Buscar artículos

Ventanas aislantes: los 3 tipos de vidrio de protección y sus ventajas

Las ventanas aislantes pueden tener vidrios de protección térmica, acústica y de seguridad. ¿Qué nos aportan a nuestro hogar? ¡Descúbrelo!

Ventanas Sierra de Madrid Publicado: 24 de febrero de 2022

Las ventanas de PVC son las más demandadas actualmente, y cada vez más. Estas están fabricadas con policloruro de vinilo y tienen numerosas ventajas, como son un alto aguante al clima, la resistencia y seguridad que ofrecen, mayor aislación, poco mantenimiento, versatilidad…

Dentro de las ventanas de PVC, encontramos distintos tipos de vidrio, cada uno con unos objetivos. Veremos los vidrios de protección térmica, los vidrios de protección acústica y los vidrios de protección de seguridad. ¿Quieres descubrir para qué sirve cada uno? Sigue leyendo para no perdértelo. A continuación, te lo contamos. 

Vidrios de protección térmica

Estos tipos de vidrio suponen ahorro y eficiencia, ya que aportan un perfecto aislamiento. No solo esto sino que, además, filtra el calor del sol en verano y bloquea la salida de la calefacción en invierno. 

Vidrios de protección acústica

Los vidrios acústicos se recomiendan en espacios urbanos que están sometidos a ruidos concretos, como aeropuertos y carreteras, donde es fundamental la insonorización de las ventanas.

Vidrios de protección de seguridad

Con este tipo de vidrio, protegerás tu hogar de los intrusos. Además, en caso de haber un impacto contra el vidrio, los que estén dentro de la casa no correrían ningún riesgo. En caso de buscar mayor confort y ahorro energético, siempre está la opción de combinar estos vidrios con vidrios laminados. 

¿Por qué instalar estos tipos de vidrio?

Hay cinco razones principales por las que deberías instalar estos tipos de vidrios, sea cual sea. Sobre todo, nos centramos en las ventanas aislantes, que hacen referencia a la protección tanto térmica como acústica. 

El verano

En verano puede llegar a hacer un calor insoportable. Lo más sencillo es encender ventiladores y aires acondicionados, pero acaba siendo una solución de lo más cara. Por eso, lo mejor es tener ventanas aislantes. 

Estas impedirán que los rayos solares atraviesen el cristal, infiltrándose en el hogar. En otras palabras, los vidrios de protección térmica aportan un control solar necesario, sobre todo donde el verano es más caluroso. 

El invierno

Si el verano es uno de los motivos por los que tener ventanas aislantes, también lo es el invierno. Este tipo de vidrio mantendrá la temperatura interior, incluso después de haber quitado la calefacción. Esto tiene diferentes ventajas, como el confort y un ahorro energético y económico tanto a medio como a largo plazo. 

Los estudios dicen que este tipo de ventanas reducen hasta un 70% las pérdidas de energía. Así que reducen el consumo de calefacción en invierno. Así como reduce el consumo de aire acondicionado en verano. 

El silencio

Las ventanas aislantes también logran un confort acústico inigualable. Esto va a mejorar el descanso y el día a día, ya que no escucharemos nada del exterior. Se traduce en bienestar, proporcionando el ambiente óptimo para lo que queramos hacer, ya sea trabajar, estudiar o dormir. 

¿Por qué no instalar ventanas aislantes?

Habiendo visto todas las ventajas de las ventanas acústicas, ¿por qué no instalarlas en nuestro hogar? La instalación de ventanas son procesos que llevan tiempo, dinero y quebraderos de cabeza, así que lo mejor es hacerlo perfecto a la primera. Y qué mejor que instalar todas estas ventajas en nuestra casa. ¡Manos a la obra!

Ventanas Sierra de Madrid

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Construcción y Reformas