Depuración en primavera

| |

Ha llegado la primavera y con ella el momento de poner a punto nuestro cuerpo para poder aprovechar al máximo la energía renovadora y chispeante que se mueve a lo largo de esta estación.

Como todos los años por estas fechas, te animo a que pruebes a hacer la depuración a base de crema de arroz… es toda una experiencia que merece la pena vivir y que recomiendo a todo el mundo.

Pero si piensas que es demasiado dura (que te aseguro que no lo es) y no te sientes con fuerzas para enfrentarte a ella, te recomiendo que al menos durante 21 días sigas las pautas que te propongo a continuación, tu cuerpo te lo agradecerá:

Bebe más agua

Por la orina se elimina gran cantidad de metabolitos y otros desechos por lo que es conveniente consumir al menos 1,5 litros de agua al día. Otras bebidas recomendadas son: caldo de verduras hecho por ti, agua con zumo de limón, té u otras infusiones sin azúcar o jugos de frutas y verduras con bajo contenido en hidratos de carbono.

Elimina las grasas saturadas

Evita todo tipo de grasas de origen animal y sustitúyelas por aceites vegetales de buena calidad, no hidrogenados y ricos en ácidos grasos mono y poliinsaturados.

Quítate los hidratos de carbono

Durante el periodo de la depuración elimina totalmente los refrescos, los zumos de brick, los pasteles y la bollería. Al mismo tiempo, trata de incrementar el consumo de hidratos de carbono de asimilación lenta como son las legumbres o el pan, el arroz y la pasta integral.

Ponle color a tus platos

Utiliza todo tipo de frutas, verduras y hortalizas para elaborar platos divertidos y llenos de vida. Combina los crudos con los salteados, escaldados, vapor… procura realizar cocciones cortas para aprovechar al máximo toda su riqueza en vitaminas y minerales.

Nada de alcohol

El alcohol es una sustancia que se metaboliza en el hígado generando una importante sobrecarga en el mismo. En estos momentos de depuración lo que necesitamos es tener al hígado lo más liberado posible para que purifique nuestra sangre y nos ayude a limpiar nuestro cuerpo.

Respira aire puro

El contacto con la naturaleza es fundamental. Caminar o pasear por un lugar en el que el aire es limpio y puro ayuda a desintoxicarnos. Es necesario hacer respiraciones profundas de forma consciente, expulsando todo el aire de los pulmones para inhalar de nuevo con fuerza y profundidad.

Descansa correctamente

Cuando la desintoxicación está en su fase más aguda, el cuerpo necesita más tiempo para recuperarse y es normal que tengas más sueño. ¡Si tu cuerpo te lo pide y te lo puedes permitir… échate una siesta! En cualquier caso, trata de dormir al menos 8 horas diarias.

Regálate un baño de sales

Tanto la sauna como un baño caliente te ayudarán a abrir tus poros y a eliminar toxinas a través de la piel. Te recomiendo que diluyas como mínimo medio kilo de sal marina en la bañera para evitar la pérdida excesiva de sales minerales.

Ordena y limpia tu entorno

Aprovecha estos días de depuración interna para ordenar tus armarios, limpiar tu coche y poner en orden los libros, papeles y revistas. Es el momento de abrir, limpiar y purificar la energía densa y pesada acumulada durante la estación invernal para que pueda fluir un tipo de energía mucho más ligera y renovadora.

Come con Sentido, te ofrece consultas individuales, personalizadas y ajustadas a tus necesidades. Tras una primera entrevista te propongo el programa que más se ajuste a tus objetivos unido a un seguimiento semanal o quincenal en función de la evolución.

Artículos relacionados: