¿Qué tipos de estafas existen?

| |

Los estafadores siempre están a la orden para realizar cualquier acto ilícito relacionado con el dinero, entre los tipos de estafas más comunes que se aplican están: 

El cobro de las deudas mediante estafas 

Las personas encargadas de cobrar deudas siempre estilan comunicarse con el deudor, para acordar legítimamente el pago de la obligación. Sin embargo, existen individuos que se hacen pasar por cobradores, que luego resultan ser unos estafadores dedicados a cobrar deudas pendientes o que ya han sido canceladas. 

Por ello, se recomienda no ofrecer ningún tipo de información personal ni de orden financiero a desconocidos, hasta que no logres verificar realmente el proceso. Existen algunos documentos o misivas que permiten obtener información más detallada para evadir cualquier tipo de estafa. 

Práctica de estafas con la negociación y alivio de deudas 

Muchas compañías de negociación de deudas, utilizan la figura de la renegociación, a los fines de resolver cualquier evento financiero. Ellos emplean una serie de condiciones, procurando realizar algunos cambios para lograr que el acreedor llegue a un acuerdo con el deudor en cuanto al pago de esta. 

Sin embargo, ante el número de estafas que se han presentado con este tipo de negociación, la Comisión Federal de Comercio (FTC) ofrece al deudor o interesado, información fidedigna en cuanto a cualquier oferta de negociación de deuda que pueda ser una estafa. 

Las ejecuciones hipotecarias y sus estafas 

Generalmente, las estafas vinculadas con la supuesta ayuda en los casos de ejecuciones hipotecarias o en las modificaciones de préstamos hipotecarios son ofertas engañosas, hechas para apropiarse del dinero o, en el peor de los casos de la casa, valiéndose de falsas promesas para evitar que se efectúe la ejecución hipotecaria. 

Aquellas personas que tengan algún tipo de problema para cancelar su hipoteca, acudan a un asesor de vivienda, que es la figura aprobada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD), para que les preste ayuda en cuanto a la evaluación de opciones que se pueden aplicar a los fines de evitar las continuas estafas. 

En el caso de que una persona considere que ha sido objeto de una estafa de alivio de ejecución hipotecaria, lo primero que debe hacer es consultar y asesorarse con un abogado, que es la persona idónea para que lo oriente al respecto. 

Los abuelos y las estafas 

Los estafadores siempre buscan las personas más vulnerables para engañarlas, una de ellas son los abuelos. 

Por ello, si estos reciben alguna llamada de una persona que simula ser un familiar allegado, pidiéndole que le envíe dinero o que le efectúe una transferencia bancaria, dándole también la opción de que envíe tarjetas de regalo para que los ayude a salir de algún problema, esto se puede tratar de una estafa. 

Razón por la cual se recomienda a los abuelos no efectuar ninguna transacción, hasta tanto no hayan podido comprobar la veracidad de cualquier llamada o solicitud hecha por desconocidos. 

Los impostores y sus estafas 

En el mundo de los estafadores se encuentran los impostores, que son aquellas personas que, para conseguir dinero fácil, se hacen pasar por gente conocida, en las cuales puedes confiar, o por cualquier autoridad que esté relacionada con el gobierno local, estatal o institucional, o en muchos casos representantes de fundaciones benéficas. 

No debe olvidarse que el identificador de llamadas puede ser falso. En este caso, se recomienda llamar a la persona que se ha identificado, a la organización o agencia del gobierno y preguntar si esa persona trabaja en alguna de esas dependencias, notificándole la causa de la llamada, así podrá constatar la veracidad de esta, o si se trataba de una estafa. 

El correo y sus fraudes 

Muchos fraudes se realizan a través de cartas o postales, cuyos contenidos son falsos. Se debe estar atento cuando se recibe cualquier misiva donde le piden que envíe dinero o información personal, a cambio de recibir algún premio o algo de valor. 

Otros utilizan llamadas felicitando al oyente, porque según ellos ha resultado ganador de un premio y solo le piden dinero por adelantado para los pagos de impuesto y el envío del premio, muchas personas lo hacen y resultan estafadas. La manera más común de estafar es con el uso de las transferencias electrónicas. 

El comienzo de la actividad profesional del bufete Mendiguchía se remonta hasta 1963, y es en 1984 cuando se produce el traslado a Boadilla del Monte, convirtiéndonos de esta manera en el primer despacho del municipio. Nos caracterizamos por ofrecer un trato directo, personalizado y cercano a todos nuestros clientes.

Y por supuesto, siempre buscando su máximo beneficio. Además, tenemos una gran disponibilidad horaria para atender a nuestros clientes.