Buscar

Calderas de gas: mantenimiento, reparación y revisión

Descubre nuestras recomendaciones para un correcto mantenimiento de las calderas de gas.

Tècnics VNG Publicado: 6 de febrero de 2023

En la actualidad, las calderas son un sistema muy demandado en la inmensa mayoría de los hogares, sobre todo cuando es una zona en la que hace especialmente frío.

En este artículo, nos vamos a centrar en consejos para un correcto mantenimiento, reparación y revisión de las calderas de gas. Pues, este mecanismo requiere unas revisiones previas para evitar que se produzcan fallos que comprometan nuestra seguridad y bienestar.

Mantenimiento y reparación de caldera de gas: 4 consejos

La vida útil de nuestra caldera de gas puede ampliarse si llevamos a cabo una serie de pautas para un mantenimiento previo. De este modo, conseguiremos adelantarnos a posibles errores y así, tener la tranquilidad de que todo funciona correctamente. 

Verificar la presión

Una cosa a tener en cuenta es que, siempre debe haber presión interna en la caldera, incluso cuando está fría, por lo tanto, tenemos que verificar el barómetro.

El barómetro debe estar entre 1 y 1,5 bar cuando el valor medido es estable. Cuando arranque el contador subirá un poco y cuando se enfríe volverá a la normalidad. 

Para asegurar el mantenimiento de la presión en el sistema, es necesario revisar las válvulas de entrada y salida, las cuales deben permanecer abiertas en todo momento, ya que aseguran la recirculación del agua.

Además, se recomienda revisar las conexiones de las tuberías para asegurarse de que no tengan fugas. 

Eliminar el aire de los radiadores

Debemos tener cuidado cuando el aire queda dentro de los radiadores. Esto es muy peligroso, puesto que puede echar a perder el metal de las tuberías. 

No obstante, es habitual que se cuele aire al circuito, lo cual, puede arreglarse al realizarle mediante una purga del sistema. Esta debe realizarse anualmente. 

La purga es un procedimiento sencillo, puesto que se necesita destapar el equipo cuando está completamente frío y después, volver a llenarlo de agua hasta alcanzar la presión necesaria.

Revisión de la llama y la ventilación

Otro aspecto importante es revisar la llama del quemador de la caldera. Estas se caracterizan por tener un color azul fuerte, originado por el gas butano.

Cuando veas que la llama tiene otra tonalidad como por ejemplo, amarilla, debes ponerte en contacto con un técnico. También, debes tener en cuenta que, las llamas azules no deben producir ningún humo u hollín, ni generar olor.

Con respecto a la ventilación, debemos asegurarnos de que esté completamente desbloqueada, es decir, no debe haber ningún tipo de objeto cerca de la caldera.

Esto se debe a que es fundamental la existencia de oxígeno para que se genere suficiente combustión. De este modo, evitamos que el gas pueda no quemarse y escapar, conllevando efectos perjudiciales para la salud.

caldera de gas

Contactar con un profesional para revisión del gas

Es obligatorio que todas las calderas se inspeccionen y verifiquen de manera periódica para asegurarnos de que funcionan correctamente. 

La mejor manera de evitar todos los peligros y asegurarse de que su caldera esté en buen estado de funcionamiento es realizar una inspección obligatoria. Esta debe ser realizada por profesionales que sepan manejar con seguridad los mecanismos internos de la caldera. 

Por tanto, reparar la caldera por tus propios medios puede ser peligroso y causar un accidente. Lo mejor es que contactes con profesionales que te ayuden y asesoren cuando necesites revisar la caldera.

Revisión de la caldera de gas, ¿con qué frecuencia debe hacerse?

Actualmente, para las calderas de gas domésticas con un consumo inferior o igual a 70kW, existe la obligación de revisar las calderas de gas cada dos añosNo obstante, las calderas que excedan este consumo deben ser revisadas mensualmente.

Aunque, la ley obliga a hacer las revisiones de las calderas de gas cada dos años, lo más recomendable, es llevar a cabo revisiones anuales de manera preventiva, con el fin de detectar posibles fallas antes de que sea tarde.

Por otro lado, es fundamental no confundir la revisión obligatoria de las calderas de gas con la inspección obligatoria del gas. Esta última debe realizarse cada cinco años para comprobar que todos los componentes de la instalación de gas están en buenas condiciones para funcionar de forma segura.

Tècnics VNG

Vilanova i la Geltrú

Ver Microsite

  • Contactar por correo

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Construcción y Reformas