Funciones de detectives para la custodia de menores

| |

La custodia compartida de menores es una situación legal en la que, por una separación o divorcio, los progenitores se reparten la custodia legal de sus hijos menores de edad. Los padres tendrán las mismas condiciones, derechos y deberes sobre sus hijos.

Esta situación es muy delicada, sensible y dolorosa, y puede llegar a generar conflicto, especialmente una vez el juez haya tomado la decisión. Por esto, hay muchos progenitores que buscan los servicios de un detective privado, para así investigar la custodia compartida o, en algunos casos, monoparental. 

Las situaciones en las que los padres requieren la ayuda de un investigador suelen ser situaciones extremas, donde hay factores que han pasado inadvertidos por el juez y podrían ser decisivos en su decisión. Quizás se quiera aportar pruebas, por ejemplo, de que el hijo estará en peligro con uno de los progenitores. 

Dicho esto, ¿cómo de importante es el papel de los detectives privados en la investigación de la custodia compartida de menores? A continuación, te lo contamos. 

¿Cómo ayudan los detectives privados a decidir la custodia compartida de menores?

Los detectives privados aportan las pruebas necesarias en los juicios, en los casos de custodia. 

Lo más habitual es demostrar que el menor no se encuentra con el progenitor, aun cuando este debería estar bajo su cuidado. Y es que hay algunos progenitores que dejan a sus hijos a cargo de familiares, no lo ven en toda la semana, apenas están con ellos, etc. 

Otra situación común es la necesidad de investigar los malos cuidados por parte del padre o madre. Aunque el hijo esté con el progenitor, a diferencia del caso anterior, quizás estos pasan el día en bares, tiendas, en casas de apuestas… Lugares inadecuados para niños. 

También suele investigarse a alguno de los progenitores antes de recoger al menor, observándole consumir alcohol y, posteriormente, ya con el menor, coger un vehículo. 

En definitiva, hay situaciones en las que los detectives privados son los únicos capaces de aportar pruebas para que el juez tome la decisión adecuada. 

Otros aspectos

  • Una de las dudas más frecuentes es si un detective privado puede aportar pruebas en un proceso de divorcio para la custodia del menor. Y la respuesta es que sí, siempre y cuando los detectives privados estén legalmente habilitados.

Esta es, además, la única vía para investigar y aportar informes válidos que influyan en la decisión del juez. 

  • Y, ¿quién puede contratar al investigador privado en un caso de custodia? Los progenitores son quienes contratan el servicio de los detectives privados. De todas formas, hay situaciones en las que son abuelos, tíos u otros familiares, los que contratan a estos profesionales. La razón por la que se da esto es que se sabe que los progenitores son incapaces de cuidar bien de sus hijos, lo que sería perjudicial para los menores. 
  • También es común preguntarse cómo proceder cuando se quiere utilizar los servicios de un detective privado en los casos de custodia del menor.

Lo fundamental es llegar a un acuerdo con el abogado, tener su asesoramiento y conformidad en el asunto. Este será quien, dentro del procedimiento abierto, defenderá a su cliente, sus intereses, y llevará a cabo una estrategia adecuada. 

Es por esto que la comunicación entre el abogado y el investigador privado se vuelve imprescindible, tanto para el informe como para las pruebas. Si, finalmente, hay pruebas, será el abogado quien decida si es adecuado presentarlas. 

No solo esto, sino que también será el abogado quien cite al detective a declarar, para corroborar el informe que se ha aportado. 

Indicios detectives Madrid somos la agencia que necesita, en nuestro equipo tenemos investigadores especializados. Son expertos que tienen los conocimientos, los equipos y la tecnología profesional para hacer la mejor labor con el fin de resolver su caso