Buscar artículos

La fisioterapia respiratoria: todo lo que debes saber

Te contamos las funciones de la fisioterapia respiratoria y las técnicas utilizadas.

Mifisio Publicado: 23 de enero de 2023

La fisioterapia respiratoria es un campo de la fisioterapia que consta de varios métodos para el tratamiento de diversos trastornos respiratorios.

Estos procedimientos estás basados en un conocimiento exhaustivo del sistema respiratorio. Asimismo, el objetivo principal es aumentar la capacidad pulmonar en pacientes que padecen ciertas enfermedades o problemas.

El tratamiento depende de las necesidades individuales del paciente. En este sentido, el tipo de enfermedad, la condición clínica, la edad e incluso la capacidad de cooperación del paciente pueden influir en la tecnología utilizada.

Así pues, tras determinar el problema, el fisioterapeuta ejecutará diversos movimientos con las manos, el cuerpo o mediante el equipo necesario y eliminará las obstrucciones de las vías respiratorias para aumentar la ventilación de los pulmones del paciente.

¿Cuáles son las enfermedades que trata la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia respiratoria está disponible para todos los pacientes con trastornos respiratorios, independientemente de su edad.

Las enfermedades más comunes que se tratan con este método son las siguientes:

  • Fibrosis quística
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Enfisema Pulmonar
  • Atelectasias
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Asma

Por otro lado, la fisioterapia respiratoria no solo se recomienda para el tratamiento de estos tipos de patología mencionados, sino que también, es apta para aquellas personas que desean aumentar y mejorar la capacidad pulmonar como por ejemplo, deportistas. También, es muy útil para los que tienen problemas neuromusculares. 

Técnicas de fisioterapia respiratoria

Las técnicas de fisioterapia respiratoria tienen el objetivo de eliminar secreciones producidas en el sistema respiratorio y además, contribuyen a que el paciente sea capaz de eliminarlo con su cuerpo, mejorando de este modo, la capacidad pulmonar.

Las técnicas a destacar son las siguientes:

  • Drenaje postural. Elimina las secreciones a través de diferentes posturas corporales.
  • Vibraciones y percusiones. Se producen leves golpes en la caja torácica para eliminar las secreciones.
  • Dirigir la tos. Consiste en educar al paciente a toser de forma que elimine las secreciones acumuladas.
  • Ejercicios respiratorios. Se trata de una serie de técnicas dirigidas a mejorar la capacidad de la caja torácica del paciente.
fisioterapia respiratoria

Ejercicios respiratorios, ¿cuáles son?

Los ejercicios de respiración están diseñados para que los pacientes sean capaces de controlar su respiración, relajarse y aumentar la capacidad de los músculos involucrados. 

Los ejercicios respiratorios son los siguientes:

  • Respiración diafragmática. Este ejercicio requiere un proceso de respiración progresiva y lenta. Así pues, se debe inspirar por la nariz y espirar de forma suave por la boca.
  • Expansión torácica. En este caso, las inspiraciones son largas con una pequeña apnea y una espiración lenta.
  • Compresión torácica. Aquí el paciente debe hacer presión sobre el tórax, para promover la ejercitación de los músculos implicados.
  • Espiración forzada. Esta práctica es la combinación de respiración diafragmática y ejercicios de expansión torácica junto a espiraciones forzadas. 

En definitiva, estos ejercicios no deben provocar ningún tipo de daño al paciente. Pues, son prácticas leves y muy poco invasivas. Aunque el ritmo será marcado por el fisioterapeuta en función de la necesidad del paciente, la frecuencia siempre deberá ser constante.

Fisioterapia respiratoria es apta para niños y bebés

La fisioterapia respiratoria no es solo para adultos, pues si un pediatra lo recomienda, podrá ser aplicada en niños y bebés. 

Asimismo, este tipo de fisioterapia en pediatría se suele aplicar para ciertas enfermedades como:

  • Bronquitis bacteriana
  • Fibrosis quística
  • Síndrome de inmovilidad ciliar
  • Asma

No obstante, existen patologías en las que se recomienda no aplicar la fisioterapia respiratoria, puesto que pueden suponer un peligro para el bebé. Un ejemplo podría ser la bronquiolitis durante la fase aguda de la enfermedad, y la neumonía.

Mifisio

Torrejón de Ardóz

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Bienvenido a nuestro Centro de Bienestar integral, especializados en todos los ámbitos de fisioterapia, especialmente en la deportiva, trabajamos osteopatía, Pilates y sin dejar de lado nuestro aspecto en belleza con nuestro profesional en medicina estética.Nuestro equipo tiene una actitud profesional hacia la salud y el bienestar: ¡todos juegan un papel integral para que tu sesión sea lo más libre de estrés posible!

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Fisioterapia