Buscar artículos

Homeopatía para mascotas: 8 consejos a tener en cuenta

Qué es la homeopatía para mascotas y cuáles son los mejores consejos a los que debemos prestar atención.

Centro Veterinario Móstoles Publicado: 10 de enero de 2023

La homeopatía para mascotas es una práctica diseñada para promover la salud de las mascotas y tratar una variedad de dolencias según la causa y los síntomas individuales. 

Al igual que la homeopatía en humanos, este sistema de curación analiza los síntomas de cada animal, incluidos los mentales, emocionales y físicos, para crear un tratamiento individual a la medida.

Si tu mascota sufre una afección que no se puede controlar con la medicina convencional y te has planteado la homeopatía veterinaria, sigue leyendo este artículo.

¿Qué es la homeopatía para mascotas?

La homeopatía veterinaria para perros, gatos y cualquier mascota es un sistema para tratar las dolencias de nuestras mascotas mediante medicamentos no invasivos en lugar de los típicos medicamentos veterinarios, incluso utilizando toda la potencia de los medicamentos homeopáticos que se utilizan en humanos.

Fue el mismo doctor Samuel Hahnemann quien desarrolló la homeopatía como medicina alternativa para humanos y quien también recomendó la homeopatía para animales hace más de dos siglos. 

En 1813 dio una conferencia sobre la aplicación de la homeopatía a los animales, avalando el uso de los mismos principios para trasladar los mismos signos y síntomas  a nuestros animales domésticos, aunque dice que la verdadera complejidad de la tecnología es la capacidad de tener en cuenta las sensaciones subjetivas.

Consejos a tener en cuenta con la homeopatía para mascotas

1. La homeopatía veterinaria puede desarrollarse tanto para mascotas de compañía y competición como para animales de producción ecológica y consumo humano. 

Al tratarse de medicamentos naturales basados en la ley de similitud, no presentan efectos tóxicos. En caso de producir un efecto negativo, basta con retirar el remedio homeopático y sustituirlo por el adecuado. 

La ley de similitud a partir de la cual se basa la homeopatía dice que si una sustancia es capaz de generar una serie de síntomas, también lo es de combatirlos en cantidades infinitesimales.

2. Centrándonos en los animales de compañía, como perros y gatos, las enfermedades, dolencias y anomalías más comunes tratadas con homeopatía suelen ser las siguientes:

  • Depresión
  • Ansiedad por separación o pérdida
  • Parásitos tanto internos como externos
  • Picadas de insectos
  • Intoxicaciones
  • Fiebre
  • Resfriado
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Vómitos
  • Otitis
  • Micosis
  • Mordeduras por otros animales
  • Heridas infectadas
  • Anemia
  • Bolas de pelo (en el caso de los gatos)

Aunque estas son algunas de las condiciones más comunes tratadas con homeopatía veterinaria, esto no significa que otras condiciones no puedan ser tratadas con este sistema de curación. En cualquier caso, lo mejor es consultar a un veterinario para que le aconseje.

3. La homeopatía veterinaria, al igual que la homeopatía humana, analiza todos los síntomas del paciente para encontrar la causa y desarrollar un tratamiento personalizado. 

Por lo tanto, el veterinario homeópata realizará el análisis durante la primera entrevista con el dueño de la mascota.

Para este punto, observe cuidadosamente el comportamiento de la mascota y describa en detalle cualquier síntoma y cambio que note. 

homeopatía para mascotas

4. Después de entrevistar al dueño de la mascota, el veterinario realizará un examen físico completo. 

Para ello ordenará las pruebas que considere necesarias para llegar al diagnóstico más certero. Después del diagnóstico, prescribirá el tratamiento homeopático que mejor se adapte a sus síntomas individuales.

5. La entrevista con el veterinario es sencilla, simplemente tiene que fijarse en cada síntoma que muestre tu mascota, cómo reacciona ante el entorno, es decir:

  • Cómo se comporta en casa o cuando está fuera.
  • Cómo respondes a estímulos como el ruido, la luz o el tacto.
  • Cuál es su nivel de actividad, mira si baja, aumenta, duerme más de lo habitual, no duerme…
  • Su relación con otros animales y personas de la casa.
  • Cómo se manifiestan los síntomas de su mascota, es decir, comprobar si tiene diarrea solo por la mañana, si vomita por la noche, con qué frecuencia vomita, si llora cuando orina o defeca, si le sube y baja la temperatura, si tiene dolor en las articulaciones y cuándo, etc. 

Como ves, se trata de observar a tu mascota, prestando atención a cada detalle, aunque parezca insignificante.

6. Algunas enfermedades sí que son posible combatirlas solo con remedios homeopáticos pero otras, como las que requieren una solución quirúrgica, deben complementarse con un tratamiento convencional. 

En función de la gravedad y la capacidad de respuesta del organismo del animal, el veterinario recurrirá a la homeopatía como único tratamiento o como complemento al farmacológico.

7. Las instrucciones de dosificación de los medicamentos homeopáticos deben ser determinadas por un veterinario

Un homeópata determinará si usar gránulos, tabletas o una solución diluida. Los medicamentos se suelen administrar a nuestros animales mezclándolos con agua mineral o directamente en la boca mediante una jeringa.

8. Las principales ventajas de la homeopatía veterinaria frente a la medicina tradicional son las ausencias de efectos secundarios tóxicos y la individualización del tratamiento para nuestras mascotas

Dado que se trata de productos naturales a partir de materias primas (animales, plantas, minerales), evitamos el tratamiento de animales con productos químicos y la aparición de consecuencias negativas.Si cree que su mascota necesita de homeopatía tenga en cuenta nuestros consejos y no dude en ponerse en contacto con un profesional.

En el Centro Veterinario Móstoles trabajamos diariamente para que el resultado de nuestros servicios sea el que esperas de un equipo de profesionales.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono