Buscar

Qué es la leishmaniosis en perros y cómo prevenirla

Descubre qué es la leishmaniosis en perros, los síntomas, tratamientos y cómo prevenir esta enfermedad.

Davisa Micropigmentación Capilar Actualizado: 20 de marzo de 2024 Publicado: 10 de abril de 2023

La leishmaniosis es una enfermedad que afecta a personas y animales en muchas partes del mundo, incluyendo España.

En el caso de los perros, la leishmaniosis resulta especialmente grave, ya que puede afectar a su salud de manera irreversible.

Por tanto, si tienes un perro, es importante que sepas todo lo que puedas sobre la leishmaniosis para proteger a tu mascota de sus efectos negativos

En este artículo, explicaremos qué es la leishmaniasis en perros y cómo prevenir, detectar y tratar esta enfermedad. 

Leishmaniosis en perros: ¿qué es?

La leishmaniasis es una enfermedad causada por un parásito llamado Leishmania, que puede afectar a perros y otros mamíferos, incluyendo a los humanos. 

Es transmitida por la picadura de un insecto llamado flebotomo, también conocido como mosquito de la arena.

En los perros, la leishmaniosis puede presentarse de dos maneras: la forma cutánea, que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel, y la forma visceral, que afecta a los órganos internos del perro, como el hígado, los riñones y el bazo.

Esta enfermedad es endémica en algunas regiones de España, especialmente en el sur del país, donde el clima y el hábitat de los flebotomos favorecen su proliferación.

Síntomas de la leishmaniosis en perros

Los síntomas de la leishmaniasis en perros pueden ser muy variados y dependen de la fase de la enfermedad en la que se encuentre el animal.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Lesiones en la piel, especialmente en la cabeza, las orejas y las extremidades.
  • Pérdida de pelo en la cabeza y en la cola.
  • Aparición de úlceras en la piel que no cicatrizan.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Pérdida de peso y de apetito.
  • Problemas oculares, como conjuntivitis, uveítis y queratitis.
  • Cojera, rigidez y dolor en las articulaciones.

Es importante destacar que algunos perros infectados con leishmaniosis pueden no presentar síntomas, lo que hace que sea aún más importante realizar pruebas periódicas para detectar la enfermedad a tiempo.

Tratamiento de la leishmaniosis en perros

El tratamiento de la leishmaniasis en perros debe ser supervisado por un veterinario y puede durar varias semanas o incluso meses, dependiendo de la gravedad de la enfermedad. 

En general, el tratamiento consiste en dos etapas: una fase de tratamiento para eliminar el parásito y una fase de mantenimiento para evitar que la infección regrese.

Algunos de los tratamientos más utilizados son:

  • Antiparasitarios orales: estos medicamentos se usan para eliminar el parásito que causa la leishmaniasis.
  • Inmunomoduladores: ayudan a estimular el sistema inmunológico del perro para combatir la enfermedad.
  • Tratamiento sintomático: algunos síntomas, como las lesiones en la piel y los problemas oculares, pueden tratarse con medicamentos específicos.

Es importante recordar que aunque el tratamiento puede ser efectivo, algunos perros pueden experimentar una recaída de la enfermedad en el futuro.

Por lo tanto, es importante realizar pruebas periódicas para detectar cualquier signo de infección y prevenir la propagación de la enfermedad.

Leishmaniosis en perros

Prevención de la leishmaniosis en perros

Además de conocer los síntomas y tratamientos de la leishmaniasis en perros, es importante tener en cuenta algunas medidas preventivas para evitar que nuestros amigos peludos se infecten:

Protege a tu perro de las picaduras de mosquitos

En primer lugar, es fundamental proteger a tu mascota de las picaduras de mosquitos, ya que son los principales transmisores de esta enfermedad.

Puedes utilizar collares antiparasitarios y repelentes de insectos para evitar que los mosquitos se acerquen a tu perro.

Es importante recordar que la protección debe ser constante, especialmente durante los meses de verano, que es cuando los mosquitos están más activos.

Mantén limpia la zona donde vive tu perro

Otra medida preventiva es mantener limpia la zona donde vive tu perro, incluyendo su cama, juguetes y comederos. 

La leishmaniasis se transmite a través de la sangre, por lo que mantener limpia y desinfectada la zona puede ayudar a prevenir la infección. 

Además, debes asegurarte de que tu perro tenga una buena higiene y mantenga su pelaje corto y limpio.

Evita el contacto con perros infectados

Si conoces a algún perro infectado en tu vecindario o en el parque, es mejor evitar que tu perro entre en contacto con él para reducir el riesgo de infección.

Realiza revisiones regulares con tu veterinario

Por último, es recomendable llevar a tu perro a revisiones regulares con el veterinario para detectar la leishmaniasis a tiempo, ya que cuanto antes se detecte, más efectivo será el tratamiento. 

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

  • Contactar por Whatsapp

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis