¿Qué son los sistemas de protección contra incendios pasivos?

| |

Los sistemas de protección contra incendios son los sistemas que se instalan para proteger edificios en caso de que haya un incendio. Se conocen comúnmente por las siglas PCI. 

Por medio de los recursos técnicos y humanos necesarios, se garantiza la instalación de los sistemas de protección contra incendios, así como su posterior mantenimiento. Gracias a esto, se detectarán posibles incendios en las empresas o naves donde se hayan instalado. 

Si te interesa conocer cuáles son los tipos de sistemas de protección contra incendios, ¡sigue leyendo! A continuación, te los contamos.

Tipos de PCI

Sistemas de protección pasivos

Estos tienen dos objetivos fundamentales. En primer lugar, hay que evitar que el fuego se produzca. Y, en segundo lugar, en caso de que este se produjese, evitar su expansión. 

Sistemas de protección activa

Los sistemas de protección activa se utilizan cuando el fuego se ha producido. No evitan que este aparezca, sino que terminan con él. 

Sistemas de protección pasivos

Los elementos y soluciones de este tipo de sistemas, detectan a la vez que minimizan los daños, ya sean personales o materiales. Es una manera muy eficaz de asegurar el contenido y continente de cualquier edificio. Y, también, la seguridad de las personas y los bienes. 

Este sistema de PCI es el conjunto de elementos constructivos y productos diseñados especialmente para evitar el inicio del fuego, evitar que este se propague e impedir que el fuego afecte de forma grave al edificio. También tiene como finalidad hacer más sencilla la evacuación de las personas. 

Normativa vigente

En la normativa vigente para la protección pasiva contra incendios, aparecen los objetivos de esta. Encontramos, por un lado, garantizar la estabilidad del edificio y limitar el desarrollo y daños de un incendio. Y, por otro lado, garantizar el control del fuego mientras se facilita la evacuación de las personas. 

La normativa vigente es muy estricta. Por ejemplo, los productos que se utilicen en este PCI, tienen que haber sido sometidos a numerosos ensayos para probar su eficacia. Dichos ensayos tienen que llevarse a cabo por laboratorios acreditados, y se harán con fuego real, pasando pruebas de reacción, luminiscencias, resistencia y estabilidad. Una vez hayan “aprobado” estas pruebas, podrán instalarse. Además, esta instalación se tiene que realizar por diversos parámetros, atendiendo a espesor, aplicación y soporte, entre otros. 

No solo esto, sino que también hay pautas concretas sobre la compartimentación de los edificios y establecimientos en sectores de incendios. Esta tiene que hacerse con elementos de una resistencia al fuego determinada. 

Aspectos a tener en cuenta

Como hemos mencionado brevemente, los sistemas de protección pasiva contra incendios, tienen que tener en cuenta algunos factores. Estos son:

Ignifugación de los materiales

Esta técnica industrial mejora la reacción de los materiales frente al fuego. Gracias a la ignifugación, los materiales textiles, plásticos y las maderas, mejoran su comportamiento ante el fuego. ¿Cómo se consigue? Por medio de añadir un aditivo ignifugante a los componentes. 

Compartimentación

La compartimentación de los edificios, hace que sea más sencillo evitar la propagación del fuego. Por supuesto, es fundamental comprobar que los cerramientos y sellados benefician la retención del incendio. 

En los cerramientos se utilizarán placas y paneles resistentes al fuego, y con los sellados se busca impedir que los gases inflamables, así como las altas temperaturas, se propaguen por huecos, tuberías y cables. 

Protección de la estructura del edificio para limitar el daño

Este aspecto a tener en cuenta afecta a todos y cada uno de los productos utilizados en la estructura portante del edificio. Estos tienen que incrementar su estabilidad ante el fuego

Señalización luminiscente

La evacuación será más fácil de llevar a cabo gracias a un sistema de señalización luminiscente, cuando no hay luz. Se tienen que indicar las salidas, las salidas de emergencia, la localización de los equipos de protección contra incendios, y cualquier otro riesgo concreto que haya en caso de incendio. 

Somos una empresa de nueva constitución, pero con una antigüedad de conocimientos y trabajos en el sector de seguridad y sistemas contra incendios de 25 años, estando en el este sector de sistemas contra incendios desde el año 1995.