Aprovecha el aire libre y transmite valores: ¿cuáles son las ventajas de tener terraza en un bar?

| |

En España tenemos una enorme cantidad de tradiciones, pero una de las más importantes es la de tomar algo en las terrazas de los bares. Haga buen o mal tiempo, seas fumador o no, haya mucha o poca gente… la terraza siempre es una buena alternativa de ocio. 

Si bien es cierto que, años atrás, las terrazas eran algo para el verano, actualmente se han convertido en un elemento todoterreno de los bares. Esto es gracias a la calefacción que permite, sobre todo a los fumadores, disfrutar al aire libre de sus consumiciones. 

Los bares encuentran diversas ventajas al tener terraza. A continuación, ¡te las contamos!

Las ventajas de tener terraza en un bar, ¿cuáles son?

Al aire libre

Lo principal, es que los clientes podrán disfrutar de sus comidas y bebidas al aire libre. Y es que, bastante tiempo estamos encerrados entre cuatro paredes: en el trabajo, en casa haciendo las tareas del hogar… A veces se agradece, pero otras apetece sentir la brisa, el sol en la cara, incluso alguna que otra gota de los árboles. 

Los fumadores

Desde 2006 y 2007, cuando entró en vigor la medida que prohibía fumar en el interior de los espacios públicos (trabajo, restaurantes, lugares de ocio en general y un largo etcétera), raro es el fumador que elige, por voluntad propia, tomar algo dentro de un bar.

Es decir, no tener terraza reduce a tus potenciales clientes y, por tanto, tus beneficios económicos. 

Además, con la evolución de la tecnología y el incremento de la necesidad de satisfacer los deseos de los clientes, en invierno aparecen las calefacciones en las terrazas. Esto hace que sea más agradable el tiempo invertido en el bar. Gracias a esto, ¡incluso aparecen no fumadores que prefieran consumir en la terraza en invierno! 

Amplía la capacidad del local

Si tienes la posibilidad de tener una terraza en tu local, ¡hazlo! Ya solo porque tendrás más aforo. Esto se traduce, evidentemente, en mayores ganancias. 

Sobre todo en tiempos de COVID-19, con los aforos máximos reducidos en el interior de los locales, la terraza puede ser una gran solución para no perder tanto dinero, tantos clientes. 

Por ejemplo, si en tu bar caben unas 30 personas aproximadamente, una terraza con 3 o 4 mesas puede suponer un 25% extra de la capacidad de tu local. Es decir, con una pequeña inversión puedes tener un aumento de clientela considerable.

Transmite valores 

Si tienes un bar (o cualquier negocio, en realidad), sabrás que prácticamente todo lo que hagas va a significar algo para los clientes o potenciales clientes: la carta del menú, la tipografía, tu logo, las ofertas, el color del suelo, el tamaño de la barra… Y, cómo no, la terraza. 

Además, la terraza es casi lo primero que se ve desde el exterior de un local, y esta dice mucho. Así que puedes jugar con la estética de la misma para que transmita los valores que quieres comunicar.

No solo esto, sino que una terraza llena invita a sentarse. De acuerdo, un interior también, pero no de la misma manera. El bullicio de las terrazas nos incita a sentarnos, casi prometiéndonos un buen rato.