Fisiopilates: pilates funcional

| |

Un cuerpo sano y flexible que sea capaz de soportar el estrés del día a día, los dolores físicos y las tensiones emocionales es posible con la práctica de fisiopilates

Personas con algunos problemas cervicales y lumbares también pueden practicar esta disciplina, porque hay ejercicios que se adaptan a la lesión particular que cada uno tenga.

Este tipo de ejercicios deben ser dirigidos por instructores capacitados, o mejor aún, por fisioterapeutas. Una posición incorrecta puede dar lugar a una lesión mayor. Rutinas de 20 minutos de fisiopilates, con posturas correctas, pueden dar un máximo de bienestar, tanto físico como mental.

El trabajo de acondicionamiento físico a través de la combinación del pilates y la fisioterapia debe hacerse con seguridad y movimientos específicos para lograr el mayor equilibrio posible del cuerpo.

El fisiopilates, cuando es aplicado sin riesgos y según las limitaciones de cada persona que lo practica, será una experiencia única y sana para hacer ejercicios.

¿De qué se trata el fisiopilates?

Es un instrumento para rehabilitar y reacondicionar el cuerpo a nivel de fascias, músculos y articulaciones, siempre respetando y adaptándose a cada contextura física, teniendo en cuenta que cada cuerpo es distinto y único.

Con el fisiopilates se busca aumentar la flexibilidad y fuerza de la musculatura, para así conseguir el control de todo nuestro cuerpo. Y, además, es muy útil para mantener un peso saludable.

Los principios originales del pilates, creado por Joseph Hubertus Pilates, se basan en el centro de gravedad del cuerpo que, al reforzarlo, mantiene la estabilidad y equilibrio de la zona lumbo-pélvica, facilitando el movimiento de las extremidades.

Abarca la zona conocida como “core”, además de la pelvis y zona lumbar. Incluye los abdominales, los glúteos y cierta musculatura de la columna. En pilates se determina que, si el “core” está débil, causa movimientos ineficaces, que serían los causantes de múltiples lesiones y de rigidez muscular.

Es así como se han adaptado los ejercicios físicos de forma integral para mejorar la salud, dirigido a tratamientos de pacientes y a todo el que busca evitar una recaída u obtener una mejor calidad de vida y un mayor rendimiento físico.

Beneficios del fisiopilates

Las capacidades del cuerpo se verán en aumento con la práctica del fisiopilates, y siempre se hace de manera individual. No es necesario hacer ejercicios extenuantes que pongan en riesgo la salud de la cervical o de las articulaciones.

  • Mejora el rendimiento deportivo: a través de este método se logra un fortalecimiento muscular y se maximiza la coordinación del cuerpo, logrando mayor resistencia, indispensable para quienes practican deportes. Es muy útil para la recuperación rápida de lesiones deportivas.
  • Mejora el equilibrio corporal.
  • Se adopta una mejor postura estática y hay mejor equilibrio de la postura dinámica.
  • Se logra mayor flexibilidad.
  • Eleva la capacidad de respiración.
  • Estiliza la figura.
  • Relaja, disminuye el estrés y los niveles de ansiedad.
  • Alivio efectivo del dolor.

Practicar pilates durante el embarazo

Hay ejercicios específicos que una embarazada puede hacer, y otros que no. La práctica del fisiopilates puede ser muy beneficiosa a la hora del parto, ya que logrará un fortalecimiento de la zona pélvica y la mujer sabrá cómo calmar el dolor cuando tenga las contracciones propias al momento de dar a luz.

Los ejercicios de pilates para la mujer embarazada logran calmar el dolor de espalda, mejoran la circulación sanguínea y previenen la incontinencia. Adicionalmente, evita la posibilidad de tener una cesárea.

Si el ginecólogo lo aprueba, la futura mamá puede practicar pilates desde el comienzo de su embarazo, con revisiones trimestrales, para así adaptar los ejercicios según avance el estado de gestación.

Pilates terapéutico

La recuperación de lesiones musculares, dolor articular o quizás después de una intervención quirúrgica, se ven favorecidos con un plan de ejercicios de pilates, donde debe existir un diagnóstico y valoración previos.

El objetivo principal del instructor en pilates será la búsqueda del movimiento sin dolor, reeducando la respiración, la postura e, incluso, el propio movimiento. En un mínimo de 10 sesiones se harán visibles las mejoras.

Mejora el estado de ánimo

Esta práctica activa la producción de la llamada “hormona de la felicidad”, se trata de la hormona endorfina, así que no dudéis en hacer pilates si queréis mejorar el ánimo.

Centro de Pilates en Sanchinarro. El Método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. La práctica es adecuada para cualquier persona y está especialmente indicada para aquellas que sufren de dolores lumbares y de espalda ya que es el ejercicio ideal para prevenir y recuperar lesiones.