¿Cómo lidiar con la ansiedad en la universidad?

| |

La ansiedad es un descontrol que se produce en el organismo debido a ciertos miedos y temores, logrando generar grados de inseguridad que nos afecta tanto a nivel interno como a nivel externo, provocándonos fuertes crisis que nos pueden conllevar a quedarnos paralizados, perturbando nuestra paz interior. 

Es un estado que influye notablemente en nuestros estudios universitarios. Se nos agudiza casi siempre cuando debemos realizar algún tipo de exposición, entregar un trabajo final o cuando se aproxima la llegada de los exámenes.

La ansiedad no es buena compañera, porque nos trastorna y nos hace perder la sindéresis. Por eso se recomienda aprender a manejarla, detectando su origen y tomando en consideración algunos factores que nos permitan controlar su evolución, para que nuestra actuación en los momentos de tensión sea la más mesurada posible. 

Existen muchas formas de controlar esta anomalía, entre ellas cabe mencionar: 

Establece un régimen conveniente para dormir  

El respeto que se le otorga a las horas de sueño va a repercutir en nuestro comportamiento a nivel físico y mental. Cuando se duerme poco y de manera inadecuada, nos sentimos cansados, agotados, con mucha fatiga y nuestra capacidad rendidora se siente bloqueada. 

Se estima que el descanso diario debe ser de 8 horas, si tu descanso es menor a lo establecido, te vuelves vulnerable ante la ansiedad. Esto significa que te sentirás: 

  • Irritable.
  • De mal humor.
  • Acelerado. 
  • Ansioso. 

Mantén tu mente positiva 

La ansiedad nos intimida y nos limita en nuestras actuaciones, sobre todo, cuando afloran en nuestra mente pensamientos fatalistas llenos de negatividad, los cuales nos hacen sentir en minusvalía, esto nos produce perturbación, creándonos una barrera que afecta directamente nuestro desenvolvimiento académico. 

Una mente positiva es la mejor manera de contrarrestarla y esto se logra reemplazando esa actitud fatalista, convirtiéndonos en seres más optimistas, seguros de sí mismos, generadores de seguridad que, con entereza y convicción, haciendo uso de nuestra capacidad lograremos salir airosos de la academia. 

Controla tu respiración  

La ansiedad y la respiración tienen una estrecha relación. Cuando estamos ansiosos nuestra respiración se acelera y esa velocidad nos causa cierto ahogo y nos coarta la posibilidad de desempeñarnos de manera efectiva. 

El control de la respiración tiende a mejorar con ejercicios, aprende a tomar el aire mañanero de manera profunda y lenta, y trata de expulsarlo de manera paulatina. Eso nivelará tu ansiedad. 

Este ejercicio realizado por un determinado tiempo, nos ayudará a relajarnos, haciéndonos sentir más calmados, lo que se convertirá en una ayuda muy valiosa si queremos salir aventajados en una exposición o examen que debamos rendir en la universidad. Se recomienda practicarlo con frecuencia.  

La diversión también forma parte del estudio 

La dedicación al estudio es positiva, porque esta nos da la posibilidad de superarnos como personas, por ello, es importante controlar los estados de ansiedad, si queremos balancear nuestras emociones, procurándonos una vida sana y confortable. 

Debemos incluir dentro de nuestro tiempo, momentos para: 

  • Divertirnos en actividades recreativas.
  • Para disfrutar en familia.
  • Salir con los amigos. 
  • Realizar actividades que nos relajen. 
  • Practicar cualquier tipo deporte.
  • Ir al cine o al teatro.  

Es de vital importancia incluir dentro de nuestro cronograma de vida todos los eventos positivos que nos ayuden a mantener un equilibrio emocional.  

Una pelota anti estrés es buena compañera 

Las pelotas anti estrés están indicadas para ayudar a calmar la ansiedad, solo tienes que apretarla con tus manos de manera indistinta, cuando tu tensión sea desmesurada y sentirás un alivio inmediato. Llévala siempre contigo. 

Existen muchas formas de contrarrestar la ansiedad en el campo universitario. De ti depende el control de tu aceleración y tus nervios, debes proponerte realizar terapias que te ayuden a dominarlos.     

Aparte de todo lo que hemos expuesto, de manera adicional te podemos decir que la ansiedad se puede vencer si no los proponemos de manera efectiva. Otros elementos que podemos poner en práctica para aliviar la tensión y el estrés son: 

  • Oír música.
  • Caminar al aire libre.
  • Practicar actividades aeróbicas o culturales.
  • Hacer yoga.
  • Participar en maratones.  

También participar en conversatorios, simposios, debates, conferencias, dinámicas de grupo y charlas. Todos estos elementos te ayudarán a mantener una salud mental sana y equilibrada, desarrollando con éxito tus estudios universitarios, sin ningún estado de ansiedad que te perturbe.

La labor de nuestra clínica psicológica se centra en el tratamiento psicológico y asesoramiento psicológico para la prevención de diferentes problemas con el objetivo de mejorar la calidad de tu vida y eliminar cualquier sufrimiento o malestar asociado a la mente.