¿En qué consiste el código civil?

| |

El Código Civil es un compendio de normas, un cuerpo legal. Su finalidad es regular las interacciones cívicas entre personas físicas y jurídicas, privadas o públicas.

Este compendio de normas actúa como un manual imparcial que establece los derechos de las personas dentro de la sociedad. Un código que rige los derechos ciudadanos en las relaciones familiares y sus patrimonios personales o comunes en la colectividad.

En España, el Código Civil establece la norma a sus ciudadanos desde antes de nacer y después de la muerte. Este compendio incluye todos los derechos que deben respetarse en las relaciones entre personas.

El Código Civil Español ostenta 1976 artículos distribuidos en Libros. Que, a su vez, se dividen en Títulos y Capítulos, y finalmente las Secciones que contienen los Artículos.

La estructura de nuestro Código Civil se inspiró en los juristas romanos, quienes resumieron el derecho civil en tres vertientes:

  1. De las Personas.
  2. De los bienes, la propiedad y sus modificaciones. Es decir, de las “cosas”.
  3. Y, de las Acciones.

En definitiva, el Código Civil español expone los derechos de la persona, sus relaciones familiares, sobre las cosas y sus derivativos.

El Código Civil español tiene una influencia francesa. Sin embargo, es una iniciativa española el dividir el Libro III del Código Civil francés en dos. Uno consagrado a los «Modos de adquirir la propiedad» y otro a las «Obligaciones y Contratos». A continuación, explicaremos a detalle las partes del cogido civil español.

División del Código Civil Español y sus competencias

El Código Civil descansa bajo un Título preliminar y este se divide en Cuatro Libros. El Título Preliminar habla de cómo deben aplicarse las reglas jurídicas y sobre su vigencia en la sociedad. También se encuentra bajo este Título los cánones de derecho internacional privado.

  • El libro primero: de las personas

Este libro se divide en doce Títulos que regulan tanto a españoles como extranjeros. A lo largo de sus artículos se encuentran pautas sobre los derechos de nacimiento y fallecimiento de la personalidad civil

De igual forma, se describe la normativa para todos los procesos civiles posibles entre personas naturales. Tales como: matrimonio, paternidad y sus derivados (ausencia, incapacitación, tutela, curatela y guarda de los menores e incapacitados). Asimismo, contiene información sobre los derechos de la emancipación.

  • El Libro Segundo: de los bienes, la propiedad y sus modificaciones

Esta parte se compone de ocho títulos y trata sobre normativas que rigen los bienes y como estos se clasifican. Explica cómo se puede hacer uso de los bienes; poseerlos, comercializarlos y habitarlos. Igualmente, se haya información sobre Registro de la Propiedad.

  • El libro tercero: de los diferentes modos de adquirir la Propiedad

Esta sección del Código se divide en tres Títulos expone los lineamentos que mandan sobre las transacciones de propiedades. Bien sea: ocupación, donación y sucesión de una propiedad.

  • El libro cuarto: de las obligaciones y contratos

Finalmente, el último libro se fracciona en dieciocho Títulos que definen las obligaciones y derechos correspondientes a los trámites interpersonales.

En este sentido, el Libro Cuarto rige:

  • Los contratos de compra y venta, de arrendamiento, de hipoteca.
  • Los compromisos de préstamo y fianza.
  • Las obligaciones sin convenio.
  • Etc.

El nacimiento y desarrollo del Código Civil Español

La primera ley que entró en vigencia (1756) fue llamada Codex Maximilianeus Bavaricus Civilis. Posteriormente, en Prusia (1792) se crea un cuerpo legal que incluye por primera vez el derecho penal, civil y político. Si embardo, estos ápices de innovación estaban lejos de la corriente moderna del Derecho.

El proyecto de Código Civil Español de 1851 es crucial para la historia del derecho civil en España. El proyecto, con influencia francesa, fue un gran inicio para nuestras leyes de propiedad y contrato. Este proyecto experimenta reformas en los próximos años:

  • En 1861 se incluyen los derechos territoriales.
  • En ese mismo año también aparecen las regulaciones hipotecarias.
  • Y, en 1870 las del matrimonio civil.

Largo y constante ha sido el camino para confeccionar nuestro presente Código Civil. La última gran reforma ocurrió durante la restauración monárquica de 1880. En esta reforma, se establecieron las leyes de enjuiciamiento cívico y criminal. Finalmente, en 1885 se autoriza al gobierno a publicar un Código Civil con las bases establecidas en la Ley.

Somos un bufete de abogados especializados herencias, matrimonial, divorcios, familia, arrendamientos y deshaucios