¿Qué tipos de aislantes térmicos existen?

| |

En el mercado existe una gran variedad de materiales para lograr el aislamiento de edificios, entre ellos destacan una gama de aislantes térmicos, los cuales impiden la penetración del frío hacia el interior de los ambientes. 

Entre los tipos de aislantes térmicos cabe mencionar: el algodón, el corcho y la celulosa, los cuales son muy utilizados para lograr el aislamiento de las fachadas.

Sin embargo, existen otros modelos que suelen ser más habituales, ya que poseen características muy diferenciadas, entre ellos se encuentran: 

La espuma de poliuretano 

Es un material que está conformado a base de azúcar y petróleo, mezcla que da origen a una rígida espuma muy ligera, la cual ofrece una baja conductividad térmica. 

Esta espuma tiene como característica que se adhiere a diferentes tipos de superficies, ya que posee escasa absorción de la humedad.

Es un elemento de fácil aplicación, que puede usarse para el relleno de cámaras y huecos usando una pistola. 

Poliestireno expandido 

Este material tiene origen sintético y su característica primordial es la versatilidad, cualidad que permite utilizarlo en la construcción.

También se le conoce como corcho blanco, el cual se usa para dinamizar densidades en construcciones y como aislamiento térmico. 

Poliestireno extruido 

Este material tiene muchas similitudes con el poliestireno expandido, pero posee otras propiedades.

La más relevante es que puede mojarse, lo que permite su empleo en la impermeabilización de cubiertas

Otra de sus propiedades es que posee una gran resistencia al hielo y al deshielo, como también una gran resistencia mecánica.

Es un material que comúnmente se usa como aislante en muros, cubiertas, tabiquería, techos y enterrados

La lana de vidrio 

La lana de vidrio es un material de origen mineral, muy natural, está conformado por filamentos de vidrio que se encuentran aglutinados a través de la resina

El procedimiento para su obtención se asemeja mucho al de la lana de roca, ya que suele presentar una enorme resistencia a la humedad.

Además de ello, tiene propiedades ignífugas.

Este material tiene la posibilidad de encontrarse en forma de mantas o de paneles. 

Lana de roca 

La lana de roca es usada en paneles que actúan como aislantes térmicos, se usan comúnmente en edificaciones, porque poseen un alto rendimiento.

Ellos están conformados por roca de origen volcánica y un agregado de ligamento orgánico. 

Es importante tener en cuenta que los paneles de lana de roca no son inflamables, esto los diferencia del poliestireno extruido y del poliestireno expandido. 

Otra propiedad muy relevante es que actúa como un gran aislante acústico, debido a la disposición multidireccional de sus fibras. 

Lanas minerales 

Es un material muy flexible, elaborado con fibras inorgánicas, entrelazado de filamentos, las cuales producen protección y aislamiento térmico. 

Cubiertas planas transitables 

Estas cubiertas casi siempre se realizan partiendo primero del soporte base, que son seguidas por la formación de pendientes, ya sean de soporte base de mortero o capas de imprimación (puntos singulares y perímetros). Asimismo, de una capa separadora (velo de vidrio), compuesta por una o varias láminas. 

También incluye impermeabilizantes, aislamiento térmico de poliestireno extruido y separadora.

Adicional a ello, destaca el uso de una capa antipunzonamiento, la cual está elaborada a base de piedra natural, hormigón y pavimento de cerámica. 

El aislamiento térmico y su sistema  

Existen algunos elementos de aislamiento térmico altamente efectivos dentro del mercado, los cuales están conformados por varias capas, donde destaca una placa aislante, la cual puede ser de poliestireno expandido (blanco o de grafito) como de lana de roca.

Estos materiales tienen como ventaja la capacidad de evitar las ganancias o pérdidas del calor o el frío, ya que crean una temperatura ambiental muy agradable y estable

Este tipo de aislamiento térmico ofrece muchos beneficios, entre ellos cabe mencionar: 

  • Ahorro energético, económico y estable.
  • Prestación de cuidado al medio ambiente. 
  • Capacidad para mejorar el confort y la habitabilidad. 
  • Estéticamente, mejora la fachada del edificio. 
  • Su aplicación requiere poco tiempo. 
  • Posee múltiples acabados y soportes. 
  • No necesita desalojos ni derribos. 

Esto significa que estos tipos de aislamientos térmicos constituyen las opciones más expeditas para edificios, ya que ayuda notablemente a su rehabilitación energética, proporcionando mayor sostenibilidad y rendimiento a la construcción debido a que son productos de óptima calidad.

En  Alcaide Rehabilitació i Reformes Integrals nos dedicamos a la rehabilitación y reformas de todo tipo de edificaciones. Entre nuestros servicios destacan las impermeabilizaciones y restauraciones de fachadas en la comarca del Garraf.

Con sede en Vilanova i la Geltrú ponemos a tu disposición personal altamente cualificado con una dilatada experiencia en el sector, con el fin de satisfacer tus necesidades y ajustándonos a todos los bolsillos.