¿Cuáles son las mejores técnicas de estudio?

| |

Las técnicas de estudio son necesarias para lograr adquirir conocimiento. Por lo tanto, se consideran vitales dentro del proceso de aprendizaje, al igual que cuando se debe hacer un examen. 

Para algunos estudiantes, encontrar un método indicado que le permita interpretar, entender y retener información es tarea difícil. Por ello, algunos prefieren las clases grabadas o hacer resúmenes, inclinándose por la lectura detallada. 

Lo cierto es que no existe ningún modelo perfecto que se adapte a todos, ya que cada estudiante maneja procesos diferentes. Pero sí existen algunas técnicas de estudio que tienden a ser más eficaces que otras. 

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard sobre los diversos métodos de aprendizaje, demostró que existen técnicas muy sofisticadas que se pueden usar para lograr retener datos de relevancia cuando dedicamos nuestro tiempo al estudio. 

¿Cuáles son las técnicas de estudio según la Universidad de Harvard?

Las técnicas más efectivas de acuerdo con los académicos de Harvard son las siguientes: 

Haz apuntes de forma manual 

La escritura manual no muere, según estos investigadores. Aunque algunos utilizan laptops o tabletas, son mejores los apuntes a mano porque ayudan en la retención de las ideas

Si se escribe en un teclado, el cerebro no puede procesar toda la información. Pero si se hace a mano, la mente está obligada a concentrarse en el contenido y la forma, pudiendo hacer un resumen de todo. 

Evita releer 

Muchos estudiantes creen que leer y releer un texto varias veces los ayudará a retener la información. Sin embargo, se ha comprobado que esto solo genera una pérdida de tiempo, ya que el cerebro requiere de un esfuerzo extra para poder recordar lo leído. 

Por ello, los especialistas consideran que leer solo una vez, analizando el texto a profundidad, para luego con esfuerzo lograr recordar lo leído, permite retener lo más importante que ofrece la información. 

Realiza pausas en el estudio 

Estudiar muchas horas continuas puede llegar a producir fatiga y cansancio mental. Un cerebro fatigado tiende a olvidar de manera rápida lo aprendido. 

Para que las horas de estudio sean más efectivas, se recomienda hacer un receso entre los temas por un tiempo determinado. Una opción ideal es hacer una corta siesta, para que la mente descanse y recargue su energía. 

Cuando se estudia, debes alternar entre asignaturas 

Algunos estudiantes consideran que, cuando se estudian varias materias al mismo tiempo, no existe concentración y que el aprendizaje se torna distorsionado. Según estudios, esto es erróneo. Cambiar de tema, alternando asignaturas, beneficia enormemente al cerebro. 

Además, si existe una organización idónea en cuanto a la alteración de contenidos, esto nos mantendrá más motivados, lo que producirá una retención más efectiva de la información. 

Aprende a subrayar lo relevante 

Es una técnica de estudio que se ha heredado de generación en generación y nunca pasa de moda. En ella debes aprender a subrayar las ideas principales que tengan un mayor significado y las ideas secundarias que apoyan ese significado. Esto te ayudará a comprender mejor el texto. 

Elabora mapas mentales 

Es una técnica novedosa. Un mapa mental no solo organiza y resume, también ayuda a retener nuestras ideas. 

Si logramos hacerlo bien, esto nos ahorrará muchas horas de estudio, teniendo la seguridad de que nos irá bien en los exámenes. 

Este mapa se puede elaborar utilizando algunas herramientas digitales, tales como: XMind, Goconqr, Coggle y Freemind. 

Crea foros online 

Si se cuenta con el uso de las nuevas tecnologías, es una técnica novedosa para aprender a estudiar. Esto puede realizarse a través de los campus virtuales o de espacios webs como blogger (de Google) o Facebook. 

Con esta nueva metodología, el alumno tendrá la capacidad de crear foros. Permiten proponer diversas preguntas con respecto a la materia que entrará en el examen. Esto propicia que los demás estudiantes participen para ver quién da la mejor respuesta. 

Apóyate en imágenes 

Es un método ideal para memorizar. Consiste en usar tus propios dibujos con la finalidad de visualizar y representar tus propias ideas. 

Son imágenes mentales que te llevarán al recuerdo de lo aprendido, siempre con ellas en la memoria. 

Mediante un trato personalizado y con una absoluta confidencialidad te guiaré en la búsqueda de soluciones y en el aprendizaje de técnicas y estrategias científicamente probadas que te ayudarán a alcanzar el bienestar emocional y a recuperar tu satisfacción vital.