Mantenimiento de un ascensor

| |

El mantenimiento adecuado para ascensores es de vital importancia para prolongar su buen funcionamiento y extender su tiempo de utilidad. Es por esto, que es necesario la revisión periódica de cada uno de los ascensores en servicio. Por otro lado, el mantenimiento regular de los ascensores garantiza la seguridad de los usuarios.

Es imperativo insistir que, para evitar accidentes y confiar en la seguridad de un ascensor, el mantenimiento es la clave. Se puede decir que, un mantenimiento apropiado se focalizará en cinco aspectos del sistema de elevador. Los cuales iremos detallando a continuación:

  1. Reparar las averías que se hayan producido en tu ascensor y cambiar las piezas necesarias.
  2. Realizar las tareas de limpieza y lubricación de los distintos componentes del elevador.
  3. Seguir al pie de la letra las normativas de inspección según el tiempo transcurrido desde la última revisión.
  4. Aplicar todas las variantes que la ley obligue a cumplir.
  5. Presentar un informe completo sobre el mantenimiento del ascensor basándose en la reglamentación europea.

Si bien un ascensor demanda diferentes pruebas trimestrales, semestrales y anuales; hay cuidados mensuales indispensables. De esta manera, el mantenimiento del ascensor debe hacerse cada mes.

Optimiza el mantenimiento oportuno de tu elevador y garantiza el rendimiento de tu ascensor

Existen diferentes protocolos y lineamientos a seguir a la hora de hacer el mantenimiento a tu ascensor. Algunos de estos son considerados simples procedimientos de rutina y otros requieren mucho más tiempo y dedicación. Sin embrago, todos son importantes y deben ser atendidos dentro de su fecha límite de revisión. Así, se tienen:

  1. Revisiones técnicas mensuales

Existen aspectos esenciales del ascensor cuyo buen funcionamiento debe ser confirmado mes a mes. Funciones vitales de uso diario cuyo mal funcionamiento pondría en riesgo a los usuarios.

Presta atención al funcionamiento de la alarma y que las puertas operen de manera apropiada. De igual forma, es menester confirmar que la parada, la nivelación y el arranque sean los correctos.

  1. Revisiones técnicas trimestrales

Se debe procurar el examen a las partes que necesitan una revisión trimestral. Al cumplirse este tiempo, es preciso el reconocimiento del aceite en el motor y el freno. Se debe confirmar que el motor no tenga fugas y que el nivel de aceita sea el correcto. Asimismo, se debe procurar la limpieza del foso del ascensor, del marco de las puertas, así como del cuarto de máquinas.

  1. Revisiones semestrales

Hay algunas partes del ascensor que ameritan una revisión semestral, entre ellos se encuentra la luz de emergencia, el estado de patinaje y la tensión de los cables. Además, confirma que tu técnico realice limpieza de las puertas de la cabina y revise los cuadros y las protecciones. 

  1. Revisiones anuales

Por último, se debe considerar los protocolos indispensables, sin falta, una vez al año para el correcto funcionamiento del ascensor. Entre ellos podemos nombrar:

  • Los amarres de contrapeso.
  • Los amarres de la cabina.
  • Las fijaciones.
  • El aislamiento de la cabina.
  • Los cables.
  • Los impulsores.
  • La polea del ascensor. 

Al mismo tiempo, se deben revisar las mangueras, las tuberías y los pistones en busca de posibles fugas. Se limpian los cabezales y la parte externa de la cabina. Por último, algo que no puedes pasar por alto, es la prueba del paracaídas de seguridad que tienen los ascensores.

Finalmente, después de comprobar el estado del sistema, se procede a una prueba de ensayo.

Normativa vigente para el mantenimiento de los ascensores en España

Cada comunidad autónoma tiene su propia regulación para el mantenimiento de los ascensores. Sin embargo, en el año 2013 fue aprobada la normativa ITC que rige dicho aspecto a nivel nacional.

Esta normativa establece los intervalos correspondientes para el mantenimiento e inspección obligatoria de los ascensores en toda España. De esta manera, obliga a que los ascensores públicos, debido a su número de paradas, sean inspeccionados cada dos años.

A pesar de esto, es responsabilidad de los propietarios del ascensor velar por el buen funcionamiento del aparato. Es indispensable contratar técnicos especializados para que se cumplan con las revisiones periódicas. Que apliquen la normativa de revisión y mantenimiento de los ascensores.

Hay que tener muy presente que el coste de incumplir con estos lineamientos no es solo material. Antes bien, se puede poner en riesgo la salud de las personas que diariamente usan los elevadores.

Top Level Ascensores es una empresa fundada en Madrid, dedicada a la instalación, reparación y mantenimiento de ascensores.