Buscar

Desmitificando las dislalias: qué son, cómo se tratan y sus tipos

En este artículo, aclaramos el concepto de las dislalia, los tipos que existen y cómo se suelen tratar este tipo de transtornos del habla

Psico-Logos Actualizado: 19 de marzo de 2024 Publicado: 15 de marzo de 2024

Las dislalias son trastornos del habla que pueden afectar la pronunciación correcta de ciertos sonidos. Aunque pueden surgir preocupaciones al respecto, comprender qué son, cómo se tratan y los diferentes tipos que existen puede aliviar las inquietudes y abrir el camino hacia soluciones efectivas.

1.Qué es la dislalia

La dislalia es una enfermedad lingüística que genera dificultades para emitir sonidos con la lengua. Puede darse tanto en individuos menores como mayores y puede exhibirse en diversas clases de grado. Los ruidos es posible que sean cambiados, alterados o puestos de manera errónea dentro de las palabras, esto hace que sea menos sencillo entender lo que se está diciendo. Esta circunstancia es probable que se deba a dificultades orgánicas en los componentes de la conversación, como por ejemplo los labios, la lengua o el paladar, además de además a cuestiones neurológicas o de desarrollo.

2.Cómo se trata

El tratamiento de la dislalia varía según la causa subyacente y la gravedad de los síntomas. Es fundamental realizar una evaluación exhaustiva por parte de un especialista en el habla, como un fonoaudiólogo, para determinar el mejor enfoque terapéutico. Algunas estrategias comunes incluyen:

1.Terapia del habla

Los expertos en fonoaudiología utilizan procedimientos específicos para asistir a los pacientes en la optimización de la articulación de las vocales complicadas. Esto es posible que implique prácticas de respiración, ejercitaciones de la voz y una repetición frecuente de palabras y sonidos.

2.Terapia individualizada

La terapia personalizada es muy importante debido a que cada persona que posee dislalia posee particularidades y necesidades distintas, es por esto que es significativo adaptar la terapia a su situación específica. La terapia individualizada ofrece una forma específica de atender las dificultades de cada paciente con éxito.

3.Apoyo familiar

La colaboración del grupo familiar es importante para el procedimiento del tratamiento. Los parientes pueden colaborar con el profesional de la fonología para realizar prácticas en el hogar, brindarse motivación y generar un contexto que apoye el avance del paciente.

4.Tecnología y recursos educativos

En algunos casos, el uso de herramientas tecnológicas y recursos educativos puede complementar la terapia del habla. Aplicaciones móviles, juegos interactivos y materiales didácticos pueden ser útiles para reforzar los conceptos aprendidos durante las sesiones de terapia.

5.Seguimiento continuo

El tratamiento de la dislalia es un proceso gradual que requiere tiempo y dedicación. Es importante realizar un seguimiento regular con el fonoaudiólogo para evaluar el progreso del paciente y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

3.Tipos de dislalia

Existen varios tipos de dislalia, cada uno con características específicas. Algunos de los más comunes incluyen:

  • Dislalia funcional: Se caracteriza por dificultades en la articulación de los sonidos debido a factores funcionales, como debilidad muscular o coordinación motora deficiente.
  • Dislalia de evolución: Es frecuente en menores en la etapa de desarrollo y tiene la tendencia de perfeccionarse con el paso de la edad a medida que consiguen habilidades de idioma más sobresalientes.
  • Dislalia auditiva: Se trata de un trastorno fruto de las dificultades en la percepción de la audición, esto hace que sea complicada y difícil de reproducir la sonoridad del habla con exactitud. En este caso, la persona tiene dificultades para diferenciar entre diferentes ruidos o para capturar las particularidades del idioma de señas, esto afecta su habilidad de articular las palabras de manera correcta al emitirlas.
  • Dislalia de origen orgánico: Está relacionada a alteraciones en la estructura de la boca y de la garganta, además de los órganos del habla, por ejemplo, labio leporino, paladar hendido o algún otra condición que influya en la anatomía de la boca y de la garganta.
  • Dislalia fonológica: Facilita dificultades en la disposición y el procedimiento de tratamiento de la información fonológica dentro del idioma natural que se habla.

Las dislalias pueden poseer complicaciones en la conversación por escrito, sin embargo si se tiene cuidado específico y se apoya apropiadamente, es posible sobrellevar esas dificultades. En el momento de entender qué es la dislalia, como se diagnostica y cuáles son los diferentes tipos que existen, podemos tratar esta enfermedad de manera eficaz y asistir a quienes la sufren para que alcancen su máximo potencial en la conversación y la escritura. Si alguien más o usted mismo tiene dificultades para generar ciertas vocalizaciones, no dudes en buscar el sustento de un experto en idioma para conseguir la asistencia que necesitas

Profesional
destacado

Ver Microsite

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Psicología