¿Qué puedo hacer si descubro vicios ocultos en mi casa?

| |

Adquirir una vivienda en estos tiempos actuales, podría resultar una inversión muy costosa. Pero más costoso será, que al cabo de un tiempo comiences a encontrar vicios ocultos en la construcción, tales como: grietas, humedad, defectos varios, entre otros. 

Estos vicios ocultos encontrados, podrán costarte miles de euros, ya que tendrás que buscar un experto en construcción para que efectúe las reparaciones, además de tener que pagar la hipoteca del bien inmueble.

Es por ello que en este post te explicamos qué son los vicios ocultos, en qué consisten, y cual es plazo de garantía que proporciona la ley.   

¿Qué son los vicios ocultos?

Los vicios ocultos son aquellos que no se encuentran visibles a simple vista, durante el proceso de construcción e inspección de viviendas y edificaciones.

Estos vicios ocultos probablemente comenzaran a salir a lo largo de los años.

Para que un vicio oculto se considere como tal, debe reunir las siguientes tres condiciones:

  • Que el mismo se encuentre en la vivienda o edificación desde el momento que fue realizada la compraventa del mismo.
  • Que la persona que adquiere el inmueble no conociera de estos vicios en la estructura, al momento de comprarla.
  • Que el vicio oculto o defecto no pudiera ser detectado a simple vista, por el ingeniero inspector de la obra.

Principales causas de los vicios ocultos en edificios

Entre las principales causas de los vicios ocultos, se encuentran los siguientes:

  • La utilización de materiales de construcción con defectos, tales como: deformaciones o agrietamientos.
  • Errores de diseño arquitectónico
  • Errores de cálculo por parte del Ingeniero civil
  • Errores en la puesta en marcha de la obra o construcción
  • Errores de mantenimiento
  • Errores de inspección
  • Filtraciones
  • Existencia de cimentación
  • Fallas en la impermeabilización
  • Diseño estructural incorrecto

¿Dónde pueden aparecer en una vivienda?

En las viviendas los vicios ocultos más comunes, son los siguientes:

  • Suelos: Levantamiento de las fundaciones debido a errores de cálculo, y excesiva humedad.
  • Muros y paredes: Desprendimiento de la pintura y fachadas debido al alto porcentaje de humedad, con la consecuente aparición de grietas.
  • Techos: Aparición de grietas, fisuras y goteras, debido a la humedad, y a una errónea impermeabilización.
  • Madera: Aparición de humedad por el mal curado de la misma
  • Piscina: Fuga de agua, debido a la formación de grietas y errónea impermeabilización.
  • Espacios interiores: Poca ventilación, debido al mal cálculo de vientos en el diseño estructural. Ausencia de insonorización debido a la falta de materiales de construcción para el aislamiento sonoro.
  • Sótano y garaje: Filtración de agua debido a problemas debido al cálculo erróneo en el diseño estructural, deficientes materiales y problemas de construcción.

¿Cuáles son los plazos de garantía para reclamar defectos de construcción?

Con respecto a los plazos de garantía, es necesario agregar, que estos se encuentran relacionados con el tipo de defecto de diseño y construcción.

Aquí dejaremos tres supuestos:

  • Para defectos de terminación y acabado, 1 año de garantía: Este tipo de defectos están relacionados con las instalaciones sanitarias, pintura y defectos menores como ajuste de puertas, grifos, duchas, entre otros. Los mismos son defectos leves y de simple reparación.
  • Para defectos de seguridad, habitabilidad y funcionalidad, 3 años de garantía: Estos defectos son los que usualmente aparecen, y además son los más problemáticos. Entre los mismos se encuentran: filtraciones, grietas, calderas defectuosas, bajo confort térmico, exceso de ruido, entre otros.

Este tipo de defectos suelen aparecer en viviendas o edificaciones nuevas. Los mismos aparecerán al cabo de un buen tiempo, y para su diagnóstico se requerirá un perito de obra.

  • Para defectos estructurales, 10 años de garantía: Con respecto a los defectos estructurales, los mismos se relacionan con los defectos que suelen presentar los elementos estructurales, tales como: pilares, vigas, fundaciones, entre otros elementos.

Estos defectos podrían afectar la estabilidad de la estructura. Sin embargo a pesar de que estos defectos no suelen ocurrir con frecuencia, se encuentran amparados mediante un Seguro Decenal. Dependiendo de la gravedad de los defectos, se hará necesario contratar los servicios de un perito de obra, y además un abogado especialista en este tipo de vicios constructivos.

El comienzo de la actividad profesional del bufete Mendiguchía se remonta hasta 1963, y es en 1984 cuando se produce el traslado a Boadilla del Monte, convirtiéndonos de esta manera en el primer despacho del municipio. Nos caracterizamos por ofrecer un trato directo, personalizado y cercano a todos nuestros clientes.

Y por supuesto, siempre buscando su máximo beneficio. Además, tenemos una gran disponibilidad horaria para atender a nuestros clientes.