Que es un asesor fiscal y sus principales funciones

| |

Cuando llega la temida declaración de la renta siempre nos acordamos del asesor fiscal. Es quien nos ayuda a gestionar nuestras obligaciones tributarias ante la administración pública, o sea con Hacienda. Este profesional, además de guiarnos para obtener el mayor ahorro fiscal posible, cuenta con conocimientos en contabilidad y conoce la actualidad relacionada con los impuestos.

En este sentido, personas con formación en material laboral, competencias en el apartado económico o en el plano de las leyes, como puede ser un abogado, son quienes, a menudo, desempeñan esta profesión.

Además de la declaración de la renta, un asesor fiscal puede desarrollar su actividad gracias a sus conocimientos en otras situaciones. Veamos algunas de las funciones que tiene.

Funciones de un asesor fiscal

Asesoramiento en inversiones: el gestor fiscal también suele proponer a un cliente la mejor forma de utilizar sus recursos económicos, especialmente a la hora de sacar un rendimiento de los mismos (un beneficio).

Alta y baja en la Agencia Tributaria y la Seguridad Social: cada vez que una persona física o jurídica inicia o cesa su actividad laboral, es necesario notificarlo a las administraciones pertinentes. Tanto la Seguridad Social como la Agencia Tributaria han de estar al tanto de este hecho y es el asesor fiscal el que trata directamente con ellos.

Asesoramiento en la formación de sociedades: a través del perfecto conocimiento de las normativas propias de cada actividad comercial, el gestor ayuda a la constitución de sociedades según la forma jurídica bajo la que se quiere adscribir.

Declaración del Impuesto de la Renta: esta obligación ciudadana compete a todas aquellas personas cuya actividad les haya reportado un ingreso. Según la cuantía del mismo podría estar exento de completarla. El IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) suele pagarse entre el 1 de abril y el 30 de junio, tiempo en el que se produce la campaña por parte de Hacienda. En caso de no cumplir se aplicará una sanción económica cuyo recargo irá en aumento con el paso del tiempo. El asesor fiscal se encarga de rellenar los documentos pertinentes y entregarlos en plazo en la administración

Declaración del Impuesto de Sociedades: esta obligación, que por lo general es de tipo impositivo único, recae sobre el beneficio que ha tenido una empresa o sociedad a lo largo del último ejercicio.

Liquidación trimestral: hay quienes prefieren ir cerrando sus obligaciones con Hacienda de manera periódica en vez de hacerlo una vez al año. Así, el asesor fiscal puede gestionar tus ‘facturas’ con Hacienda cada tres meses (cuatro veces cada ejercicio).

Auditorías: aunque existen profesionales y empresas que se dedican de manera específica a auditar cuentas, el gestor también puede encargarse de esta tarea.

En resumen, un asesor fiscal se encarga o se puede encargar de muchas más cosas que ayudarte con la declaración de la renta.

MARGISA ASESORES es una asesoría laboral, fiscal y contable, con mas de 20 años de experiencia en la prestación de servicios a empresas y profesionales.

Artículos relacionados: