Buscar artículos

¿Cómo ahorrar en una mudanza? Las 4 claves

Múdate en temporada baja, recopila cajas y periódicos que encuentres por ahí..., ¡y mucho más!

MUDANZAS ÁVILA Publicado: 21 de abril de 2022

Mudarse a un nuevo hogar puede ser un proyecto emocionante, pero también puede ser muy costoso. Además de los costes de asegurar un nuevo lugar para vivir, la mudanza puede implicar una mayor cantidad de gastos con los que, inicialmente, no contamos.

El secreto para ahorrar en una mudanza es la planificación anticipada. Hacer un pequeño esfuerzo adicional en los meses previos a la mudanza puede ahorrarte mucho dinero cuando vayas a trasladar tus pertenencias.

En este artículo, te contamos cuatro estrategias que puedes llevar a cabo para ahorrar dinero en la mudanza:

  • Múdate en temporada baja
  • Tira, dona o vende pertenencias innecesarias
  • Alquila un camión de mudanzas
  • Encuentra tus propios suministros de embalaje

Si quieres descubrir cómo ahorrar en una mudanza, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te los contamos. 

Múdate durante la temporada baja

Planea una mudanza en temporada baja, idealmente entre octubre y abril. Durante el final de la primavera, el verano y principios del otoño, las empresas de mudanzas mantienen sus precios altos porque sus servicios y productos tienen mucha demanda. 

Sin embargo, fuera de esas fechas, la demanda cae, por lo que muchos servicios de mudanza bajan sus precios en un esfuerzo por impulsar el negocio.

Aprovecha esto y planifica tu mudanza para el otoño, la primavera o incluso el invierno si el clima lo permite. Esto te ahorrará mucho dinero en tu servicio de mudanza o alquiler de camiones.

Tira, dona o vende pertenencias innecesarias

Reduce el tamaño de tus posesiones en los meses previos a la mudanza. Si estás contratando un servicio de mudanzas, uno de los grandes costes es el gasto por hora de las empresas que ofrecen estos servicios. Te cobrarán por cada hora de su tiempo. 

Incluso si no estás contratando un servicio de mudanza, cuanto más tiempo tengas el camión de alquiler, más tendrás que pagar.

Es por eso que tiene mucho sentido comenzar a reducir el tamaño de tus posesiones en los meses previos a la mudanza. Vende muchas de sus posesiones en páginas de segunda mano. 

Concéntrate en las cosas que no extrañarás y que puedes reemplazar fácilmente si llegas a echarlo de menos. Trata de concentrarte en mantener los artículos caros y los que no puedes reemplazar fácilmente. 

Esto no solo te ayudará a obtener algo de dinero extra justo antes de la mudanza, sino que también te ahorrará mucho tiempo cuando te mudes, y el tiempo definitivamente se convierte en dinero en un proceso de mudanza.

Alquila un camión de mudanzas

Realiza la mudanza por tu cuenta con un camión de mudanzas. Si tienes más artículos de los que caben fácilmente en tu vehículo, considera alquilar un camión de mudanzas en lugar de pagar por un servicio de mudanzas. 

De la mano de familiares, amigos o vecinos, cargarás y descargarás el vehículo que hayas alquilado, pero el coste de alquilar un camión de mudanzas es mucho menor que pagar un servicio de mudanza completo.

Eso sí, los resultados no serán comparables a los de un servicio de mudanzas con profesionales. Al fin y al cabo, ellos hacen mudanzas día sí y día también.

La mejor estrategia para maximizar la rentabilidad de un camión de mudanzas es tener todo empaquetado y listo para poner en el camión antes de recibir el vehículo, de modo que tu única tarea sea simplemente cargar el camión con cajas y ponerte en marcha hasta tu  nuevo hogar.

Encuentra tus propios suministros de embalaje

En aras de la comodidad, puede ser tentador comprar suministros de mudanza, como cajas y cinta de embalaje de una empresa de mudanzas. Si tu prioridad es ahorrar en una mudanza, lo ideal es que no hagas esto.

Lo que puedes hacer es comparar con cuidado los paquetes de cinta de embalaje a granel observando las ventas en las tiendas de artículos de oficina y en los grandes almacenes y comprándolas cuando estén en oferta.

Al mismo tiempo, comienza a recolectar las cajas que recibas o que puedas encontrar por la calle. Llénalas a medida que las recibas, para que la semana anterior a la mudanza no sea tan intensa.

Consigue periódicos gratuitos en los meses previos a la mudanza para obtener material de embalaje sin coste adicional. También debes guardar cualquier material, como cacahuetes de embalaje, que viene en los paquetes que recibimos a diario.

Si bien es posible que aún tengas que comprar algunos suministros de embalaje, cuanto más puedas encontrar por tu cuenta, mejor.

En definitiva, cuando se usan en conjunto estas estrategias, puedes ahorrar una gran cantidad de dinero, manteniendo los costes bajos y haciendo que toda la mudanza sea menos estresante.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

http://www.mudanzavila.com/

Somos una empresa de mudanzas en Ávila.

Te ayudamos con todo el transporte de tus bienes con el mayor cuidado y profesionalidad del sector. Contáctanos para más información.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Construcción y Reformas