Buscar artículos

Las cualidades de un asesor laboral que indican que es bueno en lo que hace

Margisa Publicado: 7 de febrero de 2022

Tal y como dice la Real Academia Española, la asesoría es un servicio profesional de información y consejo en materia específica (jurídica, fiscal, técnica, cultural, laboral, contable, etc.)

En función de la materia a la que se dedique cada asesor, tendrá unas funciones u otras. Por ejemplo, un asesor jurídico o legal sugiere políticas legales que cumplan las normativas vigentes, ayuda a la empresa a responder de forma legal a las autoridades, defiende a la empresa en caso de haber un juicio, asesora a la hora de hacer una inversión…

O un asesor cultural hace propuestas de calidad en materia de comunicación, distribución, difusión, promoción y derechos de todo lo que tiene que ver con la cultura. Y un asesor contable, por ejemplo, lleva la contabilidad de la empresa, crea los libros contables, presenta las cuentas anuales en el registro mercantil…

En este artículo, ponemos el foco en el asesor laboral. Concretamente, en las características que debe tener para ser bueno en lo que hace. Es decir, responderemos a la siguiente pregunta: ¿qué hace a un asesor laboral buen profesional? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Un asesor laboral, ¿qué es?

Un asesor laboral es el profesional que asesora a la empresa para que esta cumpla con la normativa laboral vigente. Para ello, son expertos en la relación que se da entre la empresa y sus trabajadores.

Pero hay que tener muy presente que no es lo mismo un asesor laboral que un gestor laboral, figuras que a menudo se confunden. Mientras que un asesor asesora, el gestor lleva a cabo la gestión de la empresa, es decir, tiene un papel más activo en la misma. 

Sus funciones

La labor de los asesores laborales es difícil de entender, por lo que lo mejor es ver cuáles son sus funciones del día a día. ¡Te las contamos!

  • Informar de las obligaciones laborales a la empresa, atendiendo a la forma jurídica de la misma
  • Asesorar en todo lo que tiene que ver con la creación y modificación de los contratos laborales entre empresario y empleado, es decir, la redacción y los cambios
  • Ayudar en la gestión, pero no gestionar, de lo que guarda relación con el contrato de los trabajadores: vacaciones, excedencias, salario, tipos de jornadas, horas…
  • Representar a la empresa en materia laboral
  • Aconsejar en caso de negociación colectiva
  • Ser intermediario en caso de negociación colectiva
  • Informar sobre las regularidades en la gestión de los trabajadores
  • Llevar a cabo tareas burocráticas internas
  • Asesorar en todo lo que tiene que ver con la legislación laboral

Las cualidades que lo hacen buen profesional

Para ser asesor laboral hay que reunir una serie de características. Para empezar, hay que decir que no se requiere una titulación universitaria, por lo que la existencia o no de un título no hace ni mejor ni peor profesional al asesor. 

Lo ideal es que cuenten con formación sobre aquello que van a desempeñar, en este caso, materia laboral. Así que lo mejor es que el asesor laboral tenga formación en Derecho o Economía. Sobre todo si tiene un máster o estudio de postgrado relacionado con Derecho Laboral. 

En caso de no tener una carrera universitaria que se acerque a estas materias, siempre se pueden realizar cursos. A día de hoy, hay numerosos cursos, tanto online como presenciales, gratuitos o de pago… 

En definitiva, lo óptimo es que el asesor laboral que contrates para tu empresa tenga formación en Derecho Laboral, Economía y aspectos jurídicos, aunque no es necesario un título, como hemos dicho. 

Pero un buen asesor laboral se caracteriza por algo más que sus estudios o falta de estos. Estos profesionales han de tener una buena capacidad para manejar mucha documentación, para realizar trámites burocráticos internos y para comunicar y escuchar. 

Además, deben poder ser mediadores entre las partes de una negociación laboral y tener una alta capacidad de organización. No solo esto sino que los asesores laborales tienen que conocer las actualizaciones del BOE, el Estatuto de Trabajadores y toda la normativa laboral vigente española. 

Como requisitos adicionales, un buen asesor laboral tiene experiencia y ofrece numerosos servicios. Además, se encuentra disponible para todos sus clientes por igual. 

Lo mejor es que un asesor laboral tenga sentido de ética y moral, para desempeñar eficazmente sus funciones, evitando malas prácticas. 

Es importante que estos profesionales tengan desarrolladas las habilidades sociales, puesto que estarán en contacto continuo con personas, negociando, llegando a acuerdos… Tanto de forma interna como externa. 

Margisa

Madrid

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://asesoriamargisa.com

MARGISA ASESORES es una asesoría laboral, fiscal y contable, con más de 20 años de experiencia en la prestación de servicios a empresas y profesionales.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho