¿Qué estamos aceptando al firmar la política de cookies?

| |

Cuando se navega por internet es frecuente que aparezcan mensajes que invitan a la aceptación de cookies. Es un constante en las páginas, donde el mensaje varía de tamaño, pero con mucha persistencia. 

Para los usuarios es una interrogante saber qué se está aceptando realmente al firmar la política de cookies. 

¿En qué consiste la aceptación de la política de cookies? 

Cuando se entra en una página por vez primera, existe la posibilidad de que podamos apreciar el tradicional mensaje abajo en la página, donde nos proporcionan información de las cookies, llamándonos aceptar o no según lo que decidamos. 

Es un mensaje que varía, ya que en cada lugar puede encontrarse configurado de diferente manera. Realmente, lo que se acepta es que dicha página pueda usar cookies, aprovechando la oportunidad para recopilar información acerca de nuestra navegación. 

Es importante tener en cuenta que estas cookies son necesarias para lograr una experiencia idónea en ese lugar. Otras tienen un carácter de prescindibles, pero es innegable que aportan un valor para los visitantes y para la propia página. 

Las cookies son unos pequeños archivos que logran almacenarse en nuestro navegador, siendo una forma de recordar algunas de nuestras preferencias en ese sitio, pudiendo enviar o mostrar contenido de acuerdo a cada usuario.

Por ejemplo, si configuramos nuestra navegación a un idioma específico, las cookies harán que el ordenador lo reconozca en ese idioma, por lo que cada vez que naveguemos en ese sitio, aparecerá configurado de esa forma. 

Adicional a ello, las cookies también sirven para guardar nuestra contraseña y nuestro usuario. Esto significa que cuando entremos en ese lugar los recordará. También tienen la potestad de mostrarnos algunos anuncios publicitarios que se corresponden con nuestros gustos. 

Un ejemplo sería, si se está buscando un lugar para ir de viaje, mediante las cookies podemos observar anuncios relacionados con nuestra búsqueda. Por ello, es que se ha hecho habitual observar con frecuencia mensajes de cookies en una web. 

Es muy probable que en alguna oportunidad hayamos entrado en Amazon o en alguna plataforma similar, tomando la decisión de añadir un producto a la cesta, donde luego cerramos el navegador y de seguro cuando volvamos en otra ocasión, ese producto seguirá ahí. Esto constituye otra función de las cookies la cual aceptamos, que consiste en almacenar todo este tipo de información. 

Las páginas webs y su obligación de mostrar los mensajes 

Es importante destacar que, en el Estado Español, todos aquellos sitios que tenga la oportunidad de utilizar cookies, contraen la obligación de informar. Va a depender del usuario, si acepta o no estas cookies, ya que se tiene la potestad de configurar el navegador para que este no las almacene, si así lo decidimos. 

Es decir, si aceptamos las cookies al navegar, automáticamente estamos ofreciendo la posibilidad de que este sitio pueda almacenar información acerca de nuestra navegación, así como también permitimos que en parte nos preste ayuda, en la experiencia de navegación cuando regresemos a ese sitio. 

La decisión de aceptar o no a las cookies, no supone ningún tipo de riesgo de seguridad en relación a nuestros dispositivos. Además, debemos tener presente que, en cualquier caso, siempre tendremos la oportunidad de modificar lo que hemos configurado. 

¿Afectan las cookies nuestra privacidad? 

La privacidad es un derecho muy trascendental para los usuarios de internet, ya que nuestros datos tienen una gran relevancia en la red, y existe la certeza de que hay una gran variedad de métodos a través de los cuales pueden obtener cualquier tipo de información. 

Estos datos pudieran ser vendidos a terceros, los cuales le darán uso de acuerdo a su conveniencia, ya sea para fines publicitarios o para campañas de SPAM. 

Mantener la privacidad en la red es imprescindible, debemos evitar errores que puedan comprometer nuestros datos, no registrarnos en sitios que no ofrezcan seguridad, no ofrecer datos personales en redes sociales, como el caso de nuestro email o número telefónico, de hacerlo quedaremos expuestos. 

En este sentido, algunas empresas usan métodos para recopilar los datos de los usuarios, usándolos luego para lucrarse, vendiéndole información a terceros, causando un perjuicio o daño irreversible, llegando incluso a infectar los sistemas con malware o código malicioso. 

En Nuestro despacho atendemos tanto por teléfono como por vídeo conferencia si es preciso, la atención personal nunca será sustituida por las nuevas tecnologías.

Nuestro ámbito de trabajo es múltiple, civil y familia, y penal. Tenemos profesional de derecho laboral, y lo relacionado con empresas, asesoría, recursos ante la AEAT, inspecciones, etc.