Buscar artículos

¿Quién se hace responsable de las deudas tras el divorcio? 

Te ayudamos a resolver el asunto de las deudas tras una separación.

Barcena y Rodriguez AbogadosPublicado: 29 de abril de 2022

El momento del divorcio nunca es plato de buen gusto para nadie. Además de la preocupación emocional que genera la ruptura con nuestra pareja, hay cuestiones que pueden quedar pendientes. Un ejemplo de ello son las deudas. Por ello, en este artículo vamos a explicar lo que pasaría con las deudas tras divorciarse.
En primer lugar, la responsabilidad que asumimos frente a las deudas dependen del régimen bajo el que nos hayamos casado

Pero, ¿cuáles son estos regímenes? El Código Civil español tiene establecido tres tipos de normativas económicas para regular las relaciones económicas y patrimoniales de los cónyuges. Por un lado, Gananciales, por otro el de Separación de Bienes y finalmente el de Participación. En el momento del divorcio, independientemente de los acuerdos voluntarios preestablecidos entre la pareja, serán estos regímenes los que definirán a quién corresponde abonar las respectivas deudas.

Régimen de Gananciales

Actualmente, la mayoría de parejas contraen matrimonio bajo el régimen de gananciales. Esto implica que los ingresos que obtenga cada uno de los cónyuges se distribuyen entre los dos en caso de separación. Por tanto, cualquier ingreso o bien adquirido durante el matrimonio se considera propiedad común, incluido las deudas.

Por ejemplo, si durante el matrimonio una de las parejas solicita un préstamo para comprar un vehículo nuevo y aunque el otro integrante lo desconozca, ambos estarán comprometidos con dicha deuda.
No obstante, si la deuda estuviera relacionada con el juego o con las apuestas no recaería la responsabilidad a la otra persona, sino únicamente al implicado. 

En general, el régimen de gananciales obliga a los miembros de la pareja a asumir por partes iguales las deudas que hayan contraído entre ambos. Por ello, si se trata de una hipoteca, lo mejor sería vender el inmueble y así liquidar el préstamo.

Régimen de Separación de Bienes

Este sistema implica que cada uno de los integrantes del matrimonio mantendrán de forma independiente su patrimonio. No obstante, ambos patrimonios pueden relacionarse aunque a nivel económico y jurídico aparezcan desligados. 

De este modo, en caso de divorcio de un matrimonio regido bajo este tipo de separación, ambos cónyuges asumen las deudas reconocidas como comunes. Aunque, se excluyen las deudas que corresponde a un solo integrante y por lo tanto, se reconoce como exclusivamente su responsabilidad.

Régimen de Participación

Este mecanismo es el menos frecuente de los tres. Consiste en un régimen mixto que debe estar previamente contemplado en las capitulaciones matrimoniales. Aquí cada uno administra y disfruta de forma independiente los bienes que tenía antes del matrimonio y de los que adquiera durante la vigencia del mismo.

No obstante, es preferible aclarar si al realizar alguna adquisición conjuntamente, la propiedad del respectivo bien o derecho les pertenece a ambos a partes iguales.
Mientras esté activo, el resto de cosas se rigen por normas de separación de bienes, por lo que ambos tendrán autonomía patrimonial sin vínculos económicos que no sean de convivencia u otras cargas de índole familiar.
Cuando este régimen deje de estar vigente, se abre la liquidación con el fin de establecer el patrimonio inicial y final de ambos

Si la diferencia entre los patrimonios sale positiva en ambos cónyuges, aquel de los dos cuyo patrimonio haya resultado menor cantidad, tendrá derecho a recibir la mitad de la diferencia entre su cantidad y el de su pareja. 

Por tanto, el régimen de participación recoge ventajas de la separación de bienes y de la solidaridad puesto que al finalizar se ajustan cuentas para proceder a un reparto de las ganancias obtenidas por ambos durante la vigencia del matrimonio.

En definitiva, según las circunstancias será más o menos sencillo dejar claro quién asume las deudas. Por tanto, lo recomendable es acudir a un profesional matrimonialista que nos pueda guiar en este camino para poder tramitar el divorcio de la mejor manera posible. 

Barcena y Rodriguez Abogados

Madrid

Profesional destacado

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://barcenayrodriguezabogados.com

En Bárcena & Rodríguez Abogados sé por experiencia lo valioso que es el tiempo y por eso me esfuerzo en resolver tus asuntos lo más rápido posible.

Para ello no solo dispondrás de una abogada de confianza y cercana, capaz de asesorarte sobre cualquier rama del derecho penal, laboral, civil o administrativo. También tendrás acceso a mi teléfono privado para que te sientas protegido ante cualquier imprevisto.

Además, he creado un espacio digital donde puedes hacer tus consultas de asesoría legal, que se resolverán a la mayor celeridad.

Nuestra sede está ubicada en Madrid (España), pero ejerzo el derecho en todo el territorio nacional e internacional (en inglés si se requiere/english spoken) gracias a nuestro despacho virtual y movilidad geográfica. Además, cuento con numerosas colaboraciones con otros despachos y consultores, tanto nacionales como extranjeros.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho