¿Cuál es el embalaje óptimo para mudanzas? Recomendaciones para no dañar tus pertenencias

| |

Cuando hacemos una mudanza hay que cuidar todos y cada uno de los detalles para que salga lo mejor posible. Tan imprescindible es encontrar un buen servicio de mudanza como elegir el embalaje óptimo para nuestras pertenencias. 

Si quieres que todo lo que posees se mantenga en perfecto estado cuando lo transportes de un lado a otro, ¡sigue leyendo! A continuación, te contamos cómo tienes que realizar el embalaje de tu mudanza para obtener resultados profesionales. 

¿Cómo preparar el embalaje para conseguir resultados profesionales?

Si sigues una serie de pasos, podrás conseguir que todo permanezca intacto en los viajes de la mudanza. 

Primero, haz una limpieza

El primer paso para una mudanza exitosa es no transportar todo lo habido y por haber. Sabemos que nos gusta guardar todo “por si acaso”. Pero ese por si acaso, siendo sinceros, rara vez llega. 

Así que es el momento de deshacerte de lo que no usas o necesitas. Puedes hacer una limpieza más o menos minimalista, lo que se adapte a ti, siempre y cuando sea limpieza. Además, tienes muchas opciones, como donar o vender lo que no te hace falta.

Aprovecha para desechar la ropa que llevas años sin ponerte (o que nunca has llegado a estrenar), ese mueble roto que sigues guardando por pereza a comprar uno nuevo…

Embala todo correctamente

Una vez tengas todo lo que quieres llevar a tu nueva vivienda seleccionado, has de tener cajas preparadas. Lo ideal es que compres cajas especializadas en mudanzas, ya que van a necesitar una resistencia que otras no poseen. 

Recomendamos comprar cajas de cartón de un tamaño pequeño o mediano. Y es que, imagínate que llenas una caja grande con libros, ¿cómo vas a moverla?

Otra opción son las cajas de plástico, que además de resistentes son duraderas y pueden servirte para otras ocasiones. Estas son óptimas para transportar elementos delicados y pequeños. 

Pero no es suficiente con una buena caja para introducir todo lo que quieras llevarte a tu nueva casa. También hay que elegir un material de relleno adecuado, que evite que los objetos se choquen entre sí y se dañen. Por ejemplo, papel de periodo, plástico de burbujas, cartón ondulado o los llamados cacahuetes de mudanza. 

Además, si tienes objetos frágiles, envuélvelos en plástico de burbujas. Este puede ser el caso de copas y vasos, vajillas o figuras de porcelana. 

No solo esto, sino que los objetos grandes, así como los muebles, tienen que protegerse con mantas. Esto es si no se meten en cajas. De esta manera, evitas arañazos o roturas en el transporte. 

Consejos para un buen embalaje

Además de lo mencionado, algunas recomendaciones para embalar tus pertenencias en una mudanza son las siguientes:

  • Calcula todo el material que vas a necesitar, como cajas de cartón y de plástico, mantas, el material de relleno como plástico de burbujas o papel de periódico… De esta manera, no tendrás que improvisar en ningún momento y te ahorrarás disgustos. 
  • Separa los objetos de valor, como monedas, joyas o documentos importantes. Lo mejor es que seas tú mismo quien transporte esto, para tenerlo siempre controlado.
  • No sobrecargues las cajas. Si lo haces, transportarlas va a ser más complicado, incluso se pueden llegar a romper y dañar lo que hay dentro de ellas. Siempre que puedas, reparte el peso. 
  • Etiqueta las cajas, para saber qué contiene cada una. De esta forma, cuando necesites algo ya en tu nuevo hogar, sabrás dónde se encuentra y no tendrás que ir abriendo una por una. 
  • Cierra las cajas con cinta de embalar, pero asegúrate que se distingue la parte superior de la inferior, ya que lo que más peso tiene va en la parte baja de la caja.

Somos una empresa de mudanzas en Ávila.

Te ayudamos con todo el transporte de tus bienes con el mayor cuidado y profesionalidad del sector. Contáctanos para más información.