Gimnasia hipopresiva – La mejor solución para la diástasis abdominal

| |

¿Sabes que probablemente siempre te has equivocado al hacer abdominales? Los abdominales son, sin duda, los músculos más entrenados del gimnasio, pero por desgracia este entrenamiento no se hace correctamente

Por esta razón no se obtienen los resultados deseados con un vientre plano y a menudo se producen lesiones y problemas de espalda. Muchas personas piensan que el entrenamiento de los abdominales sirve para reducir la cintura o disminuir el vientre a fin de lograr una figura esbelta.

Sin embargo, los músculos abdominales juegan un papel mucho más importante para nuestro cuerpo. Por nombrar sólo algunos:

  • La estabilización de la columna vertebral.
  • La estabilización de la protección del tronco de los órganos internos.

¿Cuáles son los errores más comunes realizando abdominales?

Necesitas saber dos cosas muy importantes sobre los «abdominales clásicos»: el abdominal clásico realizado acostado y doblando el tronco aumenta la presión dentro del abdomen. El exceso de presión llega al suelo pélvico, que puede llegar a debilitarse. 

Si se debilita, pierde su función de apoyo a los órganos pélvicos. En el caso de las mujeres puede causar incontinencia urinaria y prolapso. El abdomen clásico funciona principalmente en el recto del abdomen y los oblicuos externos e internos. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia es posible trabajar en la parte transversal del abdomen.

Lo más importante es fortalecer los músculos que flexionan la espalda. Por lo tanto, si queremos mejorar la postura, proteger la espalda, reducir la circunferencia de la cintura y prevenir las lesiones del suelo pélvico, debemos trabajar el transverso del abdomen.

El creador de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, el fisioterapeuta Marcel Caufriez, ha desarrollado la técnica para tratar la incontinencia urinaria. Marcel observó que las mujeres después del parto sufrían de incontinencia urinaria y abdomen hipotónico (el vientre hacia fuera). 

Los abdominales clásicos en estas mujeres, no sólo no redujeron la cintura, sino que aumentó la disfunción del suelo pélvico y el prolapso.

Por eso, hace unos 25 años, inventó esta técnica con el objetivo de tonificar el cinturón abdominal y no causar efectos negativos en el suelo pélvico. La principal diferencia con los abdominales clásicos es que aumenta la presión en el abdomen y empuja los órganos hacia el suelo pélvico. 

A largo plazo, su práctica continua conduce a un aumento del tono del suelo pélvico y del cinturón abdominal, reduciendo significativamente el perímetro abdominal y el riesgo de incontinencia urinaria. 

¿Cómo funciona la gimnasia hipopresiva? 

Aunque hay un sinfín de posiciones diferentes para realizar esta técnica, algunos parámetros se repiten en la mayoría de los casos. 

Posiciones de las articulaciones

Rotación interna del brazo, codos flexibles con fuerza externa, manos abiertas, pequeña rotación interna de la cadera, ligera flexión de la rodilla. Otro parámetro a tener en cuenta es la sensación de auto-estiramiento: es muy importante sentir nuestro cuerpo estirarse, sentir como si una cuerda nos estirara desde la cabeza hacia arriba.

Después de tomar respiraciones normales: se expulsa todo el aire de los pulmones que queda en apnea tratar de inhalar abriendo la caja torácica lo más posible (pero sin inhalar aire) es un gesto de inhalación, como si con una pajita quisiéramos inhalar el aire de la nariz pero sin hacerlo.

Este movimiento activa todos los músculos inspiratorios (diafragma, intercostales y erectores del tronco), creando una presión abdominal negativa que lleva el estómago hacia adentro.

Lo ideal es mantener la posición de apnea durante al menos 10 segundos. Los mejores pueden llegar a los 20 segundos y los principiantes pueden empezar con 5.

Beneficios de la gimnasia hipopresiva

Los hipopresivos están entre los pocos ejercicios que activan el abdomen transversal. El transverso del abdomen es el músculo que determina nuestra cintura y estabiliza la espalda. Todas las personas con dolor de espalda y defectos posturales pueden beneficiarse del fortalecimiento de este músculo.

Por lo tanto, la gimnasia hipopresiva abdominal es particularmente recomendada como una técnica para recuperar la fuerza y el tono de los músculos del suelo pélvico, junto con los ejercicios de Kegel. 

¿Cuánto se tarda en ver los efectos?

Los resultados de esta técnica se pueden observar después de dos o tres meses, siempre y cuando se realicen de manera constante y continua.

Centro de Pilates en Sanchinarro. El Método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. La práctica es adecuada para cualquier persona y está especialmente indicada para aquellas que sufren de dolores lumbares y de espalda ya que es el ejercicio ideal para prevenir y recuperar lesiones.

Artículos relacionados: