Materiales impermeabilizantes: tipos y características

| |

Los materiales impermeabilizantes son sustancias utilizadas en la industria de la construcción para evitar el paso del agua o humedad.

Normalmente, estos materiales son aplicados en azoteas, techos, paredes, piscinas o cualquier otra superficie que estará expuesta al agua.

En este sentido, el objetivo principal de los materiales impermeabilizantes es contribuir a alargar la vida útil de las edificaciones.

A continuación, te hablaremos sobre los diferentes tipos de materiales impermeabilizantes, sus funciones específicas y características principales.

Tipos de materiales para la impermeabilización

De acuerdo a la superficie donde será aplicado el producto, existen varios tipos de impermeabilización.

Por ejemplo, la impermeabilización con sellador, que se aplica en capas parecido al proceso de pintar. O, las membranas impermeabilizantes, generalmente elaboradas con poliuretano o acrílico.

Por esta razón, te citamos los tipos más comunes de materiales impermeabilizantes para que puedas elegir el adecuado:

Impermeabilización de cemento

El cemento como material impermeabilizante se utiliza comúnmente en las zonas húmedas de interiores, como los sanitarios, por ejemplo.

Puede usarse impermeabilización de cemento, tanto flexible como rígido.

Se recomienda usar en zonas que no estén expuestas a la luz solar para evitar el resquebrajamiento.

Éste puede ocurrir como resultado de los cambios bruscos de temperatura que generan contracción y expansión continua del material.

Membrana líquida impermeabilizante

Este material consiste de un manto delgado compuesto generalmente de tres capas. Se trata de un material de impermeabilización mucho más flexible que los de cemento.

Su vida útil depende del tipo de polímero empleado por el fabricante para la realización de la membrana impermeabilización líquida.

Impermeabilización con materiales bituminosos

Los materiales impermeabilizantes a base de betún no están recomendados para colocarse en zonas expuestas a la luz solar. Ya que, ante los embates de la intemperie se vuelven muy quebradizos y frágiles.

 Este problema puede solucionarse mediante modificaciones con materiales más flexibles basados en acrílicos, poliuretano o polímeros.

Membranas bituminosas

Estas membranas bituminosas impermeabilizantes se pueden fijar con antorcha o con membrana autoadhesiva. Siendo las más usadas las membranas bituminosas a pegar con antorcha, gracias a la facilidad de uso durante su aplicación.

Además, ofrecen una mayor vida útil que las del tipo autoadhesivo.

Estas últimas, deben usarse rápidamente debido a que las propiedades de unión de la membrana se pierden con el tiempo.

Por otra parte, para la antorcha existe dos tipos de membrana: la expuesta y la cubierta.

La primera, generalmente, posee minerales granulados agregados para soportar el desgaste producto de la erosión.

Mientras que, para la segunda el técnico debe adicionar una protección si desea prevenir que la membrana se rompa.

Membrana líquida de poliuretano

El material impermeabilizante poliuretano es ampliamente usado en zonas del techo planas y expuestas a la acción de la intemperie.

Aunque suele ser efectivo y proporcionar una mayor flexibilidad, es un material más costoso.

Es importante evaluar el contenido de humedad presente en la losa de hormigón antes de su aplicación. Ya que, pudiese generar su descamación o desunión al transcurrir el tiempo.

Acritón impermeable

Este material impermeabilizante se recomienda utilizar sobre superficies de concreto, lámina galvanizada o amianto.

Adecuado para azoteas, techos y otras áreas expuestas a la intemperie. Bien sea que se trate de una superficie horizontal o con cierta inclinación.

Es muy utilizado gracias a su fácil aplicación y no requiere de productos adicionales. Además, no se cuartea, ni se fisura.

Impermeabilizante asfáltico

El material de impermeabilización asfáltico es un manto impermeabilizante que se adapta a cualquier superficie expuesta a la intemperie.

Este material se puede aplicar solo o reforzado mediante el uso de membranas de poliéster.

Acrílicos

Los productos impermeabilizantes acrílicos forman parte de los materiales impermeabilizantes líquidos. Los cuales, se elaboran mediante pigmentos, resinas y componentes cerámicos.

Al igual que el acritón impermeable, se recomienda aplicar sobre superficies de concreto, lámina galvanizada o amianto.

Cementoso

Este material impermeabilizante se emplea usualmente en construcciones de concreto o mampostería que están en contacto directo con el agua. Como, por ejemplo, muros de contención o cisternas.

Prefabricados

Se trata de materiales impermeabilizantes recomendados en cimientos como producto de revestimiento impermeable. Específicamente, en sistemas de aplicación en frío.

Impermeabilizante ecológico

Los materiales impermeabilizantes ecológicos se generan a base de reciclado de llantas. Por lo tanto, están libres de plomo y solventes tóxicos.

Estos materiales son adecuados para ser aplicados sobre superficies expuestas a la intemperie.

Impermeabilizantes elásticos

Se trata de materiales impermeabilizantes elaborados a base de copolímeros acrílicos. Se caracterizan por su aplicación en frío.

Son ideales para emplearse sobre cubiertas o paredes exteriores de cualquier tipo de material.

Por último, independientemente del tipo de material que uses, el resultado de una impermeabilización dependerá mucho de su correcta aplicación.

En  Alcaide Rehabilitació i Reformes Integrals nos dedicamos a la rehabilitación y reformas de todo tipo de edificaciones. Entre nuestros servicios destacan las impermeabilizaciones y restauraciones de fachadas en la comarca del Garraf.

Con sede en Vilanova i la Geltrú ponemos a tu disposición personal altamente cualificado con una dilatada experiencia en el sector, con el fin de satisfacer tus necesidades y ajustándonos a todos los bolsillos.