, grado de conocimiento y capacidades respecto al puesto al que se aplica, etc. Es entonces cuando la investigación laboral entra en juego, para corroborar estos datos o refutarlos. 

Más concretamente, algunas de las funciones que llevan a cabo los investigadores laborales, son las siguientes:

  • Recoger los datos pertinentes
  • Investigar los incidentes
  • Investigar los accidentes
  • Conocer los hechos que guardan relación con los accidentes, si se dieran
  • Reunir evidencias

En IRIS, Agencia de detectives en Madrid, ofrecemos servicios para los tres ámbitos más relevantes: ámbito personal, familiar y empresarial. Llevamos a cabo investigaciones sobre conductas dudosas y menores. Además somos especialistas en la investigación de infidelidades, separaciones y divorcios. También trabajamos el ámbito profesional investigando bajas laborales fingidas y el absentismo laboral.