Buscar artículos

El menú del día que se adapta a ti: ¿cuáles son sus ventajas?

EL COCHIFRITO Publicado: 20 de diciembre de 2021

A menudo, elegir qué y dónde comer se convierte en un quebradero de cabeza. Hay tantas opciones que parece imposible decantarse por una de ellas. Sobre todo cuando vamos en grupo, ¿cómo vamos a contentar a todos?

La solución es fácil, y es acudir a un restaurante donde tengan menú del día. Es una opción saludable, con miles de opciones… que, sin duda, satisfará a todos. A continuación, te contamos las ventajas de elegir el menú del día. 

Más que satisfecho

Una preocupación que tienen muchos clientes es si van a quedar satisfechos con su pedido o no. Es algo que suele pasar cuando piden raciones o tapas, y es que no hay forma de medir las cantidades en función del apetito. ¡Cada comensal es un mundo!

Pero los menús del día, habitualmente, están hechos para que no te quedes con hambre. Se acostumbra a servir grandes cantidades de comida (a veces demasiado), para que ningún cliente tenga la necesidad de pedir algo más. 

Así que, con un menú del día, no solo vas a terminar lleno, sino que no vas a tener que pensar mucho y hacer cálculos. “¿Cuántas raciones pedir si somos 6 y tenemos muchísima hambre?” ¡Olvídate de eso!

Bebida y postre incluidos

La de veces que no habrás pedido un vaso de agua en un restaurante por miedo a que te cueste la vida una copa de vino o una mísera cerveza. Bien, pues con el menú del día esto no será un problema. 

Podrás elegir la bebida que quieras (normalmente a elegir entre agua, vino y refresco) sin preocuparte por lo caro que te va a salir. 

Además, ¿qué me dices del café de sobremesa? Un capricho al que muy pocos están dispuestos a renunciar. Aunque no suele ser muy caro pedirlo fuera del menú del día, a nadie le viene mal ahorrarse un par de euros.

Y no nos olvidemos del postre… Esa tarta de la abuela o el arroz con leche tan típicos de los menús del día. Da igual lo mucho que te hayas llenado, siempre hay hueco para el postre.  

Comida casera y comida recién hecha

De vez en cuando, a todos nos apetece comer menos bien, eso está claro. Pero la comida basura o ultraprocesada tiene que ser la excepción y no la norma, así que lo ideal es buscar comida casera allá donde vayamos. 

En los restaurantes donde hay menú del día, lo más común es que la comida la hagan ellos. Y eso no es solo más saludable que alguna franquicia de comida rápida, sino que también apetece más. 

No solo es comida casera, sino que también es comida recién hecha. Nada de llevar dos días en la nevera, esperándote. Esto hace que lo que pidas sepa mejor y puedas digerirlo más fácilmente. 

Encuentra el equilibrio

Como hemos comentado, los menús del día son, frecuentemente, cantidades inmensas de comida. Así que tienes la opción de encontrar el equilibrio (“tu” equilibrio, en cualquier caso) entre primer y segundo plato, y postre. 

¿Que tienes poca hambre? Puedes elegir un primero más ligero, como una ensalada, y un segundo plato más contundente, como carne con patatas. Aunque siempre puedes escoger todo más light, o todo lo contrario. En definitiva, el menú del día se adapta a ti, no tú a él. 

A buen precio

Los menús del día se han ido democratizando con el paso del tiempo, y son asequibles para casi todo el mundo. Los precios suelen ir desde 10 hasta 15€, y la cantidad y calidad no suelen variar mucho. 

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://www.elcochifrito.com/#

El cochifrito es un restaurante que nace de la pasión de Julian Santos, su dueño, por la cocina.

Con más de 35 años de experiencia en el sector, esta empresa familiar, tiene como objetivo compartir este manjar segoviano con todo el público que les visita.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Nutrición