¿En qué consiste la psicología positiva?

| |

La psicología positiva consiste, en el estudio científico de las experiencias positivas, rasgos positivos individuales, e Instituciones que ayudan a un mejor desarrollo de la calidad de vida, mediante la ejecución de programas que disminuyen la incidencia de la psicopatología. 

Otros expertos investigadores la definen, como el estudio científico de las virtudes y fortalezas del ser humano, que permiten la adopción de una perspectiva más abierta con respecto a las motivaciones, capacidades y potencial humano; incluyendo además, la virtudes cívicas e institucionales, que conllevan a las personas de una sociedad a tomar decisiones responsables, inherentes a su comunidad, promoviendo con ello la conformación de un mejor ciudadano.

Emociones positivas

Entre los aportes que ha dado la psicología positiva se tiene:

  • La comprobación de que las  emociones de felicidad y bienestar en el tiempo, es estable en los individuos, compuesto por un puntaje fijo, posiblemente hereditario, el cual tiene un carácter relativamente independiente del ambiente donde residen. 
  • Que estas emociones se pueden modificar por las circunstancias específicas de cada individuo, pero al cabo de un tiempo regresan a su nivel de base.
  • Que el temperamento funge como un predictor relevante, en los niveles de experiencia positiva que una persona puede llegar a sentir.
  • Comprobaron además, que la fortaleza de carácter de un individuo, corresponden a características psicológicas, las cuales podrían presentarse en distintas situaciones a través del tiempo, cuyas consecuencias serán positivas.
  • Pudieron llegar a la conclusión, de que si un individuo pone en práctica estas fortalezas (fe, ética, optimismo, entre otras), las mismas desencadenaran emociones positivas auténticas, las cuales servirán de barrera en contra de las enfermedades.
  • Sugiere que los individuos podrán fortalecer de manera intencional, la capacidad de aumentar y experimentar emociones positivas, conllevando esto a una mejor salud física, mental, emocional y social.

Campos de aplicación

Como ya se ha señalado en párrafos anteriores, la psicología positiva ha contribuido con el estudio de los procesos y las condiciones, estrechamente relacionados con el desarrollo positivo de los grupos, instituciones e individuos de la sociedad.

En ese sentido, los aportes de la misma ha impactado diversos campos, tales como: Salud, Educación, Clínico, entre otros.

En el ámbito clínico, la psicología positiva ha tenido como objetivo el de modificar el marco de intervención, para desarrollar estrategias terapéuticas que beneficien la experiencia emocional positiva de los individuos.

Es por ello, que ha orientado sus investigaciones para la prevención y el tratamiento de los problemas, tales como: la ansiedad, la depresión, la agresión y el estrés, entre otros; estas emociones afectan de manera significativa, los procesos de pensamiento y acción de los individuos, impidiéndole producir emociones positivas tan necesarias para fortalecer el sistema inmunológico del individuo, además del  beneficio de una determinada sociedad o comunidad.

Por la orientación proveniente de la psicología tradicional, actualmente con estudios e investigaciones sólidas acerca de emociones negativas, como:

  • El miedo
  • La tristeza
  • La ira 
  • La aversión
  • La indignación
  • La repulsión
  • La depresión

En ese sentido, el objetivo central de la psicología positiva en el ámbito de la salud y el ámbito clínico, es el de investigar las virtudes y fortalezas de los individuos, así como los efectos o consecuencias que las mismas tienen, en una determinada sociedad. 

Perspectivas de desarrollo

Como estamos ante una nueva perspectiva para abordar la psicología, los presupuestos básicos donde la psicología positiva se fundamenta, serán aplicables en muchas áreas donde la misma ha hecho acto de presencia.

Esto deja entrever que no solo proporciona un gran campo de acción, sino que además, aporta un buen número de alternativas para la investigación, intervención y promoción.

Por esta razón, uno de los principales retos de la psicología positiva será: la delimitación conceptual y el desarrollo de herramientas fiables y válidas.

Las cuales sean capaces de delimitar y estimar las variables e indicadores que la misma se encarga de estudiar y verificar, y así de esa manera poder realizar los aportes en el desarrollo de un individuo resiliente, y además capaz de afrontar las dificultades que se le presenten, de una manera más positiva y equilibrada a nivel emocional, mental y físico. Sin duda, esto habrá de incidir positivamente en el bienestar común de los individuos de una sociedad.

ELEA, Instituto Psicoeducativo. Creando bienestar.
Ayudamos a pequeños y mayores con dificultades psicopedagógicas, educativas y psicológicas
a superar sus dificultades y mejorar su bienestar.
Equipo multidisciplinar de logopedas, psicopedagogos, psicólogos, neuropsicólogos, etc. Profesionales cualificados y con acreditada experiencia que te atenderán de manera personalizada y a tu medida.