¿Qué obligaciones tiene el arrendador con el inmueble?

| |

El arrendador es la persona que, a través de un contrato de arrendamiento, cede el uso y el disfrute de un bien de su propiedad, con la condición de obtener una renta. Es decir, el arrendador es el propietario, aunque en algunas oportunidades se puede tratar de un gestor. 

El arrendador tiene la responsabilidad de asumir ciertos derechos y obligaciones tipificados en el Código Civil Español. Cuando se trata del arrendamiento de una vivienda, se deberán tomar en cuenta las estipulaciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). 

Definición de arrendador y arrendatario 

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), el arrendador es: “la parte del contrato de arrendamiento que pone a disposición de la otra, las cosas, obras o servicios objetos del contrato”. 

En cuanto a la figura del arrendatario, esta lo define como: “parte del contrato de arrendamiento que, en el arrendamiento de cosa, usa o disfruta de la cosa y paga el precio, en el arrendamiento de obras y servicios, ejecuta la obra o presta los servicios objeto del contrato y recibe el precio pactado”. 

El arrendador y sus derechos 

El derecho más relevante del arrendador, es que reciba la renta pactada de acuerdo a las condiciones estipuladas. Además, para la legalidad del contrato deberá contar con las siguientes garantías: 

  • Avales
  • Fianza
  • Depósito 
  • La firma del contrato por las partes 

Queda claro que el arrendador preserva la titularidad del bien, por lo tanto, será quien debe autorizar las reformas o modificaciones relacionadas con el inmueble. Asimismo, el contrato le da derecho a que se le notifique previamente la finalización del contrato de alquiler por parte del arrendatario, dentro del tiempo acordado.

El arrendador también gozará del derecho de poder interrumpir la prórroga automática del mismo, si llegara a requerir la vivienda para él o sus familiares, los cuales deben ser del primer grado de consanguinidad, contándose también su cónyuge. 

Otro derecho que tiene el arrendador es recibir el bien en iguales condiciones a como lo cedió, de no ocurrir así, puede solicitar una indemnización por el daño causado al inmueble o, en su defecto, la reparación del mismo. 

Deberes del arrendador 

El primer deber del arrendador es ceder el uso y el disfrute del bien inmueble arrendado. Sus obligaciones están contempladas en el artículo 1554 del Código Civil Español, estas son: 

  • El arrendador debe hacer entrega al arrendatario del bien establecido en el contrato. 
  • El inmueble debe estar totalmente saneado, es decir, en perfectas condiciones de habitabilidad. 
  • El arrendador debe respetar todas las clausulas establecidas en el contrato, incluyendo el tiempo que este dure. 
  • Está obligado a efectuar todas las reparaciones necesarias para la conservación de su bien inmueble, siempre y cuando el daño no haya sido ocasionado por el arrendatario, el cual deberá responder por el mismo. 

¿Cuándo incumple el arrendador sus obligaciones? 

En cuanto al incumplimiento del contrato de arrendamiento, el Código Civil Español establece

“Si el arrendador o el arrendatario no cumplieren las obligaciones expresadas en los artículos 1563 y 1564, podrán pedir la recisión del contrato y la indemnización de daños y perjuicios, o solo esto último, dejando el contrato subsistente. 

El desahucio 

El desahucio es una terminología jurídica muy usada, este consiste en el derecho que tiene el arrendador de retirar al inquilino de su propiedad si este incumple lo establecido en el contrato de arrendamiento. 

La ley le da facultad al arrendador para desahuciar al arrendatario. Este solo procede cuando el plazo pactado en el contrato haya fenecido. Adicionalmente, el arrendador podrá aplicar el desahucio cuando el inquilino: 

  • No cumpla con el pago de las rentas. 
  • Viole las condiciones establecidas en el contrato.
  • Le dé un uso diferente al bien, incumpliendo el contrato.

Por lo demás, el arrendador representa la figura del prestador del servicio, esto incluye todo lo referente a las obras relacionadas con el bien inmueble arrendado, las cuales debe ejecutar si ocurre algún deterioro o desgaste no imputable al arrendatario. 

Este tipo de reparaciones no le da derecho en ningún momento a incrementar la renta, ya que su obligación primaria consiste en mantener en condiciones de habitabilidad el bien, para que el arrendatario pueda hacer uso y disfrute del mismo.

En Robeanca somos una inmobiliaria con una amplia experiencia en el asesoramiento, ayuda de venta y compra de hogares y locales. Nuestro compromiso con la satisfacción del cliente es lo que nos motiva en nuestro día a día.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros.