Cuidados para mantener tu parquet como el primer día

| |

Los suelos de parquet o parqué representan un pavimento integrado por piezas de madera que se acoplan entre sí. Realmente, una tendencia en el mundo de los pavimentos que cuenta con el encanto y hermosura que otorga la madera.

Un material que ofrece un gran confort, calidez y belleza a nuestros hogares.

Por otra parte, los suelos de parquet suelen ser bastante delicados. Aunque con el tiempo este tipo de pavimento es más resistentes que antaño, el parquet es una superficie delicada.

Por lo tanto, requiere de un mantenimiento y cuidado especial.

A continuación, te dejamos 7 consejos para mantener tus suelos de parquet como el primer día.

1.    Mantenimiento cotidiano del suelo de parquet

Un suelo tan hermoso, pero tan delicado como el de parquet, requiere de un mantenimiento cotidiano y regular. Como se trata de madera, el suelo de parquet resulta poco compatible con el agua, ya que podría causarle deformaciones.

Sin embargo, es conveniente quitarles el polvo regularmente. Para ello, utiliza el mocho con agua, pero bien escurrido. Especialmente en los meses más calurosos.

Para el día a día, si deseas quitarle el polvo de manera rápida puedes utilizar una escoba. Por otra parte, lo más recomendable es emplear una aspiradora para eliminar el polvo de la superficie del parquet.

Si lo que buscas es resaltar el brillo natural del parquet, te recomendamos pasar una mopa de algodón o microfibra. La cual, deberá contener una pequeña cantidad de limpiador de suelos de parquet. La forma correcta de hacerlo es frotar la mopa en la dirección de la longitud de las lamas. Esto se hace con la finalidad de evitar que queden marcas.

2.    Productos recomendados para el mantenimiento de los suelos de parquet

A nadie le gusta ver rayado su suelo de parquet. Por esta razón, es muy importante evitar el uso de productos demasiado abrasivos sobre éstos.

Por otra parte, cuando se trate de la limpieza y mantenimiento del parquet se recomienda utilizar únicamente productos para madera. Además, no es necesario añadir a la mopa agua ni otros productos que contengan ácido o siliconas. Recuerda, sólo asegúrate de que sean productos aptos para utilizar sobre superficies de madera.

3.    ¿Qué hacer en caso de manchas resistentes?

En diferentes pavimentos podremos toparnos con machas que son más difíciles de quitar que otras. Y,el parquet no es la excepción. En los casos de esas manchas más persistentes puedes limpiarlas directamente con agua tibia y un producto específico para ello.

Cuando se trata de manchas tan molestas y difíciles como las de grasa, se pueden frotar con vodka. Este pequeño consejo permitirá que tu suelo de parquet quede como el primer día. Sin embargo, no te excedas, simplemente humedece con vodka un paño o mopa y frota directamente sobre la mancha.

4.    Recuperar el brillo inicial del suelo de parquet

Es común que, al pasar el tiempo, el suelo de parquet pierda su brillo inicial. Para solucionarlo, existen en el mercado un montón de aceites especializados.

La función principal de estos aceites es evitar que la madera se reseque.

El modo de aplicación de estos productos es bastante sencillo. Simplemente, humedece un paño limpio con el aceite para dar brillo al parquet y frota sobre las superficies más opacas.

5.    Evita la humedad

Como ya mencionamos, el suelo de parquet resulta poco compatible con el agua y la humedad, ya que puede desformarlo. La madera, generalmente, absorbe o cede humedad del ambiente dependiendo de las condiciones a las que se encuentra expuesta.

Por lo tanto, de acuerdo a la temporada (invierno o verano) su trato y cuidado será diferente.

Lo ideal es que la humedad permanezca homogénea. Si deseas corregir problemas de humedad puede utilizar un deshumidificador o pastillas antihumedad en invierno. Mientras que, en verano emplea humidificadores o recipientes de agua.

6.    Evita la exposición al sol

Si no quieres observar cambios de color en tu suelo de parquet evita su exposición directa a la luz solar.

Por ejemplo, junto a las ventanas, utiliza cortinas que impidan que entre el sol.

7.    Evita los roces al máximo

Utiliza protectores bajo las patas de las sillas, mesas y muebles. Y, evita usar zapatos.

De lo contrario, intenta que no entren al área piedras pequeñas.

Bienvenidos a Mon Parquet, una empresa referente y con amplia experiencia en el sector. Con sede en Vilanova i la Geltrú, ofrecemos servicio por toda la comarca del Garraf y allá dónde nuestros clientes precisen.
En nuestra tienda y exposición, en pleno centro de la ciudad, estaremos encantados de atenderos para ayudaros a hacer vuestras ideas y proyectos realidad. ¡Os esperamos!