¿Cómo mejorar el rendimiento y la productividad de los empleados?

| |

Tal y como dice la Real Academia Española, el rendimiento laboral es la relación que existe entre lo producido y los medios utilizados, como pueden ser mano de obra o materiales. 

Es decir, desde el punto de vista de una empresa, la productividad la determina el rendimiento laboral, siendo en este caso la relación que se guarda entre los objetivos y el tiempo necesitado para conseguirlos. 

Si tenemos empleados a nuestro cargo, bien sea porque estamos jerárquicamente por encima de ellos o bien porque somos los líderes de un grupo de trabajo, conviene saber cómo mejorar su rendimiento y productividad. 

A continuación, te contamos cómo puedes hacer esto para que tu empresa se vea beneficiada. 

Pero, ¿cómo se mide la productividad?

De acuerdo, ya sabemos que aumentar el rendimiento de los trabajadores es fundamental para lograr los objetivos propuestos. Pero, ¿cómo lo medimos?

Como hemos comentado, la productividad se refiere al tiempo que se tarda en hacer una tarea. Es por ello que hay que medir el tiempo que toma llevar a cabo una acción. De lo contrario, es imposible conocer si ha habido un aumento de la productividad o del rendimiento. 

Si medimos el tiempo, que es un recurso fundamental y, a veces, olvidado, podremos conseguir utilizarlo de una forma más eficiente. 

Así que, ¿qué medimos para conocer nuestro rendimiento?

  • El tiempo y trabajo que se dedica, específicamente, a trabajar. Hay que ser muy concreto, nada de incluir en este apartado las pausas para tomar el café o los cinco minutos de descanso cada tres horas. 
  • Conoce la capacidad de productividad, tanto de los empleados como de la empresa, para así poder hacer mejoras realistas. 
  • Presta atención a cómo se trabaja y cómo se hace la gestión del tiempo. Y es que sabemos de sobra que hay empresas donde el tiempo dedicado a hacer tareas es reducido, pudiendo perfeccionar cómo este se gestiona. 

Consejos para mejorar la productividad laboral

Una vez establecido qué es la productividad laboral y cómo podemos medirla, es el momento de conocer cómo podemos mejorarla. No estamos hablando de aumentar las horas de trabajo, sino de hacer que las horas que ya se trabajan tengan más valor

Y es que trabajar más horas, demasiadas, puede ser perjudicial para el rendimiento y la productividad. 

Permite los descansos

Si bien es cierto que los descansos en horario laboral hacen que se reduzca ligeramente la jornada de trabajo, en realidad hace que las horas trabajadas se aprovechen más. Y es que favorecen la concentración.

Favorece la formación constante

Las empresas que promueven la formación continua de sus empleados aumentan considerablemente su productividad. Esta herramienta no solo hace que los trabajadores tengan más conocimientos, sino que además estarán más motivados

Motiva y ofrece recompensas

Esta es una manera muy sencilla de hacer que los empleados sientan una mayor satisfacción y compromiso con la empresa. Es una forma de adquirir el sentimiento de pertenencia tan buscado por muchos. 

Ya no se trata de incentivos económicos única y exclusivamente. Hablamos de una mejora en el clima y ambiente laboral cuando se reconocen los logros conseguidos, detalles nimios que para la empresa no suponen casi ningún gasto pero para el trabajador resultan ser una motivación, la posibilidad de ascender dentro de la empresa…

Impulsa el trabajo en equipo

Cuando hay un ambiente colaborativo se trabaja más y mejor que cuando el clima es competitivo o individualista. Si se comparten los proyectos, las ideas y los problemas, se puede llegar a muchos otros puntos de vista, creando lazos, mejorando la comunicación, estimulando la creatividad… Es decir, se aumenta la productividad laboral. 

Comunica eficientemente

Tiene que haber una adecuada comunicación, tanto interna como externa. Es la única manera de coordinar proyectos, colaborar con otros departamentos, etc. 

Invierte en programas de bienestar

El estrés por el trabajo, actualmente, es un problema muy serio al que hay que darle la importancia que merece. Además, los empleados estresados son lo opuesto a una mejora en el rendimiento laboral. 

Hay diversas maneras de conseguir el bienestar de los trabajadores: medir su nivel de satisfacción, promover programas de mindfulness, crear espacios de trabajo saludables, promover el ejercicio…

Somos un Despacho Profesional dedicado a la Investigación Privada, con una amplia experiencia profesional en todos los ámbitos de la Investigación.