Buscar artículos

Conversaciones dentro de un ascensor: 3 consejos

Descubre nuestras recomendaciones ante situaciones incómodas en el ascensor.

ASCENSORES TOP LEVEL Publicado: 13 de septiembre de 2022

Cuando se trata de hablar con la gente en los ascensores, es importante tener la capacidad de tomar decisiones en fracciones de segundo y cierta habilidad para mantener microconversaciones. 

A continuación, te dejo mis tres consejos para participar en conversaciones dentro de un ascensor:

1. Conozca su estilo y elija su lugar

Incluso si tiene ganas de conversar, la aleatoriedad de los ascensores no siempre favorece la participación. Por ejemplo, a veces los ascensores están vacíos, a veces están llenos de gente que mira fijamente sus dispositivos móviles, a veces la gente estará en medio de una conversación cuando subas, y a veces la gente te mirará con mala cara diciendo: «Ni se te ocurra hablar conmigo».

Sea cual sea el caso, la primera regla de la conversación en el ascensor es entender qué quieres de la experiencia (por ejemplo, silencio, un nuevo amigo, que el director general recuerde tu nombre, etc.). 

A menos que sea necesario, no hay que aglomerar a los compañeros de viaje: elige un lugar en el perímetro del ascensor y haz lo posible por formar un círculo con las personas que se encuentran en ese espacio, aunque eso signifique dar la espalda a las puertas. 

Si ya hay un círculo de personas en el ascensor, es una gran oportunidad para, literalmente, ser el centro de atención. Si esa idea te aterra un poco (o un mucho), sonríe amablemente a la gente que se esfuerza por establecer contacto visual, entra en el ascensor, selecciona tu planta, elige un lugar en la pared y míralo fijamente hasta que la multitud se reduzca o llegues a tu planta.

2. Prepárate para cualquier conversación posible

Seguro que hay elementos de predicción en los viajes en ascensor. Por ejemplo, puedes saber que el presidente del edificio llega todos los días a las 7:45 de la mañana y que el vecino de la segunda planta siempre va al gimnasio sobre las 8:30 de la tarde entre semana. No obstante, los horarios de estos pueden cambiar y encontrarte a alguien inesperado. Por lo tanto, tienes que estar preparado para todo tipo de escenarios de conversación en el ascensor.

Incluso, puedes no recordar el nombre de un vecino muy simpático y charlatán. En ese caso, pregúntale por su día o indaga sobre su posible interés en un par de eventos próximos en la comunidad de vecinos. Si te atreves, sé sincero al olvidar su nombre, discúlpate por ello y sé auténtico al decir que te gusta mucho hablar con ellos y que la próxima vez te acordarás de quiénes son.

3. Sé breve, sé brillante y vete

Seguro que alguna vez has escuchado el término «discurso del ascensor». Este se remonta a un coloquialismo utilizado por los vendedores norteamericanos en los años sesenta y setenta. Estos se quedaban en los vestíbulos de las sedes corporativas y esperaban a que llegara un alto dirigente; durante el inicio del trayecto hasta el último piso, que duraba entre 20 y 45 segundos (dependiendo de la altura del edificio de la empresa), momento en el que el vendedor exponía su idea a su audiencia.

La última regla de la conversación en el ascensor es la brevedad. He sido testigo de algunas conversaciones súper incómodas que empezaban con una gran pregunta o una frase como: «Debería ponerte al día sobre esta reunión que acabamos de tener, hay cinco cosas importantes que discutir…» y entonces las puertas se abren y los participantes tienen que decidir si termina la charla, la continúan en casa de uno de ellos o, para disgusto de los demás pasajeros, mantienen las puertas abiertas para concluir la reunión improvisada. 

Tanto si preguntas como si respondes, cuando conversas en un ascensor, tus frases deben ser cortas y estar bien organizadas. Empieza por lo que creas que es lo más importante de la conversación, porque probablemente no tendrás tiempo de hacer toda la lista. Por último, asegúrate de tener una estrategia de salida para tu charla porque, antes de que te des cuenta, el viaje habrá terminado.Cuando se crea una comunidad en un ascensor, lo único que hay que hacer es mantener la sencillez. Saludar. Preguntar con autenticidad cómo le va a la gente. Y luego desear a la gente un buen día cuando ellos -o tú- salgan del ascensor.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://ascensorestoplevel.com

Top Level Ascensores es una empresa fundada en Madrid, dedicada a la instalación, reparación y mantenimiento de ascensores.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Construcción y Reformas