¿Qué tipo de delito puede ser investigado por un detective?

| |

La actuación del detective privado genera mucha expectativa entre los clientes, ya que existen muchos factores que pueden limitar su función, en razón a sus potencialidades, experiencia y dominio emocional. 

Es importante dilucidar qué tipo de delitos pueden ser investigados por un detective privado, sobre todo, cuando se toma la decisión de contratar sus servicios. 

El detective privado es una figura que puede ayudar mucho en la investigación, todo depende de las características que tenga el delito y de su relación con el caso. 

¿Qué tipos de delitos puede investigar un detective privado? 

El detective privado tiene la potestad de poder obtener cualquier tipo de prueba, mediante la labor de investigación que realice. Estas pueden ayudar a resolver algún hecho punible, así sea de carácter privado. 

La legislación española establece en su Ley de Seguridad Privada, que el detective, dentro de su investigación, tendrá la oportunidad de realizar averiguaciones para la obtención de información veraz y de cualquier tipo de pruebas, relacionadas con todos aquellos delitos perseguibles a instancia de parte, o por el encargo hecho de todos los sujetos legitimados dentro del proceso penal. 

¿Cuáles son los “delitos solo perseguibles a instancia de parte”?

Este tipo de delitos son los contemplados en el Código Penal, en los cuales solamente la persona presuntamente agraviada, es quien puede ejercer la acción penal a través de una denuncia. 

Por esta razón, se sostiene que un detective privado podrá investigar un delito cuando es solo perseguible a instancia de parte, según la ley española, la cual identifica estos tipos de delitos como privados o semipúblicos. 

El detective privado está vetado para ejercer cualquier tipo de actuación en delitos públicos, a menos que la autoridad competente lo inste a prestar su colaboración ante cualquier funcionario judicial que se lo solicite. 

Delitos privados establecidos en el Código Penal 

El Código Penal español contempla como delitos privados solamente las injurias y las calumnias. Los delitos semipúblicos susceptibles de ser perseguibles solamente a instancia de parte, son aquellos que no pueden ser perseguidos de oficio por parte del Ministerio Fiscal o los cuerpos de Seguridad Estatal. 

Un ejemplo de ellos lo constituyen los delitos societarios, siempre y cuando no llegue afectar a un número de personas o al interés general, ya que pasarían a ser perseguidos de oficio. 

Delitos que no están sujetos a investigación por un detective privado   

Cabe señalar que todos aquellos delitos públicos o semipúblicos que puedan ser perseguidos de oficio, no pueden ser objeto de investigación por un detective privado. 

En este sentido, los delitos públicos podrán perseguirse dentro de su competencia por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los semipúblicos por el propio Ministerio Fiscal

Se ha hecho costumbre, en muchos casos, que se comiencen actuaciones referentes a una investigación, sin que pueda determinarse si el delito es público o semipúblico. 

En este caso, el detective privado tiene la libertad de seguir desempeñando sus funciones, hasta tanto tenga contundentes sospechas con respecto al delito, que en el momento más oportuno deberá denunciar ante la autoridad competente. 

La autoridad continuará orientando las gestiones, contando siempre con la colaboración del investigador privado. El detective, por su parte, deberá colocar a disposición de la justicia el cúmulo de pruebas obtenidas, en las que apoye sus sospechas. 

Estas actuaciones son una forma de salvaguardar y otorgar legitimidad a ciertas informaciones, que parecían en un comienzo parte de la investigación del detective privado, pero que, por diversas razones, lograron mutar durante el transcurso del servicio, a otras actuaciones que no tienen ningún tipo de asidero jurídico. 

Actuación de un detective privado 

Un detective privado es aquella persona que, con profesionalidad, es capaz de investigar cualquier delito apoyándose en la tecnología, la cual le permite el uso de cámaras y micrófonos. 

Para un detective los detalles son relevantes, es él quien debe detectar las pistas, sin menospreciar ningún tipo de información que pueda ser vital durante la investigación del delito.   

En el caso de los detectives privados, la ética y los valores tienen trascendental importancia, al igual que la seguridad y el respeto, cuando se trata de aportar todo lo recopilado, usando la mayor experticia.

En IRIS, Agencia de detectives en Madrid, ofrecemos servicios para los tres ámbitos más relevantes: ámbito personal, familiar y empresarial. Llevamos a cabo investigaciones sobre conductas dudosas y menores. Además somos especialistas en la investigación de infidelidades, separaciones y divorcios. También trabajamos el ámbito profesional investigando bajas laborales fingidas y el absentismo laboral.

Artículos relacionados: