Buscar artículos

No te pierdas las 7 cualidades de un buen administrador de fincas

Un buen administrador de fincas ya no es lo que era: ya no es un simple cobrador de rentas, ahora tiene que ser resolutivo, asertivo, organizado, ¡y mucho más!

Asegiv Abogados Publicado: 22 de abril de 2022

Los administradores de propiedades ya no son simples cobradores de rentas, los administradores de alto rendimiento de hoy en día son personas bien capacitadas y altamente cualificadas que desempeñan un papel fundamental en el éxito de una inversión.

Pero, ¿por dónde empiezas? ¿Cómo se puede encontrar un buen administrador de fincas? ¿Qué cualidades debes buscar? A continuación, te contamos 7 cualidades que definen a un administrador de propiedades de alto rendimiento, que esperamos te ayuden a encontrar el adecuado. Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo!

Tener excelentes habilidades de comunicación

La comunicación es clave para ser un buen administrador de fincas. La naturaleza misma de su función significa que son el primer punto de contacto tanto para los inquilinos como para los propietarios

Como resultado, deben ser capaces de abordar los problemas cotidianos a medida que surgen de manera clara y concisa. Necesitan poder eliminar la emoción de lo que se comunica, encontrando así el problema y su solución.

La calidad y la velocidad de la comunicación, junto con la rapidez con la que se abordan los problemas de los inquilinos, afecta el nivel de satisfacción de este, y eso afecta directamente al propietario. 

Si tienes excelentes inquilinos que cuidan tu propiedad y pagan el alquiler a tiempo, sin duda querrás conservarlos. Encontrar un gerente que responda, aborde sus inquietudes y se comunique con ellos de manera efectiva y eficiente es una cualidad valiosa para la retención de inquilinos y, por lo tanto, para tu bolsillo.

Un buen administrador de fincas también mantendrá informado al propietario sobre cualquier cosa que tenga que ver con la propiedad de alquiler, como los pagos, los problemas de mantenimiento o si el inquilino ha dado aviso para irse. Es imprescindible contar con sistemas internos sólidos para facilitar esta comunicación.

Ser muy eficiente y organizado

Un buen administrador de fincas puede tener múltiples propiedades bajo su administración, por lo que es importante encontrar uno que sepa cómo gestionar su tiempo y cómo priorizar para garantizar que todos sus propietarios e inquilinos estén atendidos.

Las funciones de esta profesión buscan el detalle y requieren un alto nivel de organización. Un administrador de propiedades de alto rendimiento podrá coordinar sin problemas varios proyectos al mismo tiempo, y siempre prestará mucha atención a los detalles que protegen tanto a los propietarios como a los inquilinos. 

También contarán con sistemas y procesos para garantizar que la gestión funcione sin problemas, incluso cuando no estén.

Estar aprendiendo continuamente

Un buen administrador de fincas sabe que para mantenerse en la cima de su profesión debe seguir aprendiendo sobre la industria, el mercado y las tendencias de inversión, además de estar al tanto de la legislación de propietarios e inquilinos, que se encuentra en constante cambio.

También debe ser capaz de citar las regulaciones actuales a un inquilino o proporcionar un aviso anticipado de un cambio de las normas a un cliente. Esta es una cualidad importante en un administrador de propiedades y puede ayudar a proteger al propietario de multas costosas relacionadas con el incumplimiento.

Tener un conocimiento profundo sobre el mercado local actual

Cada barrio es diferente. De hecho, cada calle dentro de cada barrio, es diferente. Por lo tanto, al elegir un administrador de propiedades, es clave encontrar uno que comprenda las complejidades del mercado local.

Busca uno que sepa los siguientes datos:

  • Qué se alquila en la zona
  • Cuánta demanda hay de los inquilinos
  • Cómo llegar a ellos de manera efectiva a través de una campaña publicitaria o a través de su base de datos
  • Qué cualidades de una propiedad están dispuestos a pagar más los inquilinos

Tener información sobre el mercado local te asegura que estarás cobrando el alquiler correcto por tu propiedad. Además, tener una idea de lo que los inquilinos de la zona están dispuestos a pagar puede ayudar a orientar los planes de mejora de la propiedad que, a su vez, pueden permitirte aumentar tu alquiler y mejorar tu rentabilidad.

Tener experiencia o ser parte de un equipo de administración de propiedades altamente experimentado

Al evaluar a un administrador de fincas, considera su experiencia en:

  • Gestión de propiedades similares a la tuya
  • Tratar con los inquilinos problemáticos y la resolución de los problemas cotidianos 
  • Cómo han encontrado inquilinos en un mercado de alquiler difícil

Ten en cuenta que la experiencia se extiende más allá del individuo. Lo hemos visto una y otra vez: los administradores de propiedades se unen al sector y destacan de inmediato sin tener años de experiencia pero, ¿por qué? Porque son parte de un equipo experimentado de administración de propiedades y pueden aprovechar y acceder al conocimiento y la experiencia que los rodea

Por lo tanto, no descartes a un nuevo administrador de fincas entusiasta porque carece de la experiencia del día a día. Si posee las otras cualidades que hemos enumerado en este artículo y es parte de un equipo experimentado, puede ser la opción perfecta para ti y tu propiedad.

Tener referencias sólidas, tanto de propietarios como de inquilinos

Estar respaldado tanto por los propietarios como por los inquilinos es un gran indicador de la calidad de un buen administrador de fincas. Todos los buenos administradores de propiedades no deberían tener problemas para poder proporcionar testimonios escritos, tanto de propietarios como de inversores. Asegurarse de que ambas partes estén contentas con el administrador es una buena señal.

Tener una gran capacidad de negociación 

No todas las gestiones de propiedades funcionan sin problemas. A veces nos encontramos con que hay problemas con los inquilinos. Puede que no cuiden la propiedad según lo estipulado en el contrato, o quizás no paguen el alquiler a tiempo. 

Tener un administrador de la propiedad que tenga la capacidad de mostrar asertividad y fortaleza cuando sea necesario para abordar los problemas con el inquilino es importante para el propietario.

Uno de los beneficios clave de contar con un administrador de propiedades es que el propietario no tiene que lidiar con los problemas cotidianos del inquilino. Por lo tanto, encontrar a alguien que pueda perseguir asertivamente los retrasos en el pago del alquiler, abordar los problemas de cuidado de la propiedad o incluso echar a un inquilino, son cualidades que debes buscar en tu administrador de fincas.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://asegiv.com

Somos expertos juristas que buscan resolver jurídicamente los problemas de nuestros clientes.

Nuestro equipo multidisciplinar cuenta con una amplia experiencia en todas las ramas del Derecho, teniendo su sede en Embajadores y retiro.

Desde nuestro despacho consideramos que lo principal es la atención al cliente, siendo cercana y orientada al detalle en cada asunto en particular, pues entendemos que cada cliente es único,

Transparencia, empatía y confianza son nuestras herramientas para ayudarte en la toma de decisiones, con la tranquilidad del mejor asesoramiento en cada momento.

Entre nuestras especialidades se encuentran: Civil, Familia, Laboral, Administrativo y Administración de fincas.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho