Diferencias entre Pilates y Yoga

| |

Aunque pueda parecer lo mismo, el Yoga y el método de Pilates no son iguales. Sin embargo, comparten características semejantes, como lo es la práctica del “slow life”. Es decir, ambos métodos de ejercicio están enfocados en mejorar el bienestar de la persona, tanto físico como mental.

Por lo tanto, la práctica de alguno de ellos (Pilates o Yoga), o la práctica de ambos, permite al individuo:

  • Mejorar su estado físico.
  • Lograr un control mental.
  • Equilibrar cuerpo, mente y espíritu.
  • Estilizar la figura y mejorar la postura corporal y movilidad articular.
  • Tonificar los músculos del cuerpo.
  • Ganar flexibilidad, agilidad y economía de movimientos.
  • Aumentar la fuerza, sin exceso de volumen.
  • Lograr un mayor autocontrol.
  • Reducir el estrés.
  • Entre otros.

A continuación, te hablaremos de cinco diferencias fundamentales entre Yoga y Pilates:

1. Conceptualmente

Por un lado, el Yoga es una disciplina empleada para equilibrar el cuerpo, la mente y el espíritu. Por lo tanto, posee un alto contenido de espiritualidad para lograr la cohesión del ser físico, mental y espiritual.

Mientras que, el Pilates es un método de ejercicio y movimiento físico diseñado para estilizar, tonificar y fortalecer tu figura. En ambos métodos, la respiración juega un papel importante.

2. Sobre el origen

El origen del Yoga se remonta aproximadamente a unos 4.000 años atrás. Por lo tabto, estamos hablando de una disciplina bastante antigua.

A diferencia del Yoga, el Pilates es un método innovador de reciente data. Fue desarrollado por el alemán Joseph H. Pilates a principios del siglo XX. De hecho, Pilates utilizó el Yoga, entre otras especialidades, para su desarrollo.

3. Con respecto a los objetivos específicos

Ambas disciplinas de ejercicio buscan mejorar la condición física del individuo mediante movimientos del cuerpo.

Sin embargo, el pilates se inclina más por fortalecer y tonificar la figura. Mientras que, el Yoga intenta lograr la relajación mental y física. Ambos métodos permiten aumentar la flexibilidad a través de diferentes posturas. Algunas personas afirman que el Pilates es más físico que el Yoga.

4. En la práctica

En Pilates, tanto los ejercicios como la sesión de entrenamiento son más intensos y rápidos. Además, éstos se realizan con el cuerpo en movimiento.

Por su parte, en el Yoga las posturas son más estáticas. Y, los movimientos se realizan pausadamente, simulando figuras y al ritmo de la respiración.

5. Indumentaria requerida

Se puede decir que, tanto el Pilates como el Yoga exigen un equipamiento básico para su práctica. Sin embargo, en los centros en los que se hace Pilates, normalmente, existen máquinas que complementan el entrenamiento. Aunque puede hacerse sobre una esterilla y complementar con una elástica y/o un balón de equilibrio (fitball).

Por otra parte, en el yoga se necesita solo una esterilla. Y, puede complementarse con ciertos accesorios, como bloques de madera, mantas o balones de yoga. Pero, a diferencia de Pilates, no se incluye maquinaria.

¿Cuál es la mejor opción, el Yoga o el Pilates?

Como ya mencionamos, se trata de métodos de ejercicio similares, pero con objetivos específicos que difieren. Por lo tanto, la mejor opción dependerá de los objetivos que te encuentres buscando y los beneficios que desees obtener.

Sin embargo, no es obligatorio que debas decantarte por sólo una de estas disciplinas. Antes bien, podrías combinar yoga y pilates y potenciar los beneficios. Ya que, ambos métodos de ejercicio se complementan muy bien.

Si ambos métodos te llaman la atención y los disfrutas por igual, no tienes por qué apartarte de ninguno. Los beneficios que aportan, tanto física como mentalmente, el Yoga y el Pilates, son realmente invaluables.

En este sentido, si logras programarte bien y dominar ambas disciplinas, puedes aprovechar lo mejor de ambas. Verás los resultados reflejados en tu flexibilidad, tono muscular, respiración y, en general, tu cuerpo, pero también en tu mente. Son ideales para disminuir el estrés, regular el sueño, mejorar el estado de ánimo y reducir la fatiga.

Por otra parte, si lo que buscas es potenciar tu lado espiritual es recomendable que practiques Yoga. Y, si lo que buscas es mejorar tu figura, dedícate a Pilates, ya que representa una actividad más física.

Por último, es importante mencionar que, ni Yoga ni Pilates conforman ejercicios aeróbicos. Por lo tanto, es recomendable complementar tu rutina con actividades cardiovasculares y una dieta equilibrada.

Centro de Pilates en Sanchinarro. El Método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. La práctica es adecuada para cualquier persona y está especialmente indicada para aquellas que sufren de dolores lumbares y de espalda ya que es el ejercicio ideal para prevenir y recuperar lesiones.