Buscar artículos

Muebles lacados: ventajas y trucos de limpieza 

Descubre los beneficios de los muebles lacados y cómo limpiarlos sin dañarlos.

Pintores Gonzalez Publicado: 20 de enero de 2023

Los muebles lacados han sido durante mucho tiempo los aliados decorativos de los interiores modernos. Esto se debe a que son reconocidos como un mobiliario que aporta robustez y brillo.

Actualmente, parecen estar abriéndose paso en nuestros interiores más caprichosamente que nunca. A pesar de su popularidad, es posible que aún no conozcas los detalles más importantes de los muebles lacados.

Entonces, ¿qué son los muebles lacados?, ¿cuáles son las ventajas ? y ¿cómo puedes limpiarlos sin dañarlos? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son los muebles lacados?

Hablamos de muebles lacados cuando la superficie está cubierta con una laca o una resina natural o sintética que le da un efecto brillante. Dicha superficie está rociada en varias capas. 

La laca suele ir acompañada de una capa de pintura, un endurecedor y un barniz. Es popular en las fachadas de los muebles de cocina y baño. No obstante, es habitual verlo en en los muebles del salón, el dormitorio e incluso en los accesorios decorativos.

Las ventajas de los muebles lacados. 

Las primeras grandes ventajas de los muebles lacados son su resistencia y durabilidad. De hecho, la laca permite solidificar los revestimientos y aumentar su vida útil. Ten en cuenta que cuantas más capas de laca haya, más resistente será el material.

También, es un acabado reconocido por ser fácil de mantener. Pues, con un simple paño de microfibra es suficiente para limpiar muebles lacados.

Al ser robustos y de mantenimiento sencillo, los muebles lacados a menudo se utilizan en habitaciones donde el tráfico es frecuente y hay mucha suciedad (como cocinas y baños). 

Más allá de su aspecto práctico, el acabado lacado también es apreciado por su estética. Por un lado, porque se encuentra en muchos colores (en blanco y negro pero también en rojo, amarillo, azul y muchos otros colores…).

Por otro lado, los muebles lacados permiten obtener un efecto espejo que hace más luminosas las estancias.

Asimismo, son ideales para darle vida a los rincones oscuros de una habitación. Incluso, permite agrandar visualmente los volúmenes y darles un aspecto chic y elegante. 

¿Cómo limpiar muebles lacados sin dañarlos?

Apreciados por su aspecto moderno que combina perfectamente con la mayoría de las decoraciones, los muebles lacados son atemporales.

Sin embargo, si desea que conserven su brillo en los próximos años, es importante mantenerlos adecuadamente.

Incluso si los muebles lacados son bastante resistentes, debe permanecer alerta: algunos productos para el hogar pueden dañar la laca y arruinar considerablemente la apariencia de sus muebles.

Por tanto, ¿cómo se pueden limpiar los muebles lacados sin dañarlos? Usando los productos adecuados y siendo cuidadoso.

ventajas de muebles lacados

Primeras precauciones

Es importante saber es que la laca es un material bastante delicado, sensible a la humedad y al calor. Ya sean los muebles del salón o la mesa del comedor, deberás prestar mucha atención a lo que usas para limpiar tus muebles lacados.

En primer lugar, lee atentamente y sigue las instrucciones de cuidado de tus muebles. Esto se debe a que no todos los muebles lacados requieren las mismas precauciones a la hora de limpiarlos. 

En caso de no tener instrucciones, siempre puede ponerse en contacto con su tienda de muebles para saber qué hacer. De cualquier manera, asegúrese de usar productos químicos no agresivos y paños suaves.

Finalmente, recuerda que es mejor aplicar el producto de limpieza que usarás en una pequeña superficie del mueble antes de aplicarlo en todas partes, para asegurarte de que el producto en cuestión sea seguro para los muebles.

Productos que puedes utilizar

Para la limpieza, recomendamos utilizar un paño suave de microfibra humedecido con agua tibia. Exprímelo, luego agrega unas gotas de vinagre blanco.

Asimismo, lo que tienes que hacer es lavar tus muebles con movimientos circulares, luego secarlos con un paño, ¡y listo!

En caso de manchas difíciles, podrás deshacerte de él sin dañar el mueble con un paño empapado en aceite de linaza, aguarrás y harina. Frotando suavemente sobre la mancha, debería poder hacerla desaparecer sin dañar la laca.

La laca de sus muebles es particularmente vulnerable cuando se expone al agua y al calor. Por ello, te recomendamos que evites colocar objetos calientes o muy húmedos directamente sobre la superficie del mueble; use un posavasos o un mantel individual según sea necesario.

Pintores Gonzalez 2001 SL, nos presentamos como empresa joven y familiar, con más de 40 años de experiencia en el sector de la pintura decorativa e industrial.

Especialistas aplicadores de pintura líquida con airless, expertos en aplicar pintura intumescente ignífuga (protección contra el fuego), restauración de barniz, lacado de puertas y muebles.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Construcción y Reformas