¿Cuáles son las consecuencias legales de una baja fingida?

| |

La baja laboral está contemplada como un derecho del trabajador, y le asiste cuando hay una incapacidad laboral temporal para cumplir su trabajo, bien sea por enfermedad común o porque haya sufrido un accidente laboral.

En el Estatuto del Trabajador está asentado claramente que el asalariado incapacitado temporalmente, debe cooperar para recuperar su salud y no podrá realizar personalmente o a través de terceros, trabajos discrepantes con su trabajo mientras dure la baja temporal. 

El trabajador no debería fingir un accidente, enfermedad o baja laboral.

No obstante, el empresario puede activar su derecho de control, para certificar que el trabajador ciertamente este cumpliendo con su deber. En estos casos, la investigación privada es el medio idóneo para descubrir una baja médica fingida

Los detectives privados usualmente ofrecen el servicio para investigar a un trabajador por admisible baja fingida. Las estadísticas muestran que las bajas por incapacidad laboral transitoria (ILT) son engañosas en un 20% de los casos.

Consecuencias de una baja laboral fingida 

Las bajas laborales engañosas tienen graves consecuencias para el trabajador; pues se estima que es una falta grave, por lo que se expone a ser suspendido del empleo, sin sueldo entre 11 y 60 días, o puede ser despedido por baja fingida procedente y sin reparación. 

¿Cómo acusar una baja fingida?

El empresario tiene que aportar las pruebas legales necesarias para acreditar una baja fingida por parte del trabajador.

¿Cómo demostrar la baja fingida?

Para demostrar la baja fingida hay que realizar un informe de investigación laboral, esto puede hacerlo un detective privado capacitado para develar los hechos tras una investigación. 

En principio, este profesional indagará en las redes sociales, para luego hacerle un seguimiento al caso y verificar si el trabajador está cumpliendo con su deber de cooperar en su recuperación.

O precisar que está realizando otra actividad incompatible, simula un padecimiento o sencillamente está fingiendo.

Si el informe de investigación laboral demuestra que el trabajador finge, el empresario tiene una prueba legal para suspender el sueldo o el empleo.

Puede también formalizar un despido disciplinario.

¿Dónde hacer la denuncia por baja fingida? 

Las denuncias se formalizan ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y para que sea efectiva debe presentar las pruebas de la baja fingida o los indicios de esta.

En muchos casos, conversar con el trabajador que engaña es suficiente para proceder a arreglar el despido, o llegar a un acuerdo y no ir a juicio. 

Bajas fingidas difíciles de demostrar

A diferencia de otras patologías, como una lumbalgia, esguince, roturas o enfermedades comunes como resfriados, fiebre, etc., las bajas por depresión o por ansiedad son afecciones complejas de diagnosticar, pues no revelan síntomas físicos.

El diagnóstico médico se basa en lo que expresa el paciente en la consulta y se parte de la buena fe de las respuestas. 

Las bajas laborales por estos estados anímicos son habituales; más del 59% de los trabajadores padece algún tipo y así lo registra el Instituto Nacional de Estadística. 

Aunque son difíciles de demostrar, en estos casos, la investigación consiste en verificar que el trabajador no está consumiendo alcohol, porque los medicamentos para este tipo de estado anímico, son incompatibles con la bebida.

El trabajador no puede estar ebrio, pues sería un indicio de que no está sufriendo de ansiedad o depresión, sencillamente está fingiendo. 

La investigación privada está avalada por sentencia

Una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia respalda la contratación de un agente privado por parte de una empresa, ante la sospecha de baja fingida de un empleado.

También avala el despido procedente apoyado en el informe de investigación laboral que presenta el detective como prueba judicial incriminatoria.

En Culmas Detectives nos dedicamos exclusivamente a la investigación privada.
Somos una agencia de detectives privados en Madrid que presta servicio tanto a particulares y empresas como a Mutuas y Seguros.
Tratamos temas como infidelidades, bajas fingidas o competencia desleal entre muchos otros.
Cada caso es diferente, por ello, tratamos cada caso de manera totalmente personalizada.