Buscar artículos

El interiorismo sostenible, ¿qué es y cómo incluirlo en el hogar?

Te contamos cómo llevar a cabo esta práctica: materiales sostenibles, mobiliario de segunda mano, manualidades y un largo etcétera.

Davanni Publicado: 17 de marzo de 2022

Cada vez somos (o lo intentamos) más sostenibles, entiendo la sostenibilidad como el equilibrio con los recursos de nuestro entorno. Es decir, explotar un recurso por debajo de su límite de renovación. 

Es importante la responsabilidad social de cada país, pero también de las organizaciones y de las personas a nivel individual. ¿Qué quiere decir esto último? Que hasta los ciudadanos debemos ser responsables con cómo consumimos, cómo reciclamos, qué materiales utilizamos… 

Por ello, aparecen unas recomendaciones, que son acciones, que podemos poner en práctica para cuidar al planeta. Si bien es cierto que la mayor parte de la responsabilidad deberían tenerla los países y organizaciones, puesto que tienen más capacidad y poder, nosotros también podemos aportar nuestro granito de arena:

  • Ahorrar agua
  • Reciclar, separando la basura que producimos
  • Reciclar papel y administrarlo sabiamente
  • Reutilizar todo lo que podamos pero, sobre todo, el plástico
  • Utilizar el transporte público 
  • Comprar bombillas de bajo consumo
  • Desenchufar los dispositivos cuando no los utilicemos
  • Aprovechar la luz natural y no abusar de la artificial
  • Evitar el consumo masivo

Pero, además, podemos llevar a cabo otras medidas que pueden ser muy interesantes, como es el caso del interiorismo sostenible. Aunque seguramente te estés preguntando, ¿qué es eso de interiorismo sostenible? Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Introducción al interiorismo sostenible, ¿qué es?

El interiorismo sostenible incluye tanto el diseño como la construcción del hogar de una forma sostenible. Es decir, de tal manera que beneficie al planeta. Para ello, se utilizarán materiales sostenibles, el mobiliario no será como el tradicional, se ubicarán las ventanas y puntos de luz natural de forma estratégica, buscando el ahorro y la eficiencia energética.

Cabría pensar que el interiorismo sostenible solo puede ponerse en práctica en espacios nuevos, pero lo cierto es que también se puede llevar a cabo en reformas y redecoraciones de viviendas que no son nuevas.

Los materiales sostenibles

Hay algunos materiales que son más ecológicos que otros. En una reforma, decoración o redecoración de espacios, los materiales son fundamentales. Y es que se utilizan para los muebles, suelos, paredes y accesorios. 

También hay que tener en cuenta que los materiales que hemos elegido no deben estar tratados con tratamientos tóxicos, que perjudican tanto al planeta como a la salud de las personas que están en contacto con ellos.

Además, una premisa muy útil para elegir los materiales más sostenibles, es escoger los materiales de proximidad. Pero, ¿qué quiere decir esto? Se refiere a utilizar materiales que se produzcan en los alrededores de la zona. Por ejemplo, si abunda la madera noble en tu área, decántate por ella. 

De todas maneras, si no sabes qué material quieres, aquí te mostramos una lista con los más sostenibles:

  • Madera
  • Corcho
  • Bambú
  • Barro
  • Linóleo

El mobiliario

Una vez elegido el material que quieres hacer protagonista de tu hogar, debes elegir el mobiliario adecuado. Puedes reutilizar todo aquello que te sirva, comprar otro de segunda mano o recuperar aquello de lo que tu entorno se quiere deshacer. 

Además, es el momento de pintarlo a tu manera, modificarlo como más te guste y adaptarlo a tu nuevo espacio sostenible. 

Las ventanas de forma estratégica

En muchas ocasiones no tenemos la posibilidad de elegir dónde queremos colocar las ventanas y ventanales, o puntos de luz en general. Pero, en caso de tener la oportunidad, hazlo de tal forma que vayas a aprovechar toda la luz natural que puedas

De esta manera, ahorrarás energía y dinero, ayudando a tu bolsillo a la vez que ayudas al planeta. Por si fuera poco, el aumento de luz natural hará que tu estado de ánimo mejore sustancialmente, haciendo tu casa más acogedora y confortable. 

Un ejemplo muy habitual cuando hablamos de ubicación estratégica de las ventanas es colocar los ventanales más grandes orientados al sur. Se dice que esta pequeña acción puede reducir hasta un 80% el uso de calefacción en los días más fríos. 

Ahorro y eficiencia energética

Aunque lo hemos adelantado en el apartado anterior, un factor imprescindible del interiorismo sostenible es el ahorro y la eficiencia energética. No solo se consigue colocando las ventanas en puntos estratégicos, ya que no siempre es posible. 

Otra opción es poner suelos e instalar ventanas que aporten aislamiento térmico. Este aislamiento suele ser, a su vez, acústico, por lo que puedes despedirte del ruido y del frío a la vez. 

También puedes comprar electrodomésticos con eficiencia energética A++ o incluir placas de energía solar térmica en tu casa. 

¡A hacer manualidades!

Si hay algo que está de moda, son las manualidades. Bueno, no reciben ese nombre, sino que se llaman DIY (do it yourself en inglés), que queda mejor. Aunque también te puedes referir a ello como bricolaje de toda la vida. 

Davanni

Majadahonda

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://davanni.es/#

Estudio y fábrica de muebles de cocina de gama alta y lujo en Madrid

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Hogar