MINDFULNESS: del concepto a la práctica

| |

Hace ya tiempo que el concepto “mindfulness” está incorporado a nuestra cultura y nuestra vida diaria.

Pertenece al ámbito de la espiritualidad y es una más de las variadas prácticas que usamos para sobrevivir en nuestro acelerado, estresante y exigente modo  de entender la vida que tenemos en la sociedad actual.

Definicion y origen de Mindfulness

El concepto mindfulness, atención plena, procede de la meditación budista y es introducido en occidente a través de  contextos clínicos terapéuticos.

Hoy en día  se incorpora también a la terapia y crecimiento personal y grupal, en actividades de ocio  y en el ámbito de las organizaciones.

Es introducido en la cultura occidental por John Kabat-Zinn, doctor en biología molecular por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (1971) y fundador de la Clínica de  Reducción del Estrés del Centro Médico de la Univ.de Massachussets.

John Kabat-Zinn crea y pone en marcha en 1979  un programa de reducción del estrés y aumento del bienestar de las personas basado en la atención plena, que combina la meditación budista con prácticas de yoga  y que bautizó como Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR).

Las reacciones de nuestro cuerpo ante situaciones de estrés se producen de forma automática en forma de desequilibrio fisiológico con una gran activación orgánica y en ocasiones malestar y desequilibrios emocionales que pueden considerarse intentos inadecuados para hacer frente a estas situaciones.

John Kabat-Zinn pensó que si durante esta reacción al estrés somos capaces de tomar conciencia de los que nos ocurre mientras el suceso se va desarrollando, podremos reducir la fuerza de la reacción automática y el efecto dañino que tiene en nuestro cuerpo. 

Su programa MBSR persigue incrementar la conciencia de las personas acerca de la experiencia del presente momento a momento sin enjuiciarla para así poder responder al estrés. 

El programa está basado en instrucciones guiadas  de mindfulness, yoga y movimientos corporales atentos.

Mindfulness en psicología actual

En psicología el mindfulness pertenece a las terapias de tercera generación, llamadas así en contraposición a la primera etapa de terapia de la conducta y su segunda fase que incorporó las técnicas cognitivas.

Las terapias cognitivo conductuales tradicionales se esfuerzan en cambiar pensamientos distorsionados y creencias irracionales, mientras que el mindfulness busca el facilitar la comprensión acerca de la influencia de los pensamientos en los cambios del estado de ánimo.

Se trata de situarnos en el presente, de percibir atentamente, de identificar cada cosa que nos rodea sin pretender reaccionar.

Esta “atención plena” nos permite observar los acontecimientos con cierto desdoblamiento, como desde fuera de uno mismo.

El mindfulness está orientado al crecimiento y la transformación personal y conjuga valores personales con la consecución de posibles metas y formas de entender y de estar en la vida.

Se pretende un cambio más profundo y amplio que el habitual de las terapias centradas en la reducción y eliminación de síntomas. 

Busca que los aspectos emocionales y la percepción subjetiva de los mismos (sentimientos) sean observados, aceptados y vividos, sin ser evitados ni intentar controlarlos y tan solo experimentarlos con la menor interferencia posible por nuestra parte.

Atención plena

La práctica del mindfulness nos enseña a centrar la atención en lo que se hace en cada momento, a percibir lo que se siente o se piensa, sin que estas sensaciones, preocupaciones o cualquier otro pensamiento nos desenfoquen del momento presente. 

Nos enseña a rechazar automatismos y en definitiva  a desarrollar un estilo de vida autoconsciente.

Entre sus aplicaciones terapéuticas quiero hacer especial hincapié en el uso de mindfulness en niños y adolescentes que mediante sesiones grupales pueden conseguir reducción de estrés, de ansiedad, de problemas de conducta y ayudar a mejorar la concentración, la atención y la memoria de trabajo.

Ayuda a manejar emociones y a desarrollar empatía y comprensión hacia los demás y a mejorar el rendimiento académico.

Para finalizar, relato un ejemplo de ejercicio de mindfulness:

“Quédate quieto en la postura que estas, puedes sentir cómo entra el aire en tu cuerpo, tómate un momento para percibir cómo de profundo llega. Toma conciencia de tu cuerpo, nota tu postura. Siente, al recorrer tu cuerpo con tu mirada interna, las zonas en las que hay tensión. Sólo siéntelas, no hagas nada, no te recoloques. ¿Dónde estás en tensión?, ¿Dónde estás relajado?.  Ahora estás presente en tu cuerpo, a medida que lo observas sin hacer nada, sin responder. Sólo dejando que la información te llegue, que suceda lo que está sucediendo, sea lo que sea eso que percibes dentro de ti o lo que registran tus sentidos que viene de fuera. No reaccionas voluntariamente, sólo observas lo que ocurre. Sea lo que sea lo aceptas, simplemente está ahí. Y sigues atento a tu respiración, ese ritmo que no cesa. ¿Hasta dónde llega de dentro en tu cuerpo?, deja que vaya tan profundamente como necesite ir. Y sigues quieto. Sencillamente observas tu respiración, tu cuerpo. Estas ahí, presente, no hay más.”                                                                                

Somos un centro de psicologia de referencia en Bilbao,llevamos terapia con Adultos infantil y juvenil,además de estar especializados en terapia de pareja. te ayudamos a mejorar en lo emocional, superar los conflictos y alcanzar metas. Trabajamos la psicologia desde el corazón para ti y los tuyos.