¿Qué vidrio se adapta mejor a mis ventanas?

| |

Las ventanas son elementos polifuncionales de nuestras casas. En las cuales, podemos instalar una gran variedad de vidrios.

Además, cada día surgen nuevas tendencias que revolucionan los tipos de vidrios utilizados convencionalmente para las ventanas. Por esta razón, es común preguntarse sobre qué tipo de vidrio se adapta mejor a las ventanas de nuestro hogar.

En este sentido, existen un abanico de posibilidades para elegir. Cada tipo de vidrio para ventana posee sus funciones y propiedades específicas.

A continuación, te ofrecemos una clasificación de los principales tipos de vidrio para ventanas.

Pero antes, debemos considerar que en una ventana puede variar de acuerdo a:

  • Composición y espesor de cada una de las láminas de vidrio que la componen.
  • Numero de cámaras y espesor de las mismas.
  • Composición del gas que estará en el interior de las cámaras.

Estas características de los vidrios para ventanas influyen en el coste y en su funcionalidad.

Por lo tanto, son elementos a considerar para elegir el tipo de vidrio conveniente para cubrir nuestras necesidades y presupuesto.

Clasificación de los vidrios para ventanas de acuerdo a su composición y si cuenta o no con tratamientos

De acuerdo a la composición de la lamina de vidrio, esta puede ser:

1.     Vidrio sencillo o monolítico

Se trata de un tipo de vidrio que actualmente es poco usado en ventanas de viviendas.

Esto se debe a que ofrece bajas propiedades térmicas y acústicas.

2.     Vidrio templado

Se caracteriza por su función como vidrio de seguridad debido a su alta resistencia.

La cual se logra mediante diferentes tratamientos térmicos o químicos.

Además de ofrecer mayor resistencia que un vidrio convencional, en caso de romperse, lo hace en trozos muy pequeños.

Por lo tanto, disminuye el riesgo de daño al usuario en caso de rotura.

Este tipo de vidrio suele emplearse en zonas expuestas a impactos.

3.     Vidrios flotados

Los vidrios flotantes son utilizados usualmente en ventanas.

Mediante la combinación de varias capas de vidrios se obtiene una lámina estética de excelente planimetría y espesor homogéneo.

4.     Vidrios bajo emisivos

Conocidos como vidrios térmicos, vidrios de baja emisividad o vidrios de aislamiento térmico reforzado (ATR). Su diseño, dependiendo del número de cámaras empleados, permite reducir en varios niveles el valor U del vidrio.

En consecuencia, ayuda a disminuir la luz solar que ingresa a la vivienda.

El objetivo fundamental de los vidrios bajo emisivos es optimizar la eficiencia energética de la ventana.

Al poseer un efecto de oscurecimiento se reduce la radiación ultravioleta y disminuye el calor que entra en nuestra vivienda. Es ideal para áreas y orientaciones con mucha exposición al sol.

Combinación de propiedades

Los vidrios de ventanas también pueden clasificarse en función de diferentes combinaciones de elementos. Por ejemplo, existen vidrios formados por la unión de diferentes láminas de vidrio, con o sin tratamiento, unidas entre sí o separadas por cámaras de aire.

En este sentido, pueden clasificarse principalmente en dos grupos: vidrios laminados y vidrios con cámaras. Veamos las características de cada uno de ellos:

1.     Vidrios de ventanas con cámaras

Los vidrios con cámaras se caracterizan por su alto nivel de aislamiento en comparación a los vidrios sencillos. Se recomiendan los vidrios dobles, aquellos que llevan una cámara de aire entre las dos láminas de vidrio.

Sin embargo, actualmente gana terreno el uso del triple acristalamiento.

Es decir, dos cámaras de aire, es decir, permite optimizar tanto el aislamiento térmico como el acústico.

2.     Vidrios laminados

Los vidrios para ventana laminados también son denominados vidrios de seguridad. Se caracterizan por la unión de láminas de vidrio entre sí mediante una capa intermedia de material translúcido. La cual permite que, en caso de rotura, el vidrio se retenga y permanezca unido a ella.

Por otra parte, los vidrios laminados mejoran sustancialmente el aislamiento acústico. Además, a estos vidrios se les puede añadir otro tipo de tratamientos, como de baja emisividad o protección solar.

¿Cuánto pesa el vidrio?

Teniendo en cuenta que la densidad del vidrio es de 2,5, para calcular cuánto pesa el vidrio de una ventana: multiplica 2,5 por los metros cuadrados del vidrio y por su espesor.

El resultado será el peso en kilogramos del vidrio.

Llevamos mas de 30 años con fabricación propia de ventanas de Aluminio y PVC, contamos con una amplía trayectoria en la instalación, reparación y mantenimiento de ventanas.

Nuestra principal marca de Ventanas es Kömmerling, marca alemana, líder en Europa en la fabricación de perfiles de PVC.