Buscar artículos

Descubre qué son los matrimonios de conveniencia

Te contamos qué son, qué factores nos indican que se trata de una unión fraudulenta y cuáles son las consecuencias.

Asegiv Abogados Publicado: 28 de marzo de 2022

Entendemos un matrimonio como la unión entre dos personas que cumplen una serie de requisitos legales. Esta unión se celebra ante la ley y tiene como base la idea de que ambas personas quieren compartir una vida y familia, así como ya tienen una serie de intereses.

Dentro del matrimonio encontramos el matrimonio civil y el matrimonio religioso, pero no podemos olvidarnos de otro tipo que se encuentra en auge constante: el matrimonio de conveniencia. 

Es cierto que se han hecho innumerables películas al respecto, sobre todo comedias. Pero, en realidad, es algo más serio que todo eso, va más allá. Si quieres descubrir en qué consisten los matrimonios de conveniencia, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

¿Qué son los matrimonios de conveniencia?

Los matrimonios de conveniencia son los matrimonios fraudulentos simulados que se realizan para obtener beneficios sociales, económicos y/o jurídicos. Lo más habitual es que los matrimonios de conveniencia se hagan de la mano de inmigrantes que buscan legalizar su situación y de personas que se casan con alguien con una enfermedad terminal, con la intención de obtener una herencia. 

¿Qué nos indica que se trata de un matrimonio de conveniencia?

Hay una serie de factores que nos indican que se trata de matrimonios de conveniencia. Para ello, hay que fijarse en la época previa a que los cónyuges se conozcan, a la fase previa al matrimonio, a la disolución del matrimonio…, y más. 

  • Si antes de conocerse los cónyuges han emigrado de manera irregular, o bien han residido de forma irregular en un país de la Unión Europea. Otro indicador en este periodo es que ya tengan un historial de matrimonios de conveniencia anterior, u otras formas de abuso o fraude. 
  • Si, durante la fase previa al matrimonio, no se han conocido personalmente antes de la celebración. 
  • Si no hablan una lengua común que ambos comprendan.
  • Si, después de la celebración del matrimonio, el cónyuge solicita un visado de entrada o un permiso de residencia. En este caso, los indicadores pueden ser que aporte información contradictoria en aspectos fundamentales, como dar un domicilio falso. 
  • Si, después de haber obtenido los documentos de entrada o residencia en el país, no prosigue la convivencia matrimonial. 
  • Si los cónyuges se divorcian rápidamente después de obtener todos los documentos buscados. 

¿Los matrimonios de conveniencia tienen consecuencias?

Cuando hablamos de matrimonios de conveniencia, hablamos de abuso o fraude. Es decir, tienen consecuencias penales. Aunque, para que haya consecuencias penales, el matrimonio fraudulento ha de llevarse a cabo con ánimo de lucro, falsedad documental o usurpación del estado civil. 

Esto último hace referencia al uso de la imagen, nombre y apellidos (es decir, su personalidad e identidad) de una persona que no ha dado su consentimiento. Además, los matrimonios de conveniencia están sancionados por vía administrativa con multas de entre 500 y 10.000 euros. 

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://asegiv.com

Somos expertos juristas que buscan resolver jurídicamente los problemas de nuestros clientes.

Nuestro equipo multidisciplinar cuenta con una amplia experiencia en todas las ramas del Derecho, teniendo su sede en Embajadores y retiro.

Desde nuestro despacho consideramos que lo principal es la atención al cliente, siendo cercana y orientada al detalle en cada asunto en particular, pues entendemos que cada cliente es único,

Transparencia, empatía y confianza son nuestras herramientas para ayudarte en la toma de decisiones, con la tranquilidad del mejor asesoramiento en cada momento.

Entre nuestras especialidades se encuentran: Civil, Familia, Laboral, Administrativo y Administración de fincas.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho