¿Qué es un mediador?

| |

El mediador es un experto imparcial, el cual se encarga de intervenir en disputas con la finalidad de colaborar con las partes, para que logren resolver sus diferencias, y en un futuro puedan mejorar la comunicación. Este profesional además ayuda a definir el conflicto, comprendiendo los intereses de las partes, para orientarlos en la búsqueda de soluciones al conflicto.

Este experto no establece imposiciones para solucionar el problema, ya que solo las partes tendrán la responsabilidad de tomar las decisiones pertinentes, y de esa manera lograr acuerdos.

Hoy en día el trabajo del mediador cumple una función social relevante, ya que este contribuye al establecimiento de la justicia (justicia de paz). Por tanto,  el rol que debe asumir el mediador podría presentar serias complejidades, ya que este requiere de una experiencia y formación profesional, basada en tácticas y estrategias especializadas para lograr la mediación.

Descripción

El trabajo del mediador consiste, en la resolución de conflictos fuera del tribunal o juzgado. Esta labor facilita el dialogo y la negociación entre las partes, estableciendo para tal fin, audiencias privadas. Este tipo de procedimiento es un medio alternativo para resolver conflictos; el mismo se caracteriza por dejar que las partes resuelvan sus disputas legales, sin necesidad de iniciar un procedimiento judicial el cual podría ocasionarles pérdida de tiempo y dinero. En la mayoría de los casos de disputa, el arbitraje es de carácter obligatorio, el cual es requerido por la ley para aclarar determinados conflictos o hechos jurídicos. Sin embargo, existen momentos en que las partes en conflicto acuerdan de forma voluntaria someterse al proceso de mediación.

El mediador  o conciliador no representará las partes en el conflicto, sino que será contratado para asumir una posición objetiva e imparcial para de esa manera negociar con las partes. 

Los mediadores además se desempeñan en áreas laborales, tales como: administración legal, recursos humanos, organizaciones sindicales, entre otras. Además estos pueden especializarse en área de conflicto en específico, como: departamentos para la protección del niño y adolescente, centros de arbitraje, entre otros.

Funciones principales

Entre las funciones principales que cumple un mediador o conciliador, se encuentran:

  • Se encarga de resolver disputas, asumiendo un rol objetivo e imparcial.
  • Se encarga de interactuar con las partes en disputa, para llegar a acuerdos negociados entre las partes.
  • Se encarga de interrogar a las partes en conflicto
  • Se encarga de organizar reuniones privadas con las partes, para de esa manera monitorear las negociaciones.
  • Se encarga de dilucidar el móvil del conflicto, para de esa manera encontrar soluciones viables.
  • Permite las negociaciones y las discusiones abiertas entre las partes
  • Se encarga de brindar orientación y motivación a las partes para que estas puedan llegar a un acuerdo negociado.
  • Se encarga de trabajar con las partes, para así determinar la negociación del conflicto.
  • Se encarga de estudiar la evidencia y las narraciones de los sucesos, con una postura imparcial y objetiva.
  • Se encarga de encontrar testigos imparciales, para que brinden testimonio
  • Se encarga de implementar debidos pronunciamientos legales, en los juicios relacionados con la disputa.
  • Se encarga de formalizar el acuerdo entre las partes, mediante un documento. De esta manera quedará constancia del fin de la disputa, quedando establecidos todos los asuntos que requieran resolución a corto o mediano plazo.
  • Se encarga de que las partes en disputa, firmen el acuerdo
  • Se encarga de llevar a cabo procedimientos y funciones administrativas, como: elaboración de informes, comunicaciones e instrumentos legales, fijar los honorarios por su servicio y estudiar los cambios de la legislación vigente.

Labores diarias

  • Procede a interactuar con las partes en disputa, y establecer los acuerdos diarios.
  • Procede a discutir y aclarar los puntos en disputa, además de las necesidades e intereses de las partes.
  • Se encarga de efectuar reuniones iniciales con las partes, para fijar el procedimiento de arbitraje.
  • Procede a desarrollar procedimientos tales como: selección de testigos, trámites administrativos, entre otros.
  • Se encarga de fijar reuniones con los involucrados, respecto a la mediación y conciliación.
  • Procede a entrevistar a las partes en disputa y testigos involucrados, para obtener toda la información necesaria.
  • Evalúa toda la información recolectada, tales como: actas de nacimiento, actas de defunción, historias médicas, documentos legales, entre muchas más.
  • Establece la legislación para alcanzar los acuerdos entre los involucrados o partes.

Artículos relacionados: