¿En qué consiste el servicio de guardamuebles ?

| |

El guardamuebles está considerado como aquel depósito o lugar destinado para guardar cualquier tipo de muebles. Estos lugares están representados por empresas, que se dedican a la prestación de este servicio. 

Es un elemento anexo a las mudanzas, ya que su función consiste en guardar y custodiar de manera temporal, enseres o muebles de cualquier modelo o estilo, cuando el usuario lo solicite. 

La empresa de guardamuebles tiene una responsabilidad muy definida, esto significa que, para el momento de la devolución de los bienes, estos deben encontrarse en el mismo estado que fueron recibidos. 

Todas estas cláusulas están contempladas en el contrato acordado entre la empresa y el usuario, donde este se compromete a cancelar una cuota mensual al depositario, para poder hacer uso del servicio. 

¿En qué consiste el servicio de guardamuebles? 

Cuando se toma la decisión de contratar el servicio de un guardamuebles, se debe realizar un inventario de todos los bienes que el usuario va a confiar a la empresa para su custodia y depósito. 

El contrato de guardamuebles está definido como aquel documento por medio del cual un usuario (depositante), confiando en la responsabilidad y en la diligencia de una determinada empresa de guardamuebles, deposita muebles y enseres de su propiedad durante un determinado lapso de tiempo, efectuando para ello, un pago. 

Elementos principales del contrato de guardamuebles 

Este documento también recibe el nombre de contrato de depósito, en el cual destacan tres elementos principales que se desglosan a continuación: 

  • En primer término, la persona que decide confiar sus bienes a la empresa que presta este tipo de servicio, se le denomina depositante
  • La persona que acepta y se responsabiliza a través de un contrato a preservarlos en un lugar seguro, se le denomina depositario. En este caso, pueden ser depositarias las que se dedican a guardar muebles o las empresas de mudanzas. 
  • El depositante debe pagar el servicio y la empresa se responsabiliza por la guarda y custodia de esos bienes, los cuales serán reintegrados al cliente al concluir el contrato, en el mismo estado en que fueron recibidos. 

¿Qué debe contener un contrato de guardamuebles? 

El contrato de guardamuebles está estipulado como un contrato de depósito, donde se establece una relación contractual entre el usuario (depositante) y la empresa (depositaria).

Este debe contemplar lo siguiente: 

  • La plena identificación de las partes contratantes.
  • El objeto del contrato (guarda y custodia de bienes por un determinado pago).
  • El compromiso de las partes: La empresa asegura los bienes que le son confiados por su valor, comprometiéndose a devolverlos en perfecto estado. Por su parte, el usuario se compromete al pago del precio que se acuerde por el depósito. 
  • En el contrato debe aparecer el tiempo que durará el servicio a partir del inicio de la prestación. 
  • El contrato, además, establecerá el precio de las garantías y penalizaciones, donde incluye el acuerdo de la forma de pago y las fechas para hacerlo, teniendo claro de que, si no se cancela el servicio, la empresa tendrá la potestad de constituir un derecho de prenda sobre los bienes en custodia. 

¿Cómo funcionan los guardamuebles? 

La función de los guardamuebles está considerada como una actividad anexa a cualquier tipo de mudanzas, ya que el propósito que estos persiguen es el depósito temporal, que incluye la guarda y custodia de bienes muebles, donde la empresa se compromete a cuidarlos y reintegrarlos, preservando su estado inicial. 

Se dice que están vinculados a las mudanzas, porque esta actividad no tiene una regulación expresa.

Por este motivo se le aplican las reglas similares a la de las mudanzas, ya que, en la mayoría de las ocasiones, las empresas tienden a ofrecer ambos servicios. 

Además, es importante tener en cuenta que cuando se contrata un servicio de guardamuebles, se debe tener claro el precio establecido para hacer uso del mismo, tratando de evitar fraudes o engaños por cualquiera de las partes. Entre ellas cabe mencionar: 

  • Que los muebles deben ser legales, libre de carga o gravamen. 
  • Lo depositado deben ser específicamente muebles, ningún otro objeto. 
  • Debe haber por parte de la empresa una tasación de bienes, al igual que un seguro de custodia.

Somos una empresa de mudanzas en Ávila.

Te ayudamos con todo el transporte de tus bienes con el mayor cuidado y profesionalidad del sector. Contáctanos para más información.