Buscar

No te pierdas los 6 motivos por los que debes instalar un toldo en tu casa

Elola y Esnaola Abogadas Actualizado: 2 de febrero de 2022 Publicado: 21 de enero de 2022

Los toldos están muy presentes en las casas actuales, pero buscando su origen llegamos a la Antigua Roma, concretamente al Coliseo. Se extendía un toldo que se desplegaba y recibía el nombre “velario”. Inicialmente, el material era el de las lonas de los barcos pero, finalmente, se sustituyó por el lino, puesto que era más ligero. 

Pero el toldo, tal y como lo entendemos hoy en día, data de 1889, en París. Se tiene constancia de que el primer toldo apareció en la Exposición Universal de París.

El objetivo de este elemento, los toldos, es dar sombra. Así que, como dice la Real Academia Española, un toldo es pabellón o cubierta de tela que se tiende para hacer sombra. 

Pero, ¿aportan algún beneficio más? ¿Merece la pena instalar toldos en casa? A estas y otras preguntas vamos a dar respuesta en este artículo. Si quieres descubrirlo, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

¿Por qué instalar toldos en casa?

Si bien es cierto que el objetivo principal de esta cubierta de lona es quitar sombra, sus beneficios van mucho más allá. 

Impide el daño del agua

Hay algunos materiales que no toleran muy bien el agua, como por ejemplo la madera. Así que si quieres proteger tus puertas y ventanas de madera de la lluvia, un toldo te puede ahorrar muchos costes. 

Además, si tuvieras un toldo mientras la puerta o ventana estuviera abierta, las precipitaciones no entrarían en tanta cantidad en el interior de la casa, evitando así daños extra en el hogar. 

Reduce la energía

Los toldos mantienen la temperatura, por lo que notarás una considerable reducción en las facturas. Sobre todo en invierno, ahorrarás energía. Pero también en verano, puesto que esta tela impide que los rayos solares atraviesen la ventana, filtrando el calor indeseado en el hogar. 

Protege los muebles de interior

Al igual que muchos muebles no son agradecidos con el agua, hay otros muchos que no lo son con la luz solar. Tanto si el mobiliario se encuentra en el interior de la casa como si se encuentra en el exterior de la misma, la luz del sol puede hacer que pierdan su color original. Los toldos evitan que esto pase.

Cuida el planeta

Como hemos comentado, estas cubiertas de tela van a reducir el consumo de energía, lo que se traduce en menos impacto para el cambio climático, por las emisiones de gas invernadero.

Valor añadido a tu hogar

Los elementos tanto decorativos como funcionales, hacen que se incremente el valor de tu hogar. Así que los toldos no se quedan atrás. Si estás pensando en vender o alquilar tu casa, ahora o en un futuro, esto te interesa.

Por un lado, van a generar mayor atractivo, ya que los exteriores lucirán más bonitos. Es así como tu casa llamará más la atención a los posibles compradores o inquilinos, que las casas en las que no haya toldos. 

En caso de tener una terraza o jardín e instalar toldos en lugar de colocar, por ejemplo, pérgolas, se gana espacio exterior. Además, este espacio estará cubierto, por lo que no hay que preocuparse por las inclemencias del clima. 

Por último, todo comprador o arrendatario busca ahorrarse unos euros. Pero, ¿cómo lo consiguen? Muy sencillo, se fijan en las casas que tienen una mejor eficiencia energética. Así que quienes estén interesados en comprar o alquilar un piso, preferirán aquellos en los que se van a ahorrar dinero en los costes eléctricos. 

Decoración

Además de todos los beneficios prácticos y funcionales que aportan estas cubiertas de lona, encontramos una ventaja estética. Y es que se convierten en un elemento decorativo más de la casa, por lo que aparecen distintos diseños y estilos que darán a tu fachada un toque diferente y especial. 

Es una manera más de personalizar la terraza, las ventanas, los espacios comerciales… Por ejemplo, en el caso de tiendas o locales, se puede pedir un toldo con el logo o nombre de la empresa. 

Tipos de toldos, ¿cuáles hay? 

Si ya tienes decidido que quieres instalar un toldo en tu casa, ahora queda la parte más divertida: elegir qué toldo encaja mejor contigo y con tu hogar. Como comprenderás, desde el París de 1889, el mercado de los toldos ha evolucionado. Por eso, encontramos numerosos tipos, ¿cuáles son? ¡Te los contamos!

Toldo de brazo

El primer toldo del que tenemos constancia, el ya comentado de la Exposición Universal de París, es de este tipo, y se hizo para los pequeños comercios. También recibe el nombre de toldo articulado o extensible, y hace que este se pliegue sobre sí mismo, evitando así que suponga un obstáculo

Toldo monoblock

El toldo monoblock es el toldo de brazo pero hecho para grandes dimensiones, pudiendo llegar hasta los 6 metros con un solo sistema de brazos. El sistema conocido como monoblock es robusto, por lo que se fijará mejor

Toldo cofre

El toldo cofre funciona como los anteriores, con un brazo extensible, pero cuando se cierra, la tela le protege de la intemperie. Tanto de la luz del sol y de la lluvia como del polvo y la contaminación. 

De esta manera, la lona durará más tiempo y permanecerá estéticamente bonita a lo largo de su vida útil. 

Toldo de punto recto

El toldo de punto recto es el conocido como toldo de balcón, puesto que es el que más se recomienda para los balcones. Su sistema es diferente a los anteriores, ya que tiene dos brazos laterales con los nivelar la inclinación del toldo. 

De esta manera, se puede quedar completamente en vertical, ofreciendo un mayor cerramiento, protegiendo de la lluvia y del viento… Entre los toldos de punto recto, encontramos los toldos de punto recto con sistema de cofre. 

Toldo vertical

Este tipo de toldo es aquel que baja por guías de aluminio que, también, pueden ser varillas inoxidables de madera. Es decir, funciona como los estores de toda la vida. Lo ideal es instalarlos en los laterales de las terrazas. 

Su simple funcionamiento lo convierte en una opción muy discreta que, para nada, obstaculiza el espacio. 

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Construcción y Reformas