¿Calefacción eléctrica o de gas? ¿Cuál me interesa más?

| |

Uno de los sistemas que más consume energía dentro de una vivienda, es la calefacción.

Por tal razón, vamos a realizar un diagnóstico de los tipos de calefacción que actualmente se encuentran en el mercado, para que así puedas elegir el que mejor se adapte a tu presupuesto y requerimientos.

Mejor calefacción: ¿eléctrica o de gas natural?

El sistema de calefacción más utilizado en España, es el sistema de calefacción de gas natural, el cual tiene una demanda del 36,8%.

Por otro lado, la calefacción eléctrica, tiene una demanda del 19,5%  en los hogares españoles; siendo el segundo más empleado en este país.

En ese sentido, ambos sistemas de calefacción son los más demandados actualmente en el territorio español; sin embargo, presentan una serie de ventajas y desventajas las cuales debes conocer, para que puedas elegir el sistema que mejor se adapte a tus necesidades, y que además sea el más funcional para tu vivienda o piso.

¿Cuál es la calefacción más barata?

La calefacción más barata que podrás encontrar en el mercado es la calefacción de gas natural. Esto se debe a que tiene una gran eficiencia energética, y es muy económica. La calefacción de gas natural además, es muy limpia y la misma no necesita de depósito o bombona.

Pero se hace necesario aclarar, que el gas natural no se encuentra disponible en todo el territorio español. Sin embargo, actualmente existen políticas privadas y de gobierno, que se encuentran elaborando el proyecto de ampliación para la red de gas natural, y así este pueda llegar a millones de familias españolas.

Entre las alternativas de calefacción existentes en España, se encuentran:

  • La calefacción eléctrica
  • La calefacción de gas butano
  • La calefacción de gas propano
  • La calefacción de gasoil

Calefacción de gas: clima frío, casa grande

El gas natural es muy eficaz como sistema de calefacción para las viviendas o pisos grandes. Además es un sistema económico y además muy accesible. Sin embargo, si no tienes accesos a la red natural de gas, sobre todo en entornos rurales, no será opción para tu vivienda.

Es necesario señalarte, que el sistema de calefacción de gas natural resulta más beneficioso en localidades de climas fríos, y además en viviendas grandes. Para localidades de climas cálidos y viviendas o pisos pequeños, tendrías que evaluar si los costes de instalación y mantenimiento son rentables.

Ventajas del gas natural

Entre las ventajas que ofrece el gas natural, se encuentran:

  • Genera calor más rápido: Si tienes además una caldera de calidad, esto garantizará que nunca pases frío.
  • Es menos costoso: Si vives en una casa grande y en una localidad donde el clima sea frío, las facturas del servicio de gas serán más económicas.

Calefacción eléctrica: clima cálido, piso pequeño

El sistema de calefacción eléctrica, a diferencia del sistema de calefacción de gas natural, representa una buena alternativa si vives en una localidad que tenga clima templado o cálido. También este tipo de calefacción es recomendable, para viviendas o pisos pequeños.

Ventajas de la calefacción eléctrica

Entre las ventajas que ofrece la calefacción eléctrica, se encuentran:

  • No tendrás que ejecutar grandes obras e inversiones: Al utilizar en tu vivienda un sistema de calefacción eléctrico, podrás ahorrarte la ejecución de instalaciones complejas(a excepción del suelo radiante), que requieran de una gran inversión de dinero.
  • No tendrás que invertir en mantenimiento: Simplemente pondrás a funcionar los radiadores.
  • Resulta la calefacción ideal para viviendas y pisos pequeños.

Alternativas a la calefacción de gas natural

Aquí conocerás detalles del sistema de calefacción mediante gas butano, el cual actualmente es muy utilizado en el territorio español, debido a la falta de redes de gas natural.

Calefacción de butano

El sistema de calefacción mediante el gas butano, está ideado para localidades cuya temperatura no descienda de 0 grados (temperatura de congelación).

Entre las ventajas que ofrece, se tienen:

  • Su consumo resulta más económico que el sistema de calefacción eléctrico
  • Tiene una gran potencia térmica

Entre las desventajas que ofrece, se tienen:

  • El coste de este sistema de calefacción es más elevado
  • Se debe efectuar eventualmente un cambio de bombona

En instalaciones somos especialistas en instalaciones, reformas, climatización, mantenimiento y servicios del hogar