Buscar artículos

Los imprescindibles de la gastronomía segoviana, ¿cuáles son?

EL COCHIFRITO Publicado: 17 de enero de 2022

Tanto si vives en Segovia como si vas a visitar la ciudad castellanoleonesa, has de conocer los platos típicos de la región. Si bien es cierto que el cochinillo es el más conocido, del que hablaremos más adelante, no es el único. 

Y es que Segovia tiene mucho que ofrecer, tanto cultural como gastronómicamente. Si quieres conocer qué probar en tu visita a la ciudad del famoso Acueducto, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Comer en Segovia

La forma de cocinar en esta ciudad de Castilla y León es muy peculiar. Se siguen técnicas tradicionales a la par que se utilizan en las recetas los productos de mayor calidad. Es así como se consiguen los sabores tan únicos y auténticos de la cocina segoviana. 

Sin lugar a dudas, no se nos ocurre mejor destino al que acudir, ya sea una visita express o una estancia de unos cuantos días. Y es que esta ciudad, al pie de la sierra de Guadarrama, tiene muchísima historia y mucho de lo que aprender

Encontramos el apogeo de esta ciudad castellano leonesa en la Edad Media, gracias al auge de la industria pañera, que no es más que la industria dedicada a la producción de paños. Fue entonces cuando se construyeron conventos y monasterios góticos que a día de hoy podemos visitar. 

Hay numerosos lugares que puedes visitar si acudes a Segovia. Lo ideal es que repartas el tiempo sensatamente: acudir a algunos sitios para hacer hambre y, por la tarde, después de una buena comida en un gran restaurante, ver otros tantos. Así, hasta la llegada del atardecer y anochecer, que dan un aire mágico a la ciudad. 

Entre los lugares que puedes visitar, se encuentran el famoso Acueducto, que lleva 2000 años en pie y tiene 15 km de longitud. Frente a este, la Plaza de Azoguejo, donde antiguamente estaba el comercio. 

La Casa de los Picos y la Plaza de las Sirenas también son espacios muy interesantes de visitar. La segunda puede recordar a las plazas italianas. Otro destino, quizás poco turístico para lo que se merece, es la Iglesia de San Martín, un templo mozárabe y románico en pleno centro de la ciudad, que data del siglo XI y, en la Edad Media, constituía una de las zonas más importantes de la ciudad. 

Por supuesto, no puede faltar la Judería, un barrio en el que vivía la población hebrea antes de que esta fuera expulsada por los Reyes Católicos en 1492. Hay muchos otros lugares que visitar, como la Plaza Mayor, la importante Catedral de Segovia o la Muralla

Y, como no iba a ser de otra manera, es imprescindible la visita a un restaurante segoviano. Es ahí donde tienes que probar, sí o sí, uno de los platos que te vamos a comentar a continuación. ¡No te los pierdas!

Judiones de la Granja

Este guiso tiene su origen en el pueblo de La Granja de San Ildefonso, declarado conjunto Histórico Monumental y municipio español que pertenece a la provincia de Segovia. Es muy habitual encontrar este plato entre los menús turísticos, sobre todo junto al cochinillo y al ponche segoviano. 

Pero, ¿en qué consiste exactamente el guiso? Son grandes judías blancas que, en un inicio, servían para alimentar a los animales. Estas judías, judiones, se guisan con sofrito y diferentes tipos de carne de cerdo, que puede ser chorizo, morcilla, jamón, tocino y muchos más. 

Cordero asado

El cordero asado se puede comer en todo Castilla y León, pero destaca en Segovia. Este plato consiste en el lechazo o cordero lechal, que es la cría de la oveja, muy joven, asado al horno. Pero no de cualquier manera, sino en cazuela de barro. Además, se sirve con patatas.

El cordero asado es una carne muy tierna, jugosa, crujiente y sabrosa, de la que no te arrepentirás si la pruebas. De todas maneras, es posible que, cuando vayas de restaurante en restaurante, encuentres chuletas de cordero, diferentes al típico cordero asado. 

Sopa castellana

La sopa castellana, o sopa de ajo en algunas ocasiones, es un claro ejemplo de la cocina de aprovechamiento. A día de hoy, quizás has oído hablar de esta técnica como trash-cooking, pero lo cierto es que lleva centenares de años existiendo. Esta consiste en sacarle el máximo partido a los alimentos para no tirarlos a la basura. 

Tiene como finalidad no desperdiciar comida, ni en los hogares ni en los establecimientos. Es así como surge la sopa castellana, a base de pan duro, huevo, caldo con ajo, taquitos de jamón y pimentón. 

También se sirve en cazuela de barro, así que es una opción excelente si acudes a Segovia en invierno y no sabes cómo entrar en calón. 

Torreznos

Si bien es cierto que es en Soria donde los torreznos son más conocidos, también cobran importancia en la ciudad segoviana. Son tiras fritas de piel de cerdo y son la tapa perfecta mientras esperas al plato principal (¡o platos principales!).

Caldereta

En muchos pueblos segovianos puedes encontrar caldereta cuando hay fiestas patronales. Esto se debe a que resulta sencillo de cocinar para mucha gente. Pero, ¿en qué consiste este plato?

Se trata de un guiso de carne de cordero con patatas y especias. Aunque suena similar al cordero asado, es ligeramente distinto, gracias a las especias y al contexto en que se come. Si quieres seguir la tradición al máximo, tienes que comer la caldereta junto a una copa de vino y un trozo de pan. 

Ponche segoviano

El ponche segoviano es un postre de lo más típico en Segovia, y consiste en bizcocho clásico relleno de crema, cubierto por mazapán y azúcar glass. En los menús del día suele aparecer como opción en la sección de postres, pero también puedes comprarlo en pastelerías como merienda. 

El que no te puedes perder: el cochinillo segoviano

Por último, pero no por ello menos importante, encontramos el cochinillo segoviano. Sin lugar a dudas es un imprescindible en la gastronomía castellanoleonesa. El cochinillo se asa en cazuela de barro y, al hacerse correctamente, se convierte en un plato crujiente a la par que tierno. 

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://www.elcochifrito.com/#

El cochifrito es un restaurante que nace de la pasión de Julian Santos, su dueño, por la cocina.

Con más de 35 años de experiencia en el sector, esta empresa familiar, tiene como objetivo compartir este manjar segoviano con todo el público que les visita.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Nutrición