¿Puedo utilizar los servicios de un detective privado como prueba en un juicio?

| |

Esta es una de las preguntas más recurrentes de nuestros clientes, pues les inquieta saber si es legal o no, utilizar los servicios de un detective privado como prueba en un juicio. 

Además, priva la incertidumbre de contratar un servicio que al final cause problemas a la persona que contrata, y no resulte la investigación ante un juez.

Es imperativo darles a conocer a nuestros clientes que, la validez de las pruebas que presente un detective privado, tiene que responder a 3 criterios:

  1. La acreditación y tarjeta profesional del privado.
  2. La veracidad del informe apoyado en pruebas.
  3. El respeto de los derechos fundamentales del investigado.

Si el informe documentado por el detective privado cumple con las exigencias de la Ley de Seguridad Privada, es un medio de prueba que será aceptado en los juzgados de España

Acreditación del detective privado

Ten mucho cuidado con los farsantes profesionales en este campo. Verifica antes de contratar el servicio de detective privado, que el profesional cuente con la acreditación necesaria, ejemplo: que posea la licencia de detective expedida por el Ministerio del Interior.

No confíes en las promociones de detectives que abundan en las páginas de internet, generalmente son servicios ilegales. Estos detectives falsos cometen una infracción grave, según la legislación vigente y sus pruebas no serán válidas ante un Tribunal.

Contratar a un falso detective también te afectará, y no quedarás exento a cometer infracciones graves que podrá traer consecuencias. 

El relato documentado del detective como medio de prueba 

El texto del informe del detective privado debe centrarse en narrar y documentar lo que ha visto y escuchado en el tiempo que dure la investigación. 

El relato debe ser secuencial y cronológico sobre las actividades realizadas por el objeto de investigación que, luego deberán ser convalidados en la sede judicial. 

El informe es un testimonio documentado e imparcial sobre el objeto investigado. Es necesario evitar las dudas sobre lo expresado en el informe, por lo que hay que mostrar pruebas para darle veracidad a lo escrito

Ejemplo, si en el informe se señala que el investigado entró a una panadería, y se presenta la prueba de ello, apoyada en recursos multimedia, no habrá razón para dudarlo. 

Es importante que los clientes sepan que el detective no es la prueba, es el profesional que lleva a cabo la investigación. La prueba es su informe, y este debe contener fotografías, vídeos u otros recursos multimedia, que tributen con la investigación. 

Si tiene la formación universitaria que lo avale, el detective privado puede actuar como perito informático para emitir un informe y consignarlo ante la sede judicial.

Ley 1/2000 de enjuiciamiento civil y el trabajo del detective privado

Esta Ley considera al trabajo del detective privado como una forma de prueba testifical distinta y específica de cualquier otra, porque el Tribunal Supremo acepta a estos profesionales como “testigos cualificados” en un proceso judicial.

Esta misma ley regula el interrogatorio que se le formule al detective privado en un proceso judicial. El interrogatorio se circunscribe únicamente a los hechos que están escritos en el informe.

¿Cuándo es inválido el informe del detective privado?

En principio, no es válido el informe de un detective privado cuando este carece de título universitario que lo avale para tal fin.

Igualmente, no es válido un informe de detective privado que haya vulnerado los derechos fundamentales de la persona investigada, bien sea porque obtuvo la información de forma ilícita; invadió la intimidad, interceptó comunicaciones ajenas o haber dado lugar a un delito.

Es importante acotar que no debe prestarse a confusión la vida privada de la intimidad. La intimidad está protegida, y se refiere al interior de una casa o domicilio.

Un detective privado puede indagar sobre la vida privada del ente investigado, para recabar las pruebas necesarias en un juicio. Aunque la investigación tiene límites, no “todo vale” en el contexto de una investigación. 

Un detective privado lo sabe y está obligado a respetar los límites, si quiere que su informe sea válido en un juicio.

A modo de ejemplo, la Ley de Seguridad Privada estipula que: El detective privado no puede participar en una investigación de delitos. Esta investigación corresponde a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad exclusivamente. 

En síntesis, los detectives conocen la Ley y saben sus límites y no es usual que un detective privado vulnere los derechos fundamentales de una persona. Si estas condiciones, junto a otras, son respetadas, las pruebas que se expongan en un juicio serán totalmente útiles y valederas.

Es imperativo contar con los servicios de un detective privado, debidamente certificado cuando hay casos como: custodia de menores, posibles bajas falsas, incumplimiento de régimen de visitas u otros, en los cuales las pruebas documentadas son necesarias ante un juez.Nuestro equipo de profesionales tiene en cuenta todos los requisitos de ley y los cumple a cabalidad, para nosotros la validez del informe es crucial, pues sabemos la necesidad del cliente y lo que se necesita en un juicio. Consúltanos, nuestras investigaciones serán útiles y valederas para acreditar los hechos en un juicio.

En IRIS, Agencia de detectives en Madrid, ofrecemos servicios para los tres ámbitos más relevantes: ámbito personal, familiar y empresarial. Llevamos a cabo investigaciones sobre conductas dudosas y menores. Además somos especialistas en la investigación de infidelidades, separaciones y divorcios. También trabajamos el ámbito profesional investigando bajas laborales fingidas y el absentismo laboral.